Defensora de criminales e informante de la policía: el caso de la abogada X que causa escándalo en Australia

Nicola Gobbo Derechos de autor de la imagen ABC Australia
Image caption Una comisión de investigación examina la utilización de Nicola Gobbo como informante por parte de la Policía de Victoria.

Faruk Orman, de 37 años, fue puesto en libertad este viernes tras pasar 12 años en la cárcel por el asesinato de una figura del crimen de Melbourne, Australia.

Fue la primera gran consecuencia legal del que se conoce como el escándalo de la "abogada X", que es ahora objeto de una gran investigación sobre la conducta de la policía del estado de Victoria y su manejo de los informantes.

Los jueces de apelación consideraron que Orman fue víctima de un "importante fallo de la justicia" debido a las acciones de su abogada, Nicola Gobbo, informante de la policía, la cual recibió el nombre de "abogada X".

El año pasado, documentos judiciales revelaron que un abogado sin identificar, al que nombraron "abogado X", había trabajado como informante para la policía de Victoria al menos entre 2005 y 2009.

A pesar de que la policía intentó por todos los medios mantener su identidad en secreto con el argumento de que su seguridad estaba en juego, el nombre de Gobbo fue dado a conocer en marzo, después de que un tribunal argumentara que su conocimiento era de interés público.

Grandes figuras del crimen

Gobbo fue la abogada defensora de importantes figuras del crimen en Melbourne durante una etapa en la que la policía estaba bajo gran presión para poner fin a la violencia de los grupos criminales.

Fue registrada por primera vez como informante en 1995, una década antes de lo que en un principio admitió la policía, cuando Gobbo estaba todavía en su último año de estudios en la universidad, según ABC.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Faruk Orman fue defendido por Nicola Gobbo y pasó 12 años en la cárcel.

En septiembre de 2005, nueve meses después de volver al trabajo tras sufrir un derrame, Gobbo fue presentada a dos agentes y registrada de nuevo como fuente policial e informante 3838, contó The Guardian.

Entre esas fechas y enero de 2009, hizo más de 5.000 reportes y habló con la policía casi a diario.

Mientras, entre sus clientes estaban personajes de la importancia del jefe criminal Tony Mokbel, quien fue encarcelado por un mínimo de 22 años como responsable de una operación de tráfico de drogas.

En una carta que envió en 2015 al comisario asistente de la policía de Victoria, la abogada explicó sus motivaciones para convertirse en informante.

"Como espero que usted sepa, yo ayudé motivada por el altruismo, no por ninguna ganancia personal", escribió en la misiva, que publicó en su página web la cadena ABC.

"Desde que empezó la publicidad de la 'abogada X', es justo decir que mi salud mental, emocional y física están en declive y que siento el impacto de esta pesadilla casi todos los días.

"Además de mi ansiedad, miedo, depresión severa, síndrome de estrés postraumático y paranoia, mi reputación se ha desvanecido y nunca más voy a poder trabajar como abogada", se quejó.

Su exposición como informante de la policía ha sacudido al sistema judicial de Victoria y provocó la apertura de una comisión de investigación.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Gobbo representó a grandes figuras del crimen, como Tony Mokbel (centro).

El Alto Tribunal de Australia manifestó que la Policía de Victoria mantuvo una conducta "atroz" al animar a Gobbo a proporcionar información sobre sus clientes.

Condenas en peligro

En el caso de Faruk Orman, este fue condenado en 2009 por ayudar a planificar un asesinato y actuar como conductor para el sicario que le disparó.

La condena se basó en gran parte en el testimonio de un testigo que afirmaba que Orman había confesado el crimen.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Orman dio las gracias a sus abogados y a los que lo apoyaron al quedar en libertad.

Sin embargo, ese testigo también había sido un cliente de Gobbo en el mismo momento y ella había planeado que testificara contra Orman.

"La conducta de la señora Gobbo subvirtió el derecho del señor Orman a un juicio justo, y fue a las mismas bases del sistema de justicia criminal", afirmó la Corte de Victoria en su sentencia de este viernes.

"Tras estar 12 años en la cárcel por un crimen que no cometí, estoy deseando volver a mi vida como ciudadano privado", declaró Orman a la salida de la corte.

Mientras la comisión de investigación hace su trabajo, medios australianos reportan que al menos otras 20 condenas a exclientes de Gobbo podrían ser examinadas.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado