Abu Bakr al Baghdadi: el líder del autodenominado Estado Islámico muere durante un operativo de EE.UU. en Siria

Baghdadi Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Baghdadi anunció la creación de un "califato" en Mosul en 2014.

El autodenominado Estado Islámico (EI) se quedó sin su "califa": Abu Bakr al Baghdadi, el "hombre más buscado del mundo" ha muerto.

Según anunció este domingo el presidente Donald Trump, el fugitivo líder del grupo islámico se quitó la vida con un chaleco explosivo durante una operación operación militar de Estados Unidos en el noroeste de Siria, cerca de la frontera con Turquía.

"Anoche, llevamos ante la justicia al líder terrorista número uno del mundo. Murió como un perro, como un cobarde", afirmó el mandatario durante una conferencia de prensa.

En disímiles ocasiones en los últimos años se corrieron rumores sobre la posible muerte del líder de de EI y su presencia esquiva durante años levantó conjeturas sobre su estado de salud.

Y aunque esta vez es la primera que el gobierno de Estados Unidos confirma su muerte, las dudas también han comenzado a aparecer.

En una declaración que siguió a la redada, Trump agradeció a Rusia por su asistencia, así como a Turquía, Siria, Irak y a los kurdos sirios.

Sin embargo, el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, aseguró que el ejército de su país "no tiene información confiable" sobre operaciones especiales en la provincia de Idlib, en Siria, donde según Trump tuvo lugar la operación.

"En primer lugar, el sábado y en los últimos días no se realizaron ataques aéreos en la zona de Idlib por aviones estadounidenses o se registró una 'coalición internacional' allí", afirmó Konashenkov.

"En segundo lugar, no tenemos conocimiento de ninguna presunta asistencia para el paso de la aviación estadounidense al espacio aéreo de la zona de Idlib durante esta operación", agregó.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El líder de Estado Islámico reapareció en un video en mayo pasado luego de 5 años.

Al Baghdadi se dio a conocer en 2014, cuando anunció la creación de un "califato" en áreas de Irak y Siria.

EI llevó a cabo posteriormente varias atrocidades que resultaron en miles de muertes y llegaron a controlar más de 88.000 kilómetros cuadrados de terreno en los que impusieron la más estricta ley islámica.

El grupo yihadista impuso un brutal régimen sobre casi ocho millones de personas en áreas bajo su control y estuvo detrás de varios ataques en ciudades alrededor del mundo.

A principios de este año Estados Unidos declaró derrotado al "califato".

¿Cómo fue el operativo?

En una inusual declaración este domingo, Trump señaló que fuerzas especiales estadounidenses ejecutaron una "osada incursión nocturna" y completaron su misión "con gran estilo".

"Anoche, Estados Unidos llevó al terrorista número uno del mundo a la justicia", dijo el mandatario en el discurso televisado a todo el país.

Indicó que el líder extremista murió cuando quedó atrapado en un túnel sin salida "gimiendo y llorando y gritando todo el tiempo" mientras era perseguido por perros de las fuerzas armadas estadounidenses.

Acompañado por tres de sus hijos, al Bagdhadi detonó su chaleco suicida inmolándose con los menores, agregó Trump.

Según Trump, el cuerpo quedó mutilado tras la explosión, pero pruebas de ADN realizadas posteriormente confirmaron su identidad.

Image caption EI cuenta con miles de hombres en Siria y varias partes del mundo.

La ubicación de la operación en la provincia de Idlib, junto a la frontera de Siria e Irak, estaba lejos de donde se pensaba que al Baghdadi estaba escondido.

Muchas partes de Idlib están bajo control de yihadistas que se oponen a EI, pero se sospecha que grupos rivales están dando refugio a militantes del grupo.

Trump indicó que ningún soldado estadounidense murió durante la operación, pero que varios seguidores de al Bagdhadi fallecieron.

Indicó que se recogió "material e información altamente delicados".

Un residente en Barisha, donde supuestamente se llevó a cabo la operación, le dijo a la BBC que helicópteros dispararon durante 30 minutos el sábado en la tarde y después se vio a soldados activos en tierra. Los helicópteros dispararon contra dos casas, derrumbando una, dijo.

¿Quién era al Bagdhadi?

Al Baghdadi, cuyo nombre real era Ibrahim Awwad Ibrahim al Badri, nació en 1971 en la ciudad iraquí de Samarra, de una familia religiosa sunita árabe que afirmaba ser descendiente de la tribu Quraysh del profeta Mahoma, una de las calificaciones clave en la historia islámica que le ayudó a convertirse en "califa".

Cuando era adolescente, sus familiares lo apodaron "el creyente" por el tiempo que pasaba en la mezquita local aprendiendo a recitar el Corán y porque a menudo castigaba a quienes no cumplían la ley islámica, o sharia.

Después de la invasión liderada por Estados Unidos que derrocó al presidente Saddam Hussein en 2003, al Baghdadi ayudó a fundar un grupo insurgente islamista llamado Jamaat Jaysh Ahl al Sunnah wal Jamaah, que atacó a las tropas estadounidenses y sus aliados.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Ibrahim Awwad Ibrahim al Badri nació en 1971 en Samarra, Irak.

A principios de 2004, fue detenido por tropas estadounidenses en la ciudad de Falluja, al oeste de Bagdad, y llevado a un centro de detención en Camp Bucca, en el sur.

Camp Bucca se convirtió en lo que se ha descrito como una "universidad" para los futuros líderes de Estado Islámico, con los reclusos radicalizados y desarrollando contactos y redes importantes.

Según los informes, al Baghdadi dirigió oraciones, pronunció sermones y enseñó clases de religión mientras estaba detenido, y a veces el administrador de la prisión de Estados Unidos le pidió que mediara en las disputas.

Estados Unidos lo consideró una amenaza de bajo nivel y fue liberado después de 10 meses.

¿Cómo formó Estado Islámico?

Después de abandonar Camp Bucca, se cree que al Baghdadi entró en contacto con la recién formada Al Qaeda en Irak (AQI).

Bajo el liderazgo del jordano Abu Musab al Zarqawi, AQI se convirtió en una fuerza importante en la insurgencia iraquí y ganó notoriedad por sus tácticas brutales, incluidas las decapitaciones.

A principios de 2006, AQI creó una organización paraguas yihadista llamada Consejo Mujahideen Shura, al que el grupo de al Baghdadi se comprometió y se unió.

Bagdadi se unió a la insurgencia yihadista que plagó a Irak después de 2003.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Baghdadi fue detinido en la base de Camp Bucca por 10 meses.

Más tarde ese año, después de la muerte de Zarqawi en un ataque aéreo estadounidense, la organización cambió su nombre al Estado Islámico de Irak.

Baghdadi supervisó los comités Sharia del EI y se unió a su Consejo consultivo o Shura.

Cuando el entonces líder de EI Abu Umar al Baghdadi murió en una redada estadounidense en 2010 junto con su adjunto Abu Ayyub al Masri, Abu Bakr al Baghdadi fue nombrado su sucesor.

Heredó una organización que los comandantes estadounidenses creían estar al borde de una derrota estratégica, pero con la ayuda de varios oficiales militares y de inteligencia de la era de Saddam Hussein, entre ellos otros exreclusos de Camp Bucca, gradualmente reconstruyó el grupo.

El autodenominado "califa Ibrahim" era considerado el "hombre más buscado del mundo", por el que estados Unidos ofrecía una una recompensa de US$25 millones.

¿Qué significa su muerte para el futuro de Estado Islámico?

Según explica a la BBC Lina Khatib, directora del programa de Medio Oriente en el grupo de expertos en relaciones internacionales Chatham House, la muerte de al Baghdadi no significa el final automático del EI.

"Al Baghdadi era una herramienta poderosa para EI, especialmente en un momento en que la organización planeaba establecer un llamado estado. Teniendo en cuenta que no podría haber un califato sin un califa, EI pone a Baghdadi a la vista del público para dar a sus simpatizantes de todo el mundo una figura con la que identificarse", indica.

De acuerdo con la experta, pese a la derrota militar del EI en Siria e Irak, sus partidarios aún vieron en la presencia al Baghdadi la esperanza de restaurar el califato algún día.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La muerte del líder no implica el final del grupo que formó.

"Es probable que EI use la muerte de al Bagdadi para reunir a sus partidarios en nombre de la venganza. Sin embargo, los días de sus militantes luchando hasta el último aliento parecen haber terminado", indica.

La experta cree que es probable que el grupo elija un sucesor para al Bagdadi, pero lo que es más significativo para sus operaciones es la situación en el noroeste y el noreste de Siria.

"El presidente Trump dijo que Baghdadi estaba en Idlib, donde murió, porque estaba tratando de reconstruir el EI allí".

"La situación en el noreste de Siria subraya que incluso si la coalición internacional anti-EI considera la muerte de al Bagdadi como una victoria simbólica, las tensiones locales son el principal combustible para el resurgimiento del grupo, mientras que la presencia terrestre de las fuerzas de la coalición sigue siendo el mayor elemento disuasivo", agrega.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado