Crisis en Venezuela: el "récord" de migrantes venezolanos que llegó a Perú ante la entrada en vigor de la visa humanitaria

migrantes Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption A partir de este sábado los venezolanos necesitan una visa para ingresar a Perú.

Un número récord de migrantes venezolanos llegaron Perú estos últimos días, poco antes de que se endurezcan los requisitos migratorios.

Más de 8.000 venezolanos cruzaron la frontera a través de Tumbes, en el noreste de Perú, este pasado viernes, el mayor número de migrantes registrados en un solo día, según la Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR).

De ellos, 4.700 presentaron solicitudes de asilo en Perú, también una cifra sin precedentes.

El aumento de las llegadas de venezolanos se produjo un día antes de que entrara en vigor la "visa humanitaria", un nuevo requisito para los venezolanos que quieran ingresar a Perú anunciada el pasado jueves por el presidente de este país, Martín Vizcarra.

Según ACNUR, se estima que el número total de personas migrantes y refugiadas venezolanas en Perú ronda los 800.000.

"Las personas están llegando en un situación cada vez más vulnerable", advirtió en un comunicado Federico Agusti, representante del ACNUR en Perú.

"Algunos de ellos han caminado por 30 ó 40 días a través de varios países de la región. Vemos a personas que sufren de desnutrición o deshidratación, así como personas con problemas médicos. Hay cada vez más familias con niños".

Las autoridades peruanas, por su parte, cifraron en 6.000 el número de venezolanos que llegaron recientemente desde el vecino Ecuador, el triple de las habituales.

Visa humanitaria

Naciones Unidas calcula que más de 4 millones de personas han salido de Venezuela en los últimos años a causa de la grave crisis económica que sufre. Muchas han acabado asentándose en otros países de América Latina.

Esta gran corriente migratoria se ha convertido en un problema de escala regional y en un asunto polémico en algunos de sus países de acogida, donde el impacto causado por delitos presuntamente cometidos por ciudadanos de esta nacionalidad y opiniones vertidas en algunos medios de comunicación han avivado el debate en torno al control migratorio.

En esta situación, el pasado 6 de junio, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, anunció que los venezolanos que quieran ingresar al país tendrán que presentar su pasaporte y una visa de carácter humanitario.

Vizcarra dijo que Perú "ha abierto sus brazos a más de 800.000 venezolanos " y que "es completamente lógico y justificado pedirles que traigan visa para asegurar un mejor control de quién entra".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las organizaciones de derechos humanos consideran que la visa complica aún más la situación de los migrantes venezolanos.

"Queremos asegurar una migración ordenada y segura", dijo Vizcarra en ese momento.

La aplicación de esta medida supone una dificultad para los migrantes venezolanos, pues para solicitar la visa, deben tener su pasaporte, un documento muy difícil de obtener en Venezuela.

La organización en defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional criticó duramente la medida y consideró que "lejos de ser una medida humanitaria, se transforma en una barrera infranqueable para el ingreso a territorio peruano a una población en necesidad de protección internacional".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Según Acnur, se calcula que en Perú hay cerca 800.000 refugiados venezolanos.

Ante las críticas, la vicepresidenta peruana, Mercedes Araóz, aseguró en una entrevista con la Agencia Efe que "se darán muchas facilidades para otorgar esas visas en varios consulados peruanos de la región, ya que la ruta empieza en Venezuela y pasa por Colombia y Ecuador hasta nuestro país".

Preguntada por si el gobierno de Lima impondrá una cuota de este tipo de visas, la vicepresidenta rechazó que vaya a tomarse esa dirección y explicó que "cada caso será evaluado".

"Es evidente que la situación es muy crítica y que el Perú desea que la democracia retorne a Venezuela, que se pueda llevar la ayuda humanitaria adecuada y que haya una salida a esta situación de crisis, pero no hay necesidad de poner una cuota. Se trata de mantener un ritmo de ingreso más ponderado", defendió.


Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado