"La chica del escudo", el rostro de las protestas en Hong Kong que continúan pese a la suspensión de la polémica ley de extradición a China

Lam Ka Lo Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las protestas civiles en Hong Kong se consideran las más grandes que ha vivido esta región administrativa especial de China en veinte años.

Es la cara de las protestas en Hong Kong, que continúan pese a la decisión del gobierno local de suspender el debate y aprobación de la polémica ley de extradición a China.

"El gobierno llega tarde", dicen muchos de los asistentes a la multitudinaria marcha que recorre este domingo las calles de la ciudad.

No se conforman con la suspensión y quieren que la jefa de esta región administrativa especial de China, Carrie Lam, retire por completo el proyecto de ley.

Los detractores aseguran que esta podría permitirle al gobierno de Pekín perseguir a sus opositores políticos y, de paso, terminar con la independencia judicial de esta población semiautónoma.

Y la joven que ha pasado a ser conocida como "la chica del escudo" se ha convertido en una imagen icónica de las manifestaciones de Hong Kong, calificadas como las más grandes en veinte años.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Desde que los ingleses devolvieron su gobierno a Pekín en 1997, Hong Kong se mueve en un sistema político y económico muy diferente del que se conoce en la China continental.

"La valentía frente a la brutalidad. Hermosa", escribió sobre ella un usuario en Twitter.

Se llama Lam Ka Lo. Tiene 26 años.

Como cuenta la corresponsal de la BBC en Hong Kong, Grace Tsoi, llegó sola al distrito donde se encuentran las oficinas centrales del gobierno horas antes de un mitin organizado por el Frente Civil de Derechos Humanos.

Había cientos de manifestantes con ella en ese lugar y poco a poco fueron llegando más y más oficiales de policía portando equipos antidisturbios.

"Realmente nadie se atrevió a acercarse tanto a la línea de policías", le dijo a la BBC, para luego explicar que ella no le tenía miedo a los agentes, pero si le preocupaba que otros manifestantes pudieran resultar heridos.

Así que conforme la tensión aumentaba en el lugar, se sentó a meditar y a recitar el mantra Om.

Media playback is unsupported on your device
Las violentas protestas en Hong Kong contra la ley de extradición.

"Sólo quería enviar señales positivas", le explicó a Grace Tsoi.

"Los manifestantes también lanzaron insultos a la policía. En ese momento, solo aspiraba a que los demás se sentaran a mi lado y no los reprendieran".

"La inocencia de la juventud y los escudos antidisturbios de la autoridad", describió la escena el periodista irlandés Aaron Mc Nicholas.

Inspirando a otros

La "chica del escudo" ya ha inspirado una obra de arte de uno de los principales artistas disidentes de China, Badiucao.

Sin embargo, la joven no quiere ser el rostro de las protestas.

"No quiero atención", dijo Lam.

"Pero si la gente piensa que fue emocionante verme sentada frente a la policía, espero que esto anime a más personas a ser más valientes, a expresarse", dijo.

Protestar meditando

La calma de Lam se debe en gran parte a su práctica de la meditación.

Visitó más de una docena de países en Asia, América Latina, América del Norte y Europa.

Empezó a meditar durante su viaje a Nepal hace cuatro años, cuando el país fue sacudido por un terremoto mortal.

Se describe a sí misma como una persona naturalmente emocional, pero la meditación la ha ayudado a ser más consciente de sus sentimientos y alcanzar la paz interior.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Otros manifestantes adoptaron su ejemplo y se sentaron a meditar.

Lam, que en 2014 estuvo 79 días en la calle con la Revolución de los Paraguas, no estaba preparada para el dramático enfrentamiento entre oficiales de policía y manifestantes del pasado miércoles por la tarde.

"Siento un poco de odio porque algunos estudiantes fueron heridos por la policía", dijo, y añadió que no estaba en el lugar de la protesta cuando se volvió violenta ese miércoles.

La joven dice, sin embargo, que el movimiento de protesta no debe tener como objetivo enemistarse con la policía y todavía cree que la no violencia es la manera de lograr el objetivo de los manifestantes.

"La violencia no resuelve nada", dice.

La lucha continúa

Por lo pronto, el sábado, los manifestantes obtuvieron lo que se considera una gran concesión cuando las autoridades anunciaron que el proyecto de ley de extradición se archivaría y no se dio un calendario para su reintroducción.

Derechos de autor de la imagen iStock
Image caption Carrie Lam dijo en rueda de prensa que su prioridad era restaurar la paz y el orden.

Pero Lam Ka Lo sigue desafiante.

"No lo veo como un éxito", dice.

Quiere que se retire el proyecto de ley, que los enfrentamientos del miércoles no se etiqueten disturbios y que los manifestantes arrestados sean puestos en libertad.

Por eso, animó a sus compañeros a unirse a las marchas de este domingo.

"Vengan con sus amigos y familiares. Vengan en grupos. Exprésense a su manera. Yo usé la meditación, pero no significa que sea la única forma. Todos pueden protestar de manera creativa".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado