Guerra comercial entre Estados Unidos y China: anuncian un acuerdo preliminar para evitar aranceles por miles de millones de dólares

Teléfonos Apple Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El acuerdo preliminar evitará que entren en vigor aranceles que habrían castigado duramente la exportación hacia Estados Unidos de teléfonos inteligentes fabricados en China, entre otros.

Es un acuerdo preliminar pero significará, de entrada, el ahorro de miles de millones de dólares en aranceles.

Estados Unidos y China anunciaron este viernes la conclusión de la "fase uno" de un pacto para poner fin a la guerra comercial y que significará la paralización o la postergación de elevados impuestos previstos para el comercio bilateral.

Horas después de que en Washington se diera a conocer que el presidente Donald Trump había dado el visto bueno al acuerdo, el Ministerio de Comercio de China lo confirmó este viernes en una rueda de prensa convocada de urgencia.

Washington planeaba aplicar a partir del domingo una nueva ronda de aranceles a las exportaciones chinas. La medida, sin embargo, fue cancelada a la espera de la firma oficial del acuerdo.

De haberse materializado, estos aranceles habrían significado que millones de productos procedentes de China como teléfonos inteligentes, juguetes y ropa se habrían encarecido para los consumidores estadounidenses justo en la época de consumo navideña.

Las bolsas en EE.UU. registraron una notable alza ante la expectativa de que el enfrentamiento comercial entre Washington y Pekín esté llegando a su fin.

Bienes agrícolas

Según dieron a conocer medios estadounidenses, los negociadores de ese país están ofreciendo reducir de forma significativa los aranceles aplicados sobre productos chinos valorados en unos US$360.000 millones.

A cambio, China habría prometido adquirir grandes cantidades de soya, pollo y otros productos agrícolas de EE.UU.

No obstante, dado el carácter preliminar de este acuerdo, en caso de que Pekín rompa alguna parte del acuerdo, el gobierno de Trump tendrá la posibilidad de imponer nuevamente estos aranceles.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El viceministro de Comercio de China, Wang Shouwen, confirmó la existencia del acuerdo con Washington.

El tema agrícola es muy importante en la relación bilateral entre ambos países y un área en la que Washington cree que hay oportunidad de crecimiento.

En 2018, China importó US$137.000 millones en bienes agrícolas, pero las importaciones desde EE.UU. nunca han superado los US$25.900 millones.

El año pasado se redujeron como consecuencia de la guerra comercial y se ubicaron en US$9.200 millones.

Un "fenomenal" acuerdo

A través de Twitter, Trump explicó este viernes que en esta primera fase se mantendrá en vigor el arancel de 25% sobre productos chinos valorados en US$250.000. pero que el impuesto de 15% que se aplica desde septiembre sobre productos chinos por un valor de US$120.000 millones será reducido hasta 7,5%..

Además, se suspenderá la aplicación de los nuevos impuestos previstos para el domingo.

"Es un fenomenal acuerdo ", agregó Trump posteriormente durante un acto en la Casa Blanca.

El representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, dijo a la prensa que China había acordado adquirir productos agrícolas estadounidenses por valor de US$50.000 millones al año, lo que implica aumentar en US$16.000 millones estas compras durante los próximos dos años.

Propiedad intelectual

El viceministro de Comercio de China, Wang Shouwen, confirmó que ambos países habían concretado la primera fase del acuerdo.

Indicó que, dado que Estados Unidos aceptó reducir los aranceles impuestos, China también va a considerar la suspensión de los impuestos aduanales que tenía previsto aplicar el domingo contra productos estadounidenses, informó el diario South China Morning Post.

El funcionario indicó que ambos gobiernos han discutido en profundidad temas como la propiedad intelectual y la lucha contra la piratería en plataformas de comercio electrónico.

"Estas medidas están en línea con nuestras reformas para fortalecer la protección de la propiedad intelectual y además ayudarán a China a promover su desarrollo económico", señaló.

El tema de la propiedad intelectual es uno de los más sensibles para EE.UU. y uno de los que ha estado en el centro de la disputa con China.

No se dio a conocer cuándo se procederá a la firma oficial del acuerdo, pero Trump ya avanzó por Twitter que se comenzarán "inmediatamente" las negociaciones de la "fase 2" en lugar de "esperar hasta después de las elecciones de 2020".

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado