Kim Jong-un acusa a Estados Unidos de actuar de "mala fe" en la última cumbre en Vietnam

Kim Jong-un y Donald Trump Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Kim Jong-un y Donald Trump no llegaron a ningún acuerdo.

El líder de Corea del Norte, Kim Jong-un, acusó este jueves a Estados Unidos de actuar de "mala fe" durante la reciente reunión que sostuvo el mandatario con el presidente Donald Trump en la ciudad de Hanoi, Vietnam.

Y agregó que la paz en la península coreana depende enteramente de Washington.

El líder norcoreano hizo estas afirmaciones, que fueron difundidas por la Agencia Norcoreana de Noticias, durante la cumbre con el presidente ruso Vladimir Putin que tuvo lugar este jueves en Vladivostok, Rusia.

La agencia de noticias también señaló que Putin aceptó una invitación para visitar Corea del Norte y que el viaje ocurrirá en un "tiempo conveniente".

Según la información de la agencia estatal, Kim Jong-un le dijo a Putin que "la situación sobre la península y la región se encuentra estancada y ha alcanzado un punto crítico".

Y advirtió que "EE.UU. ha tomado una actitud unilateral de mala fe en las últimas reuniones sostenidas".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El líder norcoreano y Vladimir Putin se reunieron esta semana por primera vez.

Las declaraciones se publican una semana después de que el gobierno de Corea del Norte acusara a EE.UU. de "descarrilar" las conversaciones de paz en la península de Corea.

Las negociaciones entre ambos países se rompieron durante la cumbre que se realizó en Vietnam en febrero pasado, donde no se logró un acuerdo sobre el tema de las armas nucleares.

Allí, Corea del Norte había pedido el levantamiento total del embargo económico que pesa sobre el país a cambio de algunos compromisos en la desnuclearización.

Estados Unidos ha rechazado totalmente a este tipo de acuerdo.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Kim Jong un y Donald Trump durante la reunión de ambos líderes en Hanoi, Vietnam.

Árbitro ruso

Durante la reunión en Vladivostok, Putin intentó actuar como un árbitro en la disputa y dijo que Corea del Norte necesita garantías internacionales si va a terminar con su programa nuclear.

Y esas garantías deben venir de varios organismos multinacionales, señaló el mandatario ruso.

"Necesitamos regresar a un estado en el que sea la ley internacional, y no la ley del más fuerte, la que determine la situación en el mundo", dijo Putin.

Durante el encuentro con Putin, Kim Jong-un indicó que la cumbre era un "importante intercambio" que podría dar lugar a una "nueva estrecha relación" entre Moscú y Pyongyang.

Aún no se conocen detalles públicos sobre un acuerdo entre Rusia y Corea del Norte o sobre alguna posición en torno al embargo económico de EE.UU. o el programa nuclear.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado