Ejecutan a John William King, autor de uno de los crímenes de odio más impactantes de las últimas décadas en Estados Unidos

John William King fue juzgado y condenado hace dos décadas. Derechos de autor de la imagen PAul Buck/AFP/Getty Images
Image caption John William King fue juzgado y condenado hace dos décadas.

Fue coautor de uno de los crímenes de odio más impactantes de la historia reciente de Estados Unidos, un delito por el que fue condenado a la pena de muerte.

Este miércoles John William King fue ejecutado con una inyección letal en la Prisión Estatal de Huntsville (Texas) por el asesinato en 1998 de James Byrd, un afroestadounidense al que, junto a otros dos hombres, golpeó brutalmente, encadenó a una camioneta y arrastró durante kilómetros sobre el pavimento.

El caso tuvo un enorme impacto en la sociedad y poco más de una década después fue uno de los motivos por los que el Congreso estadounidense aprobó una ley contra los delitos de odio.

William, un racista confeso de 44 años de edad, fue el primer hombre blanco en ser condenado a la pena de muerte por el asesinato de un afroestadounidense en la historia moderna del estado de Texas, según informó The New York Times.

Su condena se produjo a finales de 1998, tras un proceso en el que los fiscales le señalaron como el líder del grupo que atacó a Byrd.

Sus cómplices

Otro de los condenados por el caso, Lawrence Russell Brewer, fue ejecutado en 2011.

Derechos de autor de la imagen Texas Department of Criminal Justice via AFP
Image caption John William King fue considerado por la Fiscalía como el líder del grupo que atacó y asesinó a James Byrd Jr.

El tercer atacante, Shawn Allen Berry, fue condenado a cadena perpetua y no a pena de muerte debido a que en el proceso se demostró que él no compartía la ideología de supremacismo blanco de Brewer y King.

Según ha señalado la prensa estadounidense, podría salir en libertad condicional en el año 2038.

King intentó apelar su sentencia numerosas veces, lo que le había permitido postergar su ejecución.

Pero en los últimos meses se quedó sin más opciones, luego que la Corte Suprema de Justicia de EE.UU. rechazara una petición para revisar su caso.

La familia

Louvon Harris, una de las hermanas de la víctima, presenció la ejecución de este miércoles, tal como había hecho 8 años antes con la de Brewer en 2011.

En declaraciones al diario estadounidense The Washington Post Harris dijo que que ambos hombres trataron a Byrd "como un animal": "Eran un peligro para la sociedad. Ahí es cuando empezamos a cambiar nuestra opinión sobre la pena de muerte".

Sin embargo, otra de las hermanas, Betty Boatner, dijo en 2011 a la cadena de noticias CNN que había perdonado a King.

Y Renee Mullins, hija de la víctima, declaró que hubiese preferido cadena perpetua a la ejecución.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado