Protestas de Hong Kong: la "caza online" contra las marcas occidentales atrapadas en el fuego cruzado entre China y Hong Kong

Un gráfico mostrando a las marcas envueltas en la controversia en China.

A medida que las protestas en Hong Kong contra la influencia de Pekín en la región se intensifican, las marcas de lujo internacionales se han visto atrapadas en este fuego cruzado.

Firmas globales como Versace, Coach, Calvin Klein, Givenchy, ASICS y Swarovski se vieron envueltas en una polémica en China continental por identificar en sus páginas web o productos a Hong Kong, Macao y Taiwán como países independientes o regiones que no forman parte de China.

La máquina propagandística mediática de China intensifica sus esfuerzos para contrarrestar las voces anti-Pekín, y numerosos internautas del país están participando en una especie de "caza online" de empresas internacionales que, supuestamente, no cumplen con la consigna de "un país, dos sistemas".

Bajo este principio, Hong Kong fue devuelto por los británicos a China en 1997 con el compromiso de que el territorio seguiría manteniendo un alto grado de autonomía, con libertades que no se disfrutan en otras partes del país.

Pero, ¿cómo comenzó esta "caza de brujas" contra marcas occidentales secundada por usuarios chinos?

La camiseta de Versace

El 8 de agosto, una imagen de una camiseta de la firma de moda italiana Versace comenzó a hacerse viral en las redes sociales chinas.

"Descubrí esto recientemente y me preguntaba si el diseño de esta camisa significa que Versace apoya la independencia de Hong Kong…", escribió un internauta.

Tres días después, el producto ya estaba siendo duramente criticado por cientos de personas por aparentemente identificar en un listado de ciudades y países a Hong Kong y Macao como países independientes.

Derechos de autor de la imagen Sina Weibo
Image caption La camiseta sugería que los territorios chinos de Hong Kong y Macao eran países independientes.

El hashtag "Versace sospechoso de apoyar la independencia de Hong Kong y Macao" pronto recibió más de tres millones de visualizaciones en Weibo, una de las redes sociales más populares en el gigante asiático.

Muchos comentarios condenaban la acción de la firma, mientras otros le acusaban de tener "dos caras": de aprovecharse del dinero de China mientras menosprecia su soberanía.

Versace publicó un comunicado en Weibo el 11 de agosto, explicando que sus camisetas -que también contenían errores gramaticales- ya habían sido retiradas y destruidas a finales de julio.

La firma pidió disculpas por la "controversia" que, según dijo, causó "un error de diseño".

La famosa marca italiana destacó que "ama China" y que "respeta con firmeza la soberanía territorial" del país.

Donatella Versace, diseñadora y directora creativa de la icónica marca, publicó además una disculpa personal en su cuenta de Instagram.

"Nunca quise menospreciar la soberanía nacional de China y es por eso que quiero disculparme personalmente por este error y por cualquier aflicción que haya podido causar".

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Versace fue la primera de las numerosas marcas que fueron puestas en entredicho por internautas chinos.

El destacado bloguero especializado en entretenimiento Yubapo, con más de cuatro millones de seguidores, reaccionó a lo ocurrido en Weibo con el siguiente mensaje: "Versace se ha disculpado, pero ¿qué importa? ¿Cómo una compañía tan grande puede tener esa falta de cultura general?"

"Día Internacional de la Disculpa"

La controversia de Versace derivó en una crisis de marketing para muchas otras firmas de lujo internacionales, atemorizadas por la posibilidad de perder el acceso al gran y lucrativo mercado chino.

Internautas chinos comenzaron a rastrear páginas web en una caza online de cualquier marca de ropa internacional presente en su territorio que no identificara a Hong Kong, Taiwán y Macao como parte del país asiático.

Menos de 24 horas después de la disculpa de Versace, Coach, Givency, ASICS, Samsung, Calvin Klein, Swarovski y Fresh fueron denunciadas en internet por sus "errores geográficos".

Derechos de autor de la imagen Sina Weibo
Image caption China considera la isla de Taiwán como una "provincia rebelde".

Muchos usuarios aseguraron que no comprarían más productos de estas marcas. "Están desafiando la soberanía de nuestro país abiertamente", escribió un bloguero. "¡No lo podemos tolerar!"

Todas las firmas publicaron disculpas en Weibo el pasado lunes y martes, reiterando su respeto a la soberanía de China.

Sus comunicados recibieron gran atención en internet: el hashtag "Swarosvski se disculpa", por ejemplo, recibió más de 730 millones de visualizaciones en Weibo.

De hecho, con tantas disculpas en internet, algunos usuarios llegaron a ironizar sobre el asunto, considerando que se trataba del "Día Internacional de la Disculpa".

"¿Qué marca está pidiendo perdón hoy?" se convirtió en una frase recurrente en las redes sociales esta semana.

"Aprendan de sus errores"

Este martes, el periódico oficialista El Diario del Pueblo publicó que las marcas occidentales deberían también "aprender de sus errores" a largo plazo y no menospreciar el principio de "una sola China".

El principio, que el régimen chino exige que reconozcan otros países como requisito para mantener relaciones diplomáticas, establece que existe un solo país en el mundo llamado China, representado única y exclusivamente por el gobierno en Pekín, ante las ambiciones independentistas de territorios como Taiwán.

El Diario del Pueblo publicó una ilustración que mostraba los nombres de las firmas involucradas en la polémica en medio de una grieta sobre la frase de "una sola China".

"Esto es cultura general y es lo esencial", señala la ilustración.

Derechos de autor de la imagen Diario del Pueblo

Pese a que los debates sobre las protestas de Hong Kong fueron en un principio silenciadas en las redes sociales chinas, los medios oficiales comenzaron recientemente a publicar numerosos artículos e ilustraciones sobre los disturbios.

Estos han condenado duramente a los manifestantes por provocar lo que consideran como caos y han enfatizado constantemente la idea de que existe solo una China en el mundo y que Hong Kong es parte de ella.

En la sección de comentarios de varias plataformas de redes sociales muy populares en China, miles de internautas mostraron su apoyo a la postura de estos medios de comunicación.

Derechos de autor de la imagen CCTV
Image caption Ilustración compartida por la cadena CCTV en redes sociales asegurando que "Hong Kong es parte de China para siempre".

Pese a que la "caza de brujas" de esta semana es una evidencia extrema del "cibernacionalismo" de los consumidores chinos, no es la primera vez que los internautas dan la espalda a firmas extranjeras por razones políticas.

La reconocida firma Dolce & Gabbana fue el centro de una polémica en internet en 2018, cuando lanzó un video promocional para su desfile de moda en China que muchos en el país asiático tacharon de racista.

Ese mismo año, Mercedes recibió duras críticas por parte de los internautas en el país por citar al dalái lama en una publicación de Instagram. La empresa se acabó disculpando.

Un anuncio en coreano de la empresa de calzado estadounidense K-Swiss también provocó controversia en 2016 al retratar a un ciudadano chino de una forma que muchos consideraron "humillante" para el país.

En 2016, fue tal el número de empresas y celebridades que tuvieron que salir a disculparse que un activista en Taiwán, Wang Yikai, comenzó un concurso de "perdones a China".

El ganador fue un grupo de parodia de Hong Kong por la canción "Perdón, perdón", de Super Junior. En ella, el grupo cantó que sentían no querer a China lo suficiente porque no tenían un teléfono inteligente fabricado en este país.

Lucha de celebridades

Aunque habitualmente este tipo de crisis de marketing suelen ser temporales, las marcas pueden sufrir un duro golpe por campañas de boicot y publicidad negativa.

La actriz china Jelly Lin, embajadora de Calvin Klein para la región de Asia Pacífico, anunció esta semana la finalización inmediata de su colaboración con la firma estadounidense.

La estrella china Yang Mi también hizo lo propio con Versace, mientras que el cantante local Jackson Yee y la supermodelo Liu Wen acabaron su relación con Givenchy y Coach.

La actriz Jiang Shuying, también conocida como Maggie Jiang, anunció el martes que pondría fin a su colaboración con Swarovski.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Las protestas continúan en Hong Kong.

Los organizadores de la Semana de la Moda de China respondieron a la controversia esta semana, señalando que "todas las firmas que hacen negocios en China deberían respetar su soberanía nacional y su integridad territorial".

Mientras tanto, las publicaciones acusando a empresas extranjeras de menospreciar las fronteras chinas siguen inundando las redes sociales en el país.

Y siempre que la inestabilidad en Hong Kong continúe, se espera que este tipo de controversias también lo hagan.

Algunos usuarios ya han enviado una advertencia al respecto a las marcas occidentales: "¿Están listas para pedir perdón?"

*Manya Koetse es editora jefe de What's on Weibo, una página web que informa sobre las tendencias en la red social más popular de China.

La BBC no se hace responsable del contenido de páginas externas.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado