Congresistas responden al "ataque racista" de Trump: "No piquemos el anzuelo, es una distracción"

Rashida Tlaib, Ayanna Pressley, Ilhan Omar and Alexandria Ocasio-Cortez spoke at a press conference on Monday Derechos de autor de la imagen AFP/Getty
Image caption Rashida Tlaib, Ayanna Pressley, Ilhan Omar y Alexandria Ocasio-Cortez respodieron a los ataques de Trump

"Es simplemente una distracción del cruel caos y la cultura de corrupción de su gobierno, de arriba a abajo".

Así respondieron este lunes las congresistas a las que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dirigió un ataque que fue criticado por su supuesto contenido racista y xenófobo.

Las diputadas Alexandria Ocasio-Cortez, Ilhan Omar, Ayanna Pressley y Rashida Tlaib, conocidas como The Squad (El Escuadrón) también pidieron a los estadounidenses "no picar el anzuelo" de Trump.

Y agregaron que la atención del público debería estar en las políticas y no en lo que diga el presidente.

Trump, sin dar sus nombres, había sugerido que las mujeres, que son ciudadanas estadounidenses, podían regresar a los países "infestados de criminalidad" de los que habían venido si no les gustaba EE.UU.

El comentario, hecho en Twitter, fue respondido con una ola de críticas por su contenido xenófobo.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Rashida Tlaib (centro), Alexandria Ocasio-Cortez (izq) and Ayanna Pressley (derecha) son parte del grupo llamado "El Escuadrón".

Omar, que llegó de Somalia a los 12 años, y Tlaib, estadounidense hija de palestinos, insistieron en pedir el inicio de un juicio político (impeachment) para destituir a Trump.

Las cuatro enfatizaron su idea de que lo que debería estar en el centro de atención son los problemas del sistema de salud, la violencia por armas y sobre todo la situación de los inmigrantes en los centros de detención en la frontera con México.

¿Qué dijeron las congresistas?

Pressley desestimó los esfuerzos del presidente "por marginar y silenciar" a las congresistas, y agregó que eran "más de cuatro personas".

"Nuestro 'escuadrón' es grande. Nuestro 'escuadrón' incluye a cualquier persona comprometida con la construcción de un mundo más equitativo y justo", dijo.

Omar dijo: "Los ojos de la historia nos están mirando". Y denunció las "redadas de deportación masiva" y los "abusos a los derechos humanos en la frontera".

Señaló también que el "ataque abiertamente racista" de Trump contra cuatro mujeres de color es "la agenda del nacionalismo blanco".

El presidente había sugerido anteriormente que Omar apoyaba al grupo yihadista Al Qaeda.

"Sé que todos los musulmanes que han vivido en este país y en todo el mundo han escuchado ese comentario, por lo que no lo dignificaré con una respuesta", dijo.

"Cada vez que un supremacista blanco ataca o un hombre blanco mata en una escuela o en un cine, en una mezquita o en una sinagoga, no espero que los miembros de mi comunidad blanca respondan si ellos aman a esa persona o no", añadió.

"Desde que este presidente postuló y hasta el día de hoy, ha hablado sobre todo lo que está mal en este país y sobre cómo iba a arreglarlo", agregó Omar, por lo que considera que llamarlas "antiestadounidenses" por criticar a EE.UU. era "hipocresía total".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ilhan Omar nació en Somalia y llegó como refugiada a EE.UU. a los 12 años.

Tlaib se refirió al incidente como "simplemente una continuación de su libreto de jugadas xenófobas, racistas".

Tanto ella como Omar repitieron sus pedidos para que Trump se someta a un juicio político (impeachment), algo que hasta ahora los líderes del Partido Demócrata se han negado a intentar.

"Seguimos enfocadas en que responda a las leyes de este país", dijo Tlaib.

Mientras tanto, Ocasio-Cortez contó una historia sobre su visita a Washington D.C. cuando era niña y señaló que la gente debería decirles a los jóvenes: "No importa lo que diga el presidente, este país te pertenece".

"No dejamos las cosas que amamos", señaló. "Las mentes y los líderes débiles desafían la lealtad a nuestro país para evitar desafiar y debatir las políticas".

En una carta a los demócratas, su líder Nancy Pelosi anunció una resolución en la Cámara de Representantes para condenar los "ataques repugnantes" de Trump. El congresista Steny Hoyer dijo que podría ser sometido a votación el martes, según la agencia Reuters.

¿Qué había dicho Trump?

El viernes, Ocasio-Cortez, Tlaib y Pressley testificaron ante un comité de la Cámara de Representantes sobre las condiciones en un centro de detención de migrantes que habían visitado.

Los demócratas han criticado ampliamente el enfoque del gobierno de Trump para el control de fronteras y sostienen que están deteniendo a los migrantes en condiciones inhumanas.

Trump defiende que hay una crisis en la frontera y avala las acciones de sus agentes fronterizos.

Después del testimonio de las congresistas, Trump insistió en que las condiciones en el centro de detención habían recibido "grandes críticas".

Luego, el domingo Trump afirmó que ellas "vinieron de países cuyos gobiernos son una total y completa catástrofe ", por lo que sugirió que se "regresaran" a estos lugares.

Pese a la conmoción, Trump negó que hubiera hecho un ataque racista y se reafirmó en sus comentarios este lunes.

"¿Cuándo se disculparán las congresistas de la izquierda radical con nuestro país, con el pueblo de Israel e incluso con la Oficina del Presidente por el lenguaje grosero que han usado y las cosas terribles que han dicho? ¡Muchas personas están enojadas con ellas y sus acciones horribles y repugnantes!", escribió el mandatario en su cuenta de Twitter.

"Si los demócratas quieren unirse en torno al lenguaje grosero y el odio racista que se desprenden de la boca y las acciones de estas congresistas impopulares y no representativas, será interesante ver cómo resulta para ellos. Puedo decirles que han hecho que Israel se sienta abandonado por los EE.UU.", agregó.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente Donald Trump ha sido acusado de querer imponer un nacionalismo blanco tras los tuits publicados este domingo.

Fuera de las redes, Trump redobló su ataque contra las congresistas demócratas, acusándolas de "odiar a nuestro país".

"Si no están contentas, si se quejan todo el tiempo, pueden irse", dijo en una acalorada conferencia de prensa fuera de la Casa Blanca, este mismo lunes.

"Estas son personas que, en mi opinión, odian a nuestro país", dijo el mandatario a los periodistas.

"En lo que a mí respecta, si odian a nuestro país, si no son felices aquí, pueden irse. Puedes irse ahora mismo. No sé quién las va a extrañar", añadió.

Cuando un periodista le preguntó si le preocupaba que sus tuits fueran considerados racistas, Trump dijo que no.

"No me preocupa porque muchas personas están de acuerdo conmigo", respondió.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado