Dorian azota Bahamas: los récords que hacen al huracán que amenaza Florida uno de los "más intensos y catastróficos" desde que se tienen registros

Dorian Derechos de autor de la imagen NOAA
Image caption Dorian muestra un ojo bien definido, señal de su intensificación.

Dorian envuelve a Bahamas en su remolino de destrucción.

El huracán, el más intenso que se ha formado en el mundo en lo que va de año, alcanzó el máximo en la categoría de Saffir-Simpson, (que llega hasta 5) este domingo, poco antes de impactar la islas Ábaco, en el noreste del archipiélago.

Este lunes el ciclón perdió algo de fuerza, situándose en la categoría 4, con vientos sostenidos de 250 km/h, según el Centro Nacional de Huracanes (CNH, por sus siglas en inglés) de Estados Unidos.

Dorian se está moviendo a una velocidad muy lenta: apenas 2km/h,-casi el paso de una persona- lo que implica que sus potenciales daños serán mayores, dado que los fuertes vientos permanecerán sobre los mismos lugares por más tiempo.

Esto, según el CNH, puede conducir a una "destrucción extrema" en Bahamas.

Los meteorólogos han señalado que alguna de sus características ubican a Dorian entre los huracanes más "más intensos y potencialmente catastróficos" desde que se tienen registros.

Y aunque no existe consenso entre los científicos si el rango de peores huracanes debe medirse por velocidad del viento, tamaño, cantidad de lluvia, presión barométrica, daños materiales o humanos, en términos técnicos, el ciclón superó a algunas tormentas de otras temporadas.

En BBC Mundo te contamos algunos récords que ya marcó este ciclón.

El más intenso en tiempos modernos en tocar tierra en todo el Atlántico

Desde 1935, un ciclón estableció un récord que nunca más se había roto o empatado...hasta este domingo.

Ocurrió, casualmente, por estas fechas: se le conoce como el huracán del Labor Day (Día del Trabajo, Estados Unidos) por el día el que llegó a ese país.

El ciclón registró la mayor fuerza de sus vientos máximos sostenidos al tocar tierra: 295 km/h y desde entonces pasó a los libros de historia.

Ahora, Dorian lo ha empatado por primera vez en 84 años: cuando alcanzó la isla Gran Abaco en Bahamas tenía esa misma fuerza de vientos.

El más intenso en llegar al noroeste del Caribe

Antes de tocar tierra en Gran Abaco, Dorian también impactó Elbow Cay en Bahamas con vientos máximos sostenidos de 289 km/h.

Según el CNH, es la mayor fuerza que había alcanzado alguna tormenta antes de tocar el archipiélago en la historia moderna.

De hecho, nunca antes, desde que se tienen registros, un huracán categoría 5 había golpeado las islas Ábaco.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption En Nassau se comenzaban a a sentir las fuertes marejedas al atardecer del domingo.

Las redes sociales de Bahamas, que no recibía un huracán desde 2017 cuando María e Irma dejaron daños menores, comenzaron a dar testimonio de los estragos.

El récord anterior para el noroeste del Caribe lo había dejado Irma, que golpeó Barbuda, San Martín y las Islas Vírgenes Británicas con vientos de 289 km/h.

Pero la fuerza de sus vientos también lo colocó en un lugar especial en libro de los récords.

Una energía descomunal

Los huracanes a su paso generan más energía que cientos de bombas atómicas juntas: es lo que se conoce como Energía Ciclónica Acumulada (ECA) y es uno de los índices que tienen en cuenta los científicos para estimar el posible impacto de las tormentas.

Al final de cada temporada, los expertos también suman los registros de cada ciclón para estimar la cantidad de energía que generaron.

Media playback is unsupported on your device
El huracán Dorian visto desde la Estación Espacial Internacional.

Pero Dorian, hasta este domingo, había generado más ECA que todos los ciclones que se formaron durante toda la temporada de huracanes del Atlántico de 1983.

Y según el meteorólogo Philip Klotzbach, de la Universidad Estatal de Colorado, superará también a la cantidad que se generó durante la temporada de huracanes del Atlántico de 1977 antes del martes.

Entre los peores desde 1980

Cuando el avión de reconocimiento detectó en la tarde del domingo la intensidad de los vientos alrededor del ojo de Dorian rondaban casi los 300 km/h.

Esto no solo lo convirtió en el huracán más intenso en el Atlántico desde 1980, sino también en el segundo con mayor fuerza de sus vientos desde que se tienen registros, junto a Gilbert, en 1988 y Wilma (2005), que también llegaron a los 297 km/h.

Media playback is unsupported on your device
El huracán Dorian de categoría 5 tocó tierra en Bahamas.

El huracán Allen, que tocó tierra cerca de la frontera entre Estados Unidos con México en 1980, tiene el récord de vientos máximos sostenidos: 305 km/h.

Pero no queda ahí: los vientos de Dorian son los más fuertes jamás observados hasta ahora en al este de Florida, en el norte del Océano Atlántico, según Klotzbach.

Otro récord de presión

Para los que siguen la meteorología, la presión central de los ciclones es uno de los datos más interesantes que puede ofrecer cualquier medición.

Y es que en el ojo de la tormenta, la presión atmosférica suele ser menor que en el resto del planeta, pero mientras más baja sea, mayor será su intensidad.

Esto se debe a que a menor presión, mayor serán las fuerzas de los vientos.

Dorian ya también se encuentra en la lista de los huracanes que han tocado tierra con menor presión atmosférica desde que se tiene registro.

Cuando golpeó Bahamas este domingo, su presión central ascendió a 910 hectopascales, una cifra menor incluso que la que tenía el huracán Andrew cuando devastó Florida en 1992.

El huracán del Labor Day de 1935 ostenta, sin embargo, el récord máximo de presión al tocar tierra: 892 hectopascales.

Guía animada

Huracanes, tifones o ciclones. Pueden recibir nombres distintos según la zona en la que se producen, pero sus efectos acostumbran a ser siempre devastadores. Esta guía te muestra cómo se forman.

Huracanes

Guía de las tormentas más letales

Los huracanes son tormentas violentas que causan devastación en las zonas costeras, poniendo vidas, casas y negocios en peligro.

Los huracanes nacen a partir de tormentas que aumentan su potencia por el aire cálido y húmedo que encuentran en su camino al cruzar aguas subtropicales. El aire caliente se eleva hacia la tormenta.

El aire forma remolinos para rellenar la baja presión de la tormenta, succionando el aire hacia adentro y hacia arriba, lo cual refuerza la baja presión.

La tormenta gira debido a la rotación de la Tierra y la energía del agua caliente del océano aumenta la velocidad de los vientos, a medida que la tormenta se fortalece.

Cuando la velocidad de los vientos alcanza los 119km/h la tormenta se convierte oficialmente en un huracán (en el Atlántico y el Pacífico Oriental) o en un un tifón (en el Pacífico Occidental).

"Todo el mundo tiene un plan hasta que le llega el golpe en la cara. Pues bien, estamos a punto de que nos golpeen la cara". Bob Buckhorn, alcalde de Florida, antes de la llegada del huracán Irma (2017)

El ojo del huracán, que tiene un clima más tranquilo, está rodeado por una pared de tormentas de lluvia. En la parte de abajo de esa pared del ojo están los vientos más rápidos, pero la recorren hacia arriba violentas corrientes de aire.

Bajo el ojo del huracán se junta una acumulación de agua que puede ser liberada al tocar tierra. Estas oleadas de agua pueden causar más daños por inundaciones que la fuerza de los vientos.

Alerta urgente por el rápido aumento de agua en la costa SO de FL por el paso del ojo de #Irma. ALÉJENSE DEL AGUA". Tuit del Centro Nacional de Huracanes.

El tamaño del huracán se mide principalmente con la escala Saffir-Simpson. En el Pacífico asiático y en Australia usan otras escalas.

Vientos de 119-153km/h. Pequeñas inundaciones, ciertos daños a estructuras. Aumento del nivel del mar +1,2m-1,5m

Vientos de 154-177km/h. Daños potenciales a tejados y árboles. Aumento del nivel del mar +1,8m-2,4m

Vientos de 178-208km/h. Inundaciones severas y daños a los edificios. Aumento del nivel del mar +2,7m-3,7m

El huracán Sandy (2012) causó daños valorados en US$71.000 millones en el Caribe y en Nueva York.

Vientos de 209-251km/h. Tejados destrozados y daños estructurales graves en edificios. Aumento del nivel del mar +4m-5,5m

El huracán Ike (2008) golpeó el Caribe y Louisiana.

Vientos de 252km/h o más. Daños graves en edificios e inundaciones severas más lejos de la costa. Aumento del nivel del mar +5,5m

El huracán Irma (2017) causó devastación en las islas del Caribe.

"A todos los que están pensando que pueden sobrellevar fácilmente esta tormenta les tengo noticias: ese será uno de los mayores errores que pueden cometer en la vida"·. Alcalde de Nueva Orleans, Ray Nagin, antes de la llegada del huracán Gustav en 2008.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado