Polonia: por qué la Corte Suprema advirtió que el país quizá tendrá que salir de la Unión Europea

Polonia Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Manifestantes salieron a las calles en todo el país para apoyar a los jueces que, decían estaban siendo intimidados.

Es una batalla que ha estado agriando las relaciones entre Polonia y la Unión Europea (UE) desde que el partido nacionalista en el gobierno, Ley y Justicia (PiS), asumió el poder en 2015.

Se trata de una serie de reformas judiciales que, dicen los críticos, podrían socavar la independencia del sistema judicial polaco.

Ahora, la presidenta de la Corte Suprema, Malgorzata Gersdorf, advirtió que el país podría salir de la UE si las reformas, que comenzarán a evaluarse en el Parlamento el jueves, son aprobadas.

Las propuestas, entre otras cosas, permitirían apartar a los jueces de sus cargos si se oponen a las reformas judiciales del gobierno.

El asunto ya provocó que Polonia sea referida al Tribunal de Justicia de la UE (TJUE).

La presidenta de la Corte Suprema advirtió que el gobierno está socavando el principio de primacía de las leyes de la UE sobre las leyes nacionales, y sus reformas podrían debilitar la independencia del sistema judicial.

En una declaración dijo: "Las contradicciones entre las leyes polacas y de la UE... con toda probabilidad conducirán a una intervención de las instituciones de la UE en relación a la violación de los tratados de la UE, y a largo plazo (llevarán) a la necesidad de dejar la Unión Europea".

Agregó que las reformas propuestas estaban "evidentemente" diseñadas para permitir al presidente Andrzej Duda elegir un nuevo presidente de la Corte antes de las elecciones presidenciales programadas para mayo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La presidenta de la Corte Suprema, Malgorzata Gersdorf, advirtió que el PiS está socavando el principio de primacía de las leyes de la UE.

La jueza Gersdorf indicó que las propuestas del gobierno eran similares a los días de ley marcial en 1981 durante la era comunista de Polonia.

"Por lo tanto les pido que deje de usarse el odio a los jueces y las cortes como un arma en la lucha de poder, especialmente porque la represión, como en 1981, sería una triste expresión de impotencia más que una manifestación de fortaleza", dice la declaración publicada en el sitio web de la Corte.

"Politización" del sistema

La Comisión Europea, presidida por Ursula von der Leyen, indicó que las reformas del gobierno son una amenaza al Estado de derecho y ya inició una serie de desafíos legales para tratar de evitarlas, incluido referir a Polonia al TJUE .

La UE también está considerando vincular los fondos de cohesión de la UE -las ayudas que otorga el bloque para financiar infraestructuras de transporte, educación, salud y medio ambiente- al cumplimiento del Estado de derecho.

Polonia es el mayor receptor de estos fondos.

Las reformas judiciales -y la batalla con la UE- dominaron el primer período en el poder del PiS. Y desde que el partido fue reelecto en octubre, ha cobrado nueva relevancia.

Bajo las propuestas del gobierno, los jueces pueden ser castigados si se involucran en "actividad política".

Y cualquier juez que cuestione la legitimidad de los magistrados nombrados por el organismo encargado de estos nombramientos, el Consejo Nacional de Judicatura (KRS), puede ser multado o despedido.

Derechos de autor de la imagen Alamy
Image caption Quienes se oponen a las reformas protestaron con pancartas en las que acusan al gobierno de politizar la judicatura.

Cambios "necesarios"

El PiS argumenta que los cambios son necesarios para combatir la corrupción y reformar el sistema judicial que, dice, todavía está influenciado por la era comunista.

Pero la UE acusó al partido de "politizar el sistema judicial" desde que llegó al poder en 2015.

El KRS es un organismo que debe salvaguardar la independencia de los jueces y hasta hace recientemente estaba formado por una mayoría de magistrados seleccionados por sus pares.

Pero en 2018 el gobierno cambió las leyes para que la mayoría de los jueces que forman el KRS sean nombrados por la Cámara Baja del Parlamento, que está controlada por el PiS.

Este mes, la Corte Suprema decretó que como resultado de los cambios realizados por el gobierno, el KRS ya no era independiente y un nuevo organismo, establecido para disciplinar a los jueces, no podía ser calificado como una corte.

El gobierno respondió al dictamen la semana pasada y estableció una serie de enmiendas que facilitarán el despido de los jueces por una variedad de actividades, incluido cuestionar la legitimidad de los magistrados nombrados por el Parlamento.

A principios de este mes miles de personas salieron a las calles en todo el país para apoyar a los jueces que, dijeron, estaban siendo intimidados.

Se pidió también la reincorporación de un juez, Pawel Juszczyszyn, quien fue despedido de su cargo por cuestionar el nombramiento de otro juez en el KRS.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado