Chagos, las islas que Reino Unido no devolvió a Mauricio pese a expirar el plazo establecido por la ONU

Isla Diego García Derechos de autor de la imagen Science Photo Library
Image caption Luego de expulsar a la población local, Reino Unido arrendó la isla Diego García a Estados Unidos para una base militar.

La República de Mauricio dice que Reino Unido es un "invasor colonial ilegal".

El motivo de tales declaraciones es que el país europeo ha ignorado un plazo que le dio la ONU para devolver a la nación isleña el control de un disputado territorio: las islas Chagos.

Se trata de un archipiélago de más de 50 islas en el Océano Índico que la República de Mauricio reclama como parte de su territorio.

Tal vez el nombre de las islas no sea familiar para muchos, pero se encuentran en el centro de esta acérrima disputa de descolonización con Reino Unido.

La Asamblea General de la ONU le dio al gobierno británico un plazo de seis meses para que renunciara al archipiélago a favor de Mauricio, pero ese periodo ha expirado.

Un total de 116 estados votaron en mayo a favor de la resolución, seis votaron en contra y 56 se abstuvieron, entre ellos Francia y Alemania.

El país africano dice que se vio obligado a ceder a los británicos el pequeño archipiélago del Océano Índico a cambio de su independencia hace más de medio siglo.

Sin embargo, Reino Unido dice que no reconoce ese reclamo de soberanía.

Image caption Reino Unido dijo que cederá el archipiélago en el futuro cuando su uso no sea necesario "por razones de seguridad".

El Ministerio de Asuntos Exteriores y de la Commonwealth de Reino Unido (FCO, por sus siglas en inglés) insistió en que tiene todo el derecho de conservar las islas, una de las cuales, Diego García, aloja una base aérea de Estados Unidos.

"Reino Unido no tiene duda de nuestra soberanía sobre el Territorio Británico del Océano Índico (BIOT), que lleva bajo continua soberanía británica desde 1814", dijo en un comunicado.

"Mauricio nunca tuvo soberanía sobre el BIOT, y Reino Unido no reconoce su reclamo".

Un asunto "bilateral"

La resolución de la ONU llegó tres meses después de una opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia que consideró que Londres separó ilegalmente las islas de Mauricio en 1965.

Reino Unido presionó intensamente a los miembros de la ONU para que se abstuvieran o votaran en contra de la resolución.

El gobierno británico considera de que la soberanía de las islas es "un asunto bilateral que debe ser resuelto entre Reino Unido y Mauricio".

El origen de la disputa está en 1965, tres años antes de que Reino Unido concediera la independencia a Mauricio.

Fue entonces cuando el gobierno británico decidió separar de su colonia en el Océano Índico a las islas Chagos y darles un destino diferente.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Un tribunal en Reino Unido reconoció en 2006 el derecho de los chagosianos a volver a sus hogares. Pero ese derecho fue rechazado posteriormente por la Corte Suprema.

Los más de 1.500 habitantes locales fueron deportados del archipiélago para que la mayor de las islas, Diego García, pudiera ser arrendada hasta 2036 a Estados Unidos para una base militar.

Diego García fue uno de los sitios usados por Washington en el controvertido programa de la CIA de vuelos secretos y transporte clandestino de prisioneros conocido en inglés como "rendition".

El escándalo de estos vuelos estalló en 2006, cuando se supo que EE.UU. mantuvo prisiones secretas en el extranjero y trasladó ilegalmente a sospechosos de "terrorismo" a centros en terceros países conocidos por usar métodos de tortura.

El uso de Diego García en el programa de vuelos secretos de la CIA puede haber contribuido a restar simpatía a la posición británica, según analistas.

La base de Diego García ha sido usada por EE.UU. en operaciones militares en Irak y Afganistán.

Chagosianos

Reino Unido jamás ha permitido el regreso a sus hogares de los chagosianos, como se conoce a los habitantes originarios de las islas.

Los chagosianos viven ahora fundamentalmente en Mauricio, donde junto a sus descendientes conforman una comunidad de cerca de 5.000 personas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Foto de archivo de Louis Onesime, refugiado de Chagos en territorio de Mauricio, en un hogar compartido por más de 20 miembros de la familia. Muchos chagosianos se quejan de condiciones de miseria.

Muchos han expresado su desesperación por volver a las islas Chagos y aseguran vivir en condiciones de miseria.

También señalan que son víctimas de racismo por parte de la población nativa de Mauricio.

Los chagosianos descienden de trabajadores de África e India que fueron llevados a las islas como esclavos por colonizadores franceses a mediados del siglo XVIII, para trabajar en plantaciones de coco.

Con el tiempo desarrollaron una cultura propia y un dialecto, conocido como criollo chagosiano.

"Seguridad"

El gobierno de Mauricio señala que la separación de las islas Chagos del resto de su territorio fue en abierta violación de la resolución 1514 de la ONU, de 1960, que específicamente prohíbe la partición de colonias antes de la independencia.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los habitantes originales de las Islas Chagos tienen la esperanza de abandonar algún día Mauricio y regresar a sus hogares.

Aunque no reconoce la soberanía de Mauricio, el gobierno británico dijo que en el futuro "cederá" las islas a ese país. Pero sólo lo hará "cuando no sean requeridas por razones de defensa", según afirmó un portavoz de la cancillería en Londres luego del voto en la ONU.

"En este momento las islas juegan un papel importante en la seguridad global y regional. Ayudan a mantener seguro a Reino Unido, Estados Unidos y otros aliados, incluyendo Mauricio", agregó el vocero.

Disputa

En 2015 Mauricio ganó un caso en la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, que calificó de ilegal la decisión de Reino Unido de establecer unilateralmente una zona de protección marina en torno a las islas.

Image caption Louis Olivier Bancoult, líder chagosiano (izq.), ha contado a lo largo de los años con el apoyo de figuras prominentes en Reino Unido como Jeremy Corbyn, actual líder del Partido Laborista de oposición, y el periodista australiano John Pilger. Foto de archivo

En 2016, la Corte Suprema en Reino Unido rechazó la demanda de un grupo de chagosianos para que se les permitiera regresar al archipiélago, que había sido acogida previamente en instancias inferiores.

La Corte argumentó que los isleños no habían sufrido una "injusticia significativa" al ser forzados a abandonar su territorio natal.

Pero la lucha de los chagosianos sigue generando titulares y cuenta con conocidos simpatizantes en Reino Unido, incluyendo al líder de la oposición Jeremy Corbyn, al periodista investigativo australiano John Pilger y al poeta Benjamin Zephaniah.

Con la votación de Naciones Unidas, miles de chagosianos avivaron su esperanza de regresar algún día a las islas de las que fueron expulsados hace más de 40 años, algo que de momento no ha podido suceder.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado