Suecia: cuál es el origen del centenar de explosiones que han sacudido el país europeo este año

Así quedó un edificio en la ciudad de Linkoping, tras una explosión el 7 de junio de 2019 Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Así quedó un edificio en la ciudad sueca de Linkoping, tras una explosión en junio pasado que hirió a 25 personas.

Cuando se registraron tres explosiones en diferentes partes de Estocolmo en una misma noche en octubre pasado, los habitantes de la capital sueca estaban en shock.

Había habido explosiones en otras ciudades suburbanas del país europeo, pero nunca tan cerca de sus casas en la capital.

La policía está enfrentando niveles de ataques sin precedentes, con objetivos que incluyen lugares en el centro de Estocolmo.

Durante los primeros nueve meses de este año, el escuadrón de bombas fue llamado para lidiar con 97 explosiones. Y los ataques han continuado.

"Crecí aquí y sientes que ese entorno está siendo violado", dice Joel, de 22 años.

La puerta de entrada de su edificio de apartamentos en el barrio de Södermalm, en el centro de Estocolmo. fue destruida en una explosión y las ventanas de las casas de toda la cuadra se hicieron añicos.

¿Quién es el responsable?

Antes de 2018 no había registro de esta forma de delito en el país nórdico. Pero ese año, de pronto, hubo 162 explosiones.

Y solamente en los últimos dos meses, el escuadrón de bombas ha sido llamado casi 30 veces.

"Petardos, explosivos improvisados y granadas de mano" están detrás de la mayoría de las explosiones, dice Linda H. Straaf, jefa de inteligencia del Departamento de Operaciones Nacionales de Suecia.

Image caption Este edificio atacado en el área de Sodermalm, en Estocolmo, no está lejos de una plaza y una escuela.

Los ataques generalmente son llevados a cabo por bandas criminales para asustar a grupos rivales o a sus amigos o familiares cercanos, según Straaf.

"Esta es una situación grave, pero la mayoría de las personas no deberían preocuparse, porque no se verán afectadas".

Las autoridades suecas enviaron a algunos de sus equipos a trabajar con especialistas en delincuencia de pandillas en Estados Unidos, Alemania y los Países Bajos, y están en contacto con expertos militares suecos que lidiaron con explosivos en África y Afganistán.

"Es muy nuevo en Suecia y estamos buscando conocimiento en todo el mundo", señala Mats Lovning, jefe del Departamento de Operaciones Nacionales.

Para el criminólogo Amir Rostami, quien ha investigado el uso de granadas de mano en Suecia, la única comparación relevante es con México, plagado de violencia de grupos criminales.

"Esto es único en países que prácticamente no tienen una guerra o no tienen una larga historia de terrorismo", dice.

¿Dónde ocurren las explosiones?

La mayoría de los ataques se registraron en barrios vulnerables y de bajos ingresos en las ciudades más grandes: Estocolmo, Gotemburgo y Malmo.

Malmo, por ejemplo, sufrió tres explosiones en poco más de 24 horas a principios de este mes.

Pero los lugares más ricos ahora también están siendo atacados. Una explosión en la zona residencial de Bromma, en el norte de Estocolmo, destruyó la entrada de un edificio el mes pasado, hizo volar ventanas y dañó algunos autos.

Un joven de 20 años fue llevado al hospital después de que una bomba explotara en una tienda en la histórica ciudad universitaria de Lund.

Y 25 personas resultaron heridas cuando un edificio fue atacado en la ciudad central de Linköping.

Södermalm es una antigua área de clase trabajadora que cada vez está más gentrificada.

Las boutiques vintage y las tiendas de delicatessen veganas se intercalan entre los bloques de apartamentos pintados de color mostaza y terracota. El edificio atacado aquí está frente a un parque y cerca de una escuela.

"Inmediatamente después, cuando la policía cerró las calles y caminé con mis dos hijos hasta su centro de preescolar, sentí mucho miedo", cuenta Malin Bradshaw, que vive a unas puertas de distancia.

Joel from Sodermalm
Foto: Maddy Savage
He vivido aquí toda la vida, crecí aquí y sientes que ese entorno está siendo violado"
Joel, 22 años
Su edificio en Estocolmo fue objetivo de las bombas

No se han realizado arrestos y la policía no ofrece comentarios sobre los posibles motivos detrás de los atentados.

"Si fue un ataque dirigido, para ser honesto, nos hace sentir más seguros, porque significa que no tenía como objetivo dañar al público", dice Bradshaw, que tiene la esperanza de que no haya sido un ataque aleatorio.

¿Quiénes son los grupos criminales que operan en Suecia?

La policía dice que los delincuentes involucrados son parte de los mismos grupos que han llevado a un aumento de los crímenes con armas, a menudo relacionado con el tráfico de drogas.

En Suecia hubo 45 tiroteos mortales en 2018, en comparación con los 17 de 2011.

Pero no está claro por qué estas bandas agregaron explosivos a su arsenal.

La policía sueca no registra ni da a conocer el origen étnico de sospechosos o delincuentes condenados, pero la jefa de inteligencia Linda H. Straaf dice que muchos comparten un perfil similar.

"Han crecido en Suecia y vienen de grupos socioeconómicamente débiles, de áreas socioeconómicamente débiles, y muchos son quizás inmigrantes de segunda o tercera generación", dice.

Los debates ideológicos sobre la inmigración se han intensificado desde que Suecia acogió a la mayor cantidad de solicitantes de asilo per cápita de la Unión Europea (UE), durante la crisis migratoria de 2015.

Pero Straaf dice que "no es correcto" sugerir que los recién llegados se vean generalmente involucrados en redes de pandillas.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los incidentes violentos en Suecia han aumentando en los últimos años.

Para muchos que son políticamente de derechas, las explosiones agregan combustible a su argumento de que a Suecia le ha costado integrar a los migrantes en las últimas dos décadas.

"En el futuro, la situación podría ser aún peor y más problemática", dice Mira Aksoy, quien se describe a sí misma como una escritora nacionalista conservadora.

"Dado que están en la misma zona tienen la misma mentalidad. Es fácil para ellos conectarse unos con otros. No sienten que deberían formar parte de Suecia y permanecen en sus comunidades segregadas y comienzan a cometer crímenes", agrega.

Este tipo de sentimiento ha crecido en los últimos años, y los demócratas nacionalistas de Suecia lograron atraer el 18% de los votos en 2018.

Pero Malin Bradshaw cree que los niveles de delincuencia tienen más que ver con los ingresos y el estatus social..

Malin Bradshaw
Foto: Malin Bradshaw
Si estás contra la inmigración, es fácil decir 'oh, todo es culpa de los inmigrantes', pero el problema va más allá"
Malin Bradshaw
Residente del barrio de Sodermalm, Estocolmo

Amir Rostami dice que es raro que la etnia juegue un papel importante a la hora de ser miembro de pandillas en Suecia. "Cuando entrevisto a miembros de pandillas... la pandilla es su nuevo país. La pandilla es su nueva identidad".

¿Lo silenciaron los medios suecos?

Otra parte importante de esta historia es cómo ha sido cubierta por los medios suecos.

Después de los tres ataques del mes pasado en Estocolmo, la emisora pública SVT fue acusada de un encubrimiento izquierdista por dejar la historia fuera de su principal programa de noticias nocturno.

"Creo que no han hecho un buen trabajo... siento que están tratando de hacer más pequeñas las noticias", señala la escritora Mira Aksoy.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Los medios suecos sí dieron una amplia cobertura de este ataque de junio pasado en el centro de Suecia.

Christian Christensen, profesor de periodismo en la Universidad de Estocolmo, se sorprendió de que algunos programas prestaran poca atención a las explosiones, pero siente que hubo una amplia cobertura en los grandes periódicos y en los programas de noticias locales.

"El problema es que Suecia se usa simbólicamente como prueba de problemas con la inmigración y con las políticas de izquierda, injustamente en muchos casos", argumenta.

Un estudio reciente de la empresa encuestadora Kantar Sifo descubrió que la ley y el orden eran el tema de noticias más cubierto en la televisión y la radio suecas y en las redes sociales.

¿Qué están haciendo las autoridades?

La policía dice que está tratando de localizar a los responsables de las explosiones, pero solo uno de cada 10 de esos crímenes en 2018 llevó a una condena.

El jefe del Departamento de Operaciones Nacionales prometió una mayor coordinación con la policía de seguridad.

El ministro del Interior anunció mayor poder policial para registrar las casas de los sospechosos y mayores esfuerzos para romper la cultura de silencio en torno al crimen de este tipo de grupos.

Pero en Sodermalm, el residente Anders Herdenstam dice que debe haber un mayor enfoque en la integración.

"No tengo miedo de dónde vivo. Estoy más preocupado cuando se trata de acontecimientos en Suecia a nivel nacional".

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado