Irán informa de dos explosiones en uno de sus petroleros cerca de Arabia Saudita

Amjad Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Cuatro barcos, incluido el saudita Amjad (en la foto) fueron saboteados a principios de este año.

Medios oficiales en Irán informaron este viernes de dos explosiones en uno de sus petroleros cerca del puerto de Yeda en Arabia Saudita.

Los informes indican que la embarcación, que pertenece a la Compañía Petrolera Nacional Iraní (NOIC), estaba a 97 km de la ciudad cuando ocurrió el hecho.

Los dos tanques principales de almacenamiento del barco resultaron dañados, lo que provocó un derrame de crudo en el mar Rojo, según la información oficial.

De acuerdo al sitio de noticias iraní "Primera Página", la Compañía Nacional Iraní de Petroleros (NITC) aseguró que el incendio había sido controlado y que el derrame de crudo fue reducido al mínimo.

A pesar del daño, el petrolero pudo emprender su viaje a "baja velocidad" hacia el golfo Pérsico, según informó la NITC.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de Irán afirmó que el barco había sido "atacado dos veces", pero no proporcionó más detalles.

Horas antes una fuente no identificada había dicho a los medios de comunicación de Irán que el buque fue alcanzado por misiles "probablemente" procedentes de Arabia Saudita.

Pero la NOIC negó esta información más tarde.

Confusión

La explosión aún no se ha verificada de forma independiente, y los detalles sobre el petrolero no están esclarecidos. La televisión estatal iraní lo identificó en principio como el Sinopa, pero la NOIC dijo luego que se trataba de otro buque llamado Sabiti.

Las imágenes supuestamente tomadas el viernes a bordo del Sabiti han sido publicadas por la televisión estatal iraní, sin mostrar signos visibles de daños.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Las imágenes del Sabiti no mostraron daño alguno.

Los registros de seguimiento de buques disponibles al público muestran que ambos buques se encuentran actualmente en el Mar Rojo.

El Sinopa encendió su transmisor a principios de esta semana por primera vez en más de 50 días. El Sabiti, mientras tanto, activó su rastreador el viernes temprano después de casi 60 días sin transmisiones.

Según las regulaciones internacionales, todos los buques que superen un determinado tonelaje deben estar equipados con los rastreadores, conocidos como sistemas de identificación automática (AIS). Pero no se requiere que los barcos tengan su AIS encendido todo el tiempo.

Una fuente de la firma de análisis marítimo Windward le dijo a la BBC que era común que los petroleros iraníes apagaran el AIS para evitar la detección, a menudo para evadir sanciones internacionales o el acoso de Arabia Saudita.

Tensión añadida

El incidente se produce en medio de una renovada tensión entre Irán y Arabia Saudita.

El mes pasado, 18 drones y siete misiles de crucero atacaron una importante refinería e instalaciones de procesamiento en Arabia Saudita, y se responsabilizó a Irán del ataque.

Funcionarios estadounidenses indicaron que Irán había sido responsable de ataques en dos petroleros en el Golfo de Omán en junio y julio y de otros cuatro petroleros en mayo.

Irán negó cualquier participación en los hechos.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado