Grace 1: Gibraltar libera el petrolero iraní que retenía pese a la oposición de Estados Unidos

El Grace 1 frente a las costas de Gibraltar Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El Grace 1 frente a las costas de Gibraltar.

Las autoridades de Gibraltar, un territorio de Reino Unido, dejaron en libertad el jueves el superpetrolero de Irán que mantenía retenido y el buque abandonó puerto este domingo, pese al fuerte rechazo de Estados Unidos.

El buque partió hacia el este del Mediterráneo este jueves, si bien su destino no ha sido revelado.

El "Grace 1", que transporta petróleo iraní, fue detenido y capturado por la Marina Real el 4 de julio, desatando un enfrentamiento diplomático entre Londres y Teherán.

Un portavoz del gobierno gibraltareño confirmó esta semana que los procesos policiales contra cuatro miembros de la tripulación, incluido el capitán -de nacionalidad india-, se habían cerrado.

La tripulación, formada por 29 personas, está compuesta de indios, rusos, lituanos y filipinos, que llevan 43 días retenidos a bordo del barco.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Gibraltar sospechaba que el petrolero Grace 1 se dirigía a Siria.

El capitán del Grace 1, que fue rebautizado como "Adrian Darya", dijo en un comunicado: "Estoy agradecido por mi liberación. Le agradezco a todos los que han facilitado mi liberación y a mi equipo legal".

El petrolero fue capturado después de que el gobierno de Gibraltar sugiriera que trasportaba petróleo a Siria, en violación de las sanciones de la Unión Europea.

Desde entonces, las autoridades en Gibraltar recibieron garantías de parte del capitán de la nave y de Irán que el Grace 1 no se dirigía a Siria.

La salida del barco se retrasó, sin embargo, a causa de una orden de captura e incautación del carguero y su petróleo emitida el viernes por la Justicia estadounidense.

El Gobierno de Estados Unidos acusó al Grace 1 de haber violado las sanciones contra Irán al haber asistido a la Guardia Revolucionaria -considerada un grupo terrorista por Washington- en el transporte de crudo a Siria.

No obstante, las autoridades gibraltareñas indicaron que no podían atender esta orden porque las sanciones estadounidenses sobre Irán no se aplican en la legislación del Reino Unido y el resto de la Unión Europea, que tampoco consideran grupo terrorista a la Guardia Revolucionaria.

La captura inicial del petrolero desató una crisis diplomática entre Reino Unido e Irán, que se intensificó en las últimas semanas y llevó a la captura por parte de las autoridades iraníes del tanquero de bandera británica Stena Impero y otro de Suecia, en el golfo Pérsico.

Análisis de Jonathan Marcus, corresponsal de Defensa de la BBC

Está claro que las autoridades de Gibraltar estaban decididas a liberar el tanquero.

La esperanza es que el gesto a su vez despeje el camino para que los iraníes liberen el Stena Impero, la embarcación de bandera británica capturada en el Golfo.

La solicitud de último minuto del Departamento de Justicia de EE.UU. ciertamente iba a enturbiar las aguas y generó cuestionamientos.

¿En qué se basan para buscar la detención de la embarcación? Y, más importante, ¿cuánta coordinación hubo -si fue así- entre EE.UU., Reino Unido y Gibraltar?

¿O será que la solicitud de Washington surgió inesperadamente?

El Stena Impero fue capturado por la Guardia Revolucionaria de Irán el 19 de julio.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Stena Impero, de bandera británica, fue capturado por Irán a finales de julio.

Reino Unido luego anunció que se uniría a una fuerza especial liderada por EE.UU. para proteger a los barcos mercantes que navegan por el estratégico estrecho de Ormuz.

Las tensiones entre Irán y Occidente pueden retrotraerse hasta el resurgimiento de otra crisis, la del programa nuclear iraní.

El año pasado, Washington se retiró de una acuerdo firmado en 2015 que limitaba las actividades nucleares de Irán, en medio de las sospechas de que Teherán todavía intentaba desarrollar armas atómicas. Algo que Irán siempre ha negado.

Desde entonces, las tensiones entre EE.UU. e Irán han ido en aumento después de que Washington impusiera -y luego recrudeciera- sus sanciones contra ese país.

Reino Unido y otros países europeos han dicho que siguen comprometidos con el acuerdo.

*Esta nota fue originalmente publicada el 15 de agosto y actualizada con la salida del petrolero de puerto, el 18 de agosto.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

¿Ya conoces nuestro canal de YouTube? ¡Suscríbete!

Temas relacionados

Contenido relacionado