Brexit: 4 preguntas sobre lo que pasó en el Parlamento británico con el acuerdo de Boris Johnson para la salida de la UE (y qué sigue ahora)

Boris Johnson. Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La jornada de este sábado supuso un nuevo contratiempo para el primer ministro Boris Johnson.

Reino Unido vivió este sábado una sucesión de eventos que nuevamente despiertan incertidumbre sobre cómo se va a concretar el proceso de salida de ese país de la Unión Europea, el Brexit.

El Parlamento británico aprobó en una inusual sesión de sábado una enmienda que suspende, por ahora, el voto final sobre el acuerdo para el Brexit alcanzado por el primer ministro británico, Boris Johnson, con Bruselas el pasado jueves.

Este resultado obligó a Johnson a solicitar un nuevo aplazamiento de la fecha del Brexit -inicialmente prevista para el 31 de octubre- hasta el próximo 31 de enero de 2020, algo que el primer ministro hizo, pero con matices.

Sin embargo, ministros del gobierno de Boris Johnson indicaron el domingo que, a pesar de haber pedido un aplazamiento, sí habrá Brexit el 31 de octubre.

A continuación te contamos los puntos más destacados de los acontecimientos de este sábado en Londres y qué cabe esperar para los próximos días.

¿Qué pasó en el Parlamento?

La votación de este sábado se llevó a cabo después de la decisión del presidente de la Cámara de los Comunes, John Bercow, de que el Parlamento sometiera a debate la llamada Enmienda Letwin.

La enmienda, que toma el nombre del diputado Oliver Letwin, suspende la aprobación del acuerdo sobre el Brexit hasta que se ratifique una legislación para promulgarlo.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte, aliado del gobierno, no apoya el nuevo acuerdo alcanzado por Boris Johnson con Bruselas.

Después de un debate de cinco horas, los diputados ratificaron la moción con 322 votos a favor y 306 en contra.

El motivo por el cual esta medida obligaba a Johnson a pedir una prórroga es que en septiembre los parlamentarios aprobaron una ley que le obligaba a hacerlo, la ley Benn.

En concreto, la enmienda establece que dicha solicitud de aplazamiento debe producirse si para el 19 de octubre; es decir, este sábado, no se ratificaba un convenio de salida.

Tanto esta última votación como la de septiembre tienen como objetivo evitar a toda costa el llamado Brexit duro (abandonar la UE sin acuerdo), algo que Johnson ha defendido en varias ocasiones y que la oposición teme.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Miles de personas se manifestaron el sábado en Londres y celebraron la prórroga en la salida de Europa.

¿Por qué Johnson pidió una prórroga a la UE?

El primer ministro estaba obligado por ley a pedirle la prórroga a la UE, después de que este sábado la Cámara de los Comunes pospusiera la votación de su acuerdo.

Respetando el plazo que finalizaba en la medianoche de este sábado, Johnson envió a la Unión Europea una carta solicitando la extensión del plazo… sin su firma.

La petición iba acompañada de una segunda carta, esta sí firmada por Johnson, en la que expuso que le parece un error extender el plazo.

El presidente del Consejo de la UE, Donald Tusk, confirmó a través de Twitter la recepción de la petición de prórroga:

No ofreció detalles de su contenido, pero añadió que consultará con los líderes europeos cómo reaccionar.

La editora de la BBC para Asuntos Políticos, Laura Kuenssberg describió la decisión de Johnson de enviar varios documentos como "·controvertida" y predijo que "habrá una discusión sobre si Boris Johnson está intentando eludir los tribunales".

Kuenssberg añadió: "Esto irá directo a los tribunales y puede que incluso llegue a la Corte Suprema".

Más temprano, Johnson llamó a líderes europeos, incluido Tusk, para insistir en que la carta "es la carta del Parlamento, no mía".

El domingo tanto el ministro de Relaciones Exteriores, Dominic Raab, como el ministro encargado del Brexit, Michael Gove, dijeron a los medios que sí se llevará a cabo el Brexit a fines de este mes.

Gove indicó que el gobierno "tiene los medios y la capacidad" para llevar a cabo la salida de la UE el 31 de octubre, aunque no especificó como lo logrará.

¿Está muerto el acuerdo de Boris Johnson?

No.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Para la Unión Europea, es Reino Unido quien tiene que decir cuáles serán los próximos pasos a seguir.

El gobierno tiene pensado insistir para que se apruebe la legislación necesaria para promulgar el tratado acordado por Boris Johnson en Bruselas -la ley del Acuerdo de Retirada- el lunes.

También quieren celebrar otro "voto significativo" sobe el acuerdo del Brexit el mismo lunes.

El presidente de la Cámara, John Bercow, no permitirá que el gobierno le haga la misma pregunta a los parlamentarios, pero dijo que tomará el tema en consideración antes de emitir un fallo el lunes.

¿Cuáles fue la reacción?

La aprobación de la enmienda fue calificada como un "duro golpe" para Boris Johnson, quien repetidamente ha dicho que Reino Unido saldrá de la UE a fin de este mes, "llueva o truene".

Johnson se vio forzado a cancelar la votación para su acuerdo del Brexit, pero posteriormente declaró que"no negociará" un nuevo aplazamiento para la salida de la UE.

A pesar de haber perdido esta votación crucial en la Cámara de los Comunes, el primer ministro dijo que seguirá "impávido" con su estrategia para el Brexit.

Y prometió introducir una enmienda en su acuerdo la próxima semana para evitar otro retraso.

Derechos de autor de la imagen .

Lo que se viene

El corresponsal parlamentario de la BBC, Mark D'Arcy, señala que si Bercow permite el "voto significativo", los parlamentarios laboristas en escaños favorables al Brexit se verán bajo una enorme presión.

"Preferirían que se votara directamente la ley del Acuerdo de Retirada, en la que pueden jugar con los detalles del contenido, posiblemente alineándose con los conservadores disidentes para añadirle una unión aduanera", apunta D'Arcy.

"Para el gobierno, proponer una ley sin el apoyo del Partido Democrático Unionista (DUP) de Irlanda del Norte sería una opción plagada de peligros" añade el periodista.

Un acuerdo "excelente"

Boris Johnson alcanzó el pasado jueves un pacto que él califica como "excelente" y que contó con el beneplácito de los negociadores de Bruselas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El acuerdo que se iba a votar este sábado fue el alcanzado por Reino Unido y la Unión Europea el pasado jueves.

Tras superar esa primera instancia, este sábado era el turno de los parlamentarios británicos de ratificar o no el contenido de ese pacto.

Pero tan pronto como se conocieron los detalles, varios miembros del parlamento expresaron su inconformidad con el mismo, por ser muy parecido al que antes le rechazaron hasta en tres ocasiones a la antecesora de Johnson en el poder, Theresa May.

El descontento vino especialmente de los diputados del DUP.

La controversia sobre cómo solucionar la frontera entre Irlanda del Norte, que pertenece a Reino Unido, y la República de Irlanda, miembro de la UE, ha sido el principal obstáculo para alcanzar un acuerdo que contente a todas las partes.

El DUP, partidario de abandonar la UE, es crítico con el acuerdo de Johnson porque según ellos no les garantiza abandonar por completo el bloque, ya que para el intercambio de varios productos permanecerían acogidos a las leyes del mercado único europeo.

Y aunque Johnson acordó con Bruselas que Irlanda del Norte podría decidir si cambiar ese estatus cuatro años después del Brexit, de momento no parece suficiente para convencer a los norirlandeses.

Derechos de autor de la imagen .

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado