Protestas en Rusia: la pareja que puede perder la custodia de su hijo de 1 año por llevarlo a una manifestación contra Putin

Olga and Dmitry Prokazov and their son
Image caption Dmitry Prokazov asegura que aunque simpatizaban con la protesta, solo habían salido a dar un paseo.

La fiscalía rusa intenta despojar a una pareja de la custodia de su hijo de 1 año tras haberlo llevado a una protesta opositora al gobierno de Vladimir Putin no autorizada.

En un comunicado, la fiscalía afirmó que la pareja puso en riesgo la vida del bebé al dejarlo con una tercera persona y que ha pedido a un tribunal que les retire sus derechos parentales.

La pareja le dijo al servicio ruso de la BBC que simplemente le dieron el niño a un amigo para que lo sostuviera.

La manifestación tuvo lugar el pasado 27 de julio y formó parte de una serie de protestas contra la exclusión de candidatos de la oposición en la ciudad de Moscú de cara a las elecciones del próximo mes.

Más de mil personas fueron detenidas en esa marcha y en otra que tuvo lugar una semana después.

"Abusaron de sus derechos parentales"

"Durante la protesta, los padres entregaron a su hijo pequeño, indefenso debido a su edad, a una tercera persona, poniendo en peligro su salud y su vida", declaró la fiscalía.

"Así que explotando al niño, los padres abusaron de sus derechos parentales en perjuicio de los intereses de su hijo".

Los fiscales también afirmaron que el padre del niño tiene residencia temporal en Moscú y por ello no tiene derecho al voto en las elecciones.

El comunicado añadió que está investigando a otros padres que llevaron a sus hijos pequeños a las manifestaciones del 27 de julio y el 3 de agosto, así como a gente que animó a menores a participar.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Más de mil personas fueron detenidas en la manifestación del 27 de julio.

Los padres, Dmitry y Olga Prokazov, dijeron que simplemente habían salido a dar un paseo cuando se encontraron con los manifestantes.

"Sabíamos que se estaba planeando una protesta para elecciones libres, y nos solidarizábamos con eso... así que no teníamos miedo", dijo Prokazov.

Afirmaron que vieron a su amigo Sergey Formin en el grupo de manifestantes y le sugirieron que se fuera con ellos. Él estuvo de acuerdo y en algún momento Dmitry le dio a Sergey al bebé para que lo sostuviera.

Dmitry explicó que Sergey es su mejor amigo y que es el primo de su esposa y el padrino de su hijo mayor.

"Ni siquiera se me pasó por la cabeza que estuviera haciendo algo remotamente malo", añadió.

Los investigadores, en cambio, aseguran que Sergey Formin está siendo buscado por la policía por participar en las protestas, y que sostuvo al hijo de otros para superar el cerco policial. Se desconoce su paradero.

Algunos funcionarios han criticado la decisión de la fiscalía.

"Es inaceptable en cualquier situación política el chantajear usando a niños", dijo el defensor de los derechos de los niños de Moscú, Yevgeny Bunimovich, a la cadena Moscow Echo radio.

Derechos de autor de la imagen Reuters

El presidente del Consejo de Derechos Humanos ruso, Mikhail Fedotov, aseguró que el argumento de la tercera persona puede causar problemas a niñeras, abuelos y otros.

"Al crear un precedente, nos arriesgamos a causar un dolor de cabeza a todos los padres", declaró a la agencia Interfax.

¿De qué van las protestas?

Los líderes opositores Alexei Navalny y Lyubov Sobol han sido detenidos y encarcelados por estas manifestaciones.

Las autoridades electorales prohibieron a los candidatos de oposición participar en las elecciones para la autoridad local de Moscú planeadas para el próximo 8 de septiembre.

Navalny cayó enfermo y fue brevemente hospitalizado. Los médicos afirmaron que tuvo una reacción alérgica, pero él y su médico personal dijeron que pudo haber sido envenenado.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado