Incendio en California: las consecuencias de los devastadores fuegos que llevaron a declarar la emergencia en todo el estado

Firefighters stand watch by a fire line along Mayacama Club Drive as the Kincade Fire burns on the outskirts of Santa Rosa Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El gobernador de California, Gavin Newsom, declaró este domingo una emergencia en todo el estado.

"Mi pareja estaba en la casa y tuvo solo segundos para salir, coger el perro e irse. Fue así de rápido y todos nuestros vecinos hicieron lo mismo".

Así recuerda el corresponsal de la BBC Peter Bowes la tensión vivida en el momento en que su familia tuvo que escapar de su casa en Santa Clarita, al norte de Los Ángeles, ante la cercanía de las llamas.

Ese es uno más de los incendios que azotan California desde la semana pasada.

Este domingo, las llamas fuera de control llevaron al gobernador Gavin Newsom a declarar el estado de emergencia en toda California.

En la madrugada de este lunes un nuevo fuego en una de las zonas más lujosas de Los Ángeles, muy cerca del museo The Getty Center, obligó a 10.000 residentes a abandonar algunas de las casas más caras de la ciudad.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El incendio Getty es visible desde zonas céntricas de la ciudad de Los Ángeles.

Decenas de miles de viviendas se enfrentan a la amenaza de los fuegos, que siguen extendiéndose por la intensidad de los vientos pese al trabajo de los bomberos.

En las carreteras, se pudo ver a cientos de vehículos cargados de cajas con las pertenencias de los vecinos de las zonas más afectadas.

En total, cerca de 200.000 personas se vieron obligadas a evacuar sus casas y alrededor de un millón se quedaron sin luz.

Se trata del apagón controlado más grande en la historia del estado, como estrategia de la compañía eléctrica de evitar nuevos fuegos por el deteriorado estado de buena parte de sus sistema y cableado.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Carreteras como la 101 se vieron repletas este fin de semana con autos de familias que abandonaban sus viviendas ante la cercanía de los incendios.

"Qué hacer con mi Ferrari"

Entre los afectados por el incendio más reciente está el jugador de la NBA LeBron James.

"Estos incendios de Los Ángeles no son ninguna broma", publicó el alero de Akron.

"Tuve que evacuar mi casa de emergencia y he estado conduciendo con mi familia tratando de encontrar unas habitaciones, de momento sin suerte", tuiteó en la madrugada de este lunes.

James encontró finalmente alojamiento, momento que aprovechó para expresar su solidaridad con los afectados y pedir que se pusieran a salvo cuanto antes.

"Hay viviendas que creemos que se han perdido", dijo el alcalde de Los Ángeles, Eric Garcetti, quien anunció una declaración de emergencia para destinar más recursos a la extinción del llamado "incendio Getty".

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El incendio Kincade en el norte de California es el más grande de los registrados en los últimos días en California.

El fuego amenaza al acomodado barrio de Brentwood, donde uno de sus vecinos le dijo al diario Los Angeles Times que dudaba si evacuar la zona o no y, en caso de hacerlo, cuál de sus autos debería dejar en la casa.

"Tengo que pensar qué voy a hacer con mi Ferrari", dijo el hombre de 47 años.

¿Qué áreas están siendo evacuadas?

El incendio Getty provocó que más de 3.000 viviendas en el oeste de Los Ángeles quedaran en zona de evacuación obligatoria.

También el incendio Tick cerca de Santa Clarita, al norte de Los Ángeles, provocó la salida de 40.000 vecinos, si bien muchos de ellos regresaron horas después de que el fin de semana los bomberos llegaran a contener"el 70% de las llamas".

Sin embargo, la principal orden de evacuación se centra en una amplia área del condado vinícola de Sonoma, en el norte de California, donde el incendio Kincade arrasó desde el miércoles casi 22.000 hectáreas y puso bajo amenaza a unas 80.000 viviendas.

Las autoridades temen que las llamas puedan cruzar la autopista 101 y penetre en áreas que no han sufrido incendios forestales desde la década de 1940.

Unos 43 de los 58 condados de California estaban este lunes bajo advertencia de "bandera roja" ante la existencia de condiciones proclives a que se originen nuevos fuegos.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La principal orden de evacuación se centra en el norte de California por la magnitud del incendio Kincade.

¿Por qué se cortó la electricidad?

La compañía eléctrica Pacific Gas & Electric (PG&E) llevó a cabo un apagón controlado ante el riesgo de que los fuegos pudieran extenderse por el mal estado de buena parte de su infraestructura y cableado.

Durante el fin de semana, cerca de un millón de personas se quedaron sin luz en el norte de California.

PG&E dijo que trabajaría para restablecer el servicio este lunes, pero advirtió sobre nuevos cortes de energía a lo largo del martes si el pronóstico del tiempo mantiene la presencia de fuertes vientos.

La empresa, blanco habitual de críticas ante los frecuentes incendios que azotan California, vuelve a estar ahora en el punto de mira.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Buena parte del sistema eléctrico de California está en proceso de ser renovado dada su antigüedad.

El incendio de Kincade comenzó siete minutos después de que se dañara una línea eléctrica cercana, pero PG&E no confirmó si la falla eléctrica provocó este incendio.

La compañía se declaró en bancarrota como protección ante las demandas por el fuego que el año pasado mató a 85 personas.

El incendio forestal más mortal en la historia de California fue impulsado por la antigüedad de la infraestructura y equipamiento propiedad de PG&E y se tradujeron en denuncias por responsabilidad contra la empresa que ascendieron a miles de millones de dólares.

En un video publicado en Twitter el sábado, el gobernador Newsom dijo que los cortes de energía estaban "enfureciendo a todos, y con razón".

¿Cómo seguirá afectando el viento?

El Servicio Nacional de Meteorología (NWS, por sus siglas en inglés) apuntó a una poderosa tormenta de viento que crea "condiciones para incendios potencialmente históricas y extremadamente peligrosas" que continuarán vigentes en la región este lunes y martes.

"Estamos en la cima del evento de viento en este momento. Todavía tenemos otras 24 horas de condiciones peligrosas de bandera roja", pronosticó un meteorólogo del NWS este domingo.

Por su parte, el Departamento de Bomberos del estado alertó que Kincade estaba arrasando un terreno remoto y empinado, lo que dificulta el acceso de los equipos de emergencia.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado