France Télécom: condenan a prisión a 3 ejecutivos por el suicidio de 19 trabajadores

Didier Lombard. Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Didier Lombard negó que sus reformas llevaran al personal de France Telecom a suicidarse.

El exjefe de France Télécom y dos exejecutivos han sido encarcelados por llevar a cabo una política de reestructuración que habría ocasionado los suicidios de varios empleados en la década de los años 2000.

Didier Lombard, Louis-Pierre Wenès y Olivier Barberot fueron condenados a un año de prisión, con ocho meses suspendidos.

La compañía, que ahora se llama Orange, también deberá pagar una multa de €75.000 (US$83.000).

Un total de 39 casos fueron examinados por el tribunal: 19 de ellos fueron de empleados que se suicidaron y 12 de otros que habían intentado hacerlo.

Aquellos que no consiguieron quitarse la vida sufrieron depresión durante años y por lo tanto no pudieron seguir trabajando.

Estos hechos sucedieron durante una importante reestructuración que afectó a miles de empleados, realizada por los jefes de la compañía en aquella época.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Hoy France Télécom ya no existe: su nombre pasó a ser Orange.

Además de Lombard, Wenès y Barberot, cuatro otros ejecutivos fueron declarados culpables de complicidad y recibieron sentencias suspendidas de cuatro meses y multas de aproximadamente US$5.500.

Un caso histórico

Lombard, el expresidente y director ejecutivo de la empresa; Wenès, su director adjunto; y Barberot, el exdirector de recursos humanos, también recibieron multas, pero por el monto de US$16.600.

Jean Veil, abogado del expresidente de France Telecom, aseguró que su cliente apelará la sentencia.

Es la primera vez que un tribunal francés reconoce y emite una condena por "acoso institucional".

El corresponsal de la BBC en París, Hugh Schofield, dice que el juicio ha sido visto en Francia como un caso histórico con respecto a las relaciones entre los trabajadores y la gerencia de una firma.

Jean Perrin, cuyo hermano Robert se quitó la vida en 2008, manifestó su satisfacción con el veredicto y le dijo al diario francés Libération que los ejecutivos "nunca tuvieron ningún remordimiento durante el juicio y constantemente culparon a sus subordinados".

"Solo siento asco y desprecio por ellos", afirmó.

"Los sacaré de una manera u otra"

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption 19 empleados se quitaron la vida y otros 12 intentaron hacerlo.

En aquel momento, la empresa -que recientemente había sido privatizada- estaba en medio de una gran reorganización.

Lombard trataba de recortar 22.000 empleos y de capacitar al menos a 10.000 trabajadores.

Algunos empleados fueron obligados a separarse de sus familias cuando las oficinas de la empresa fueron trasladadas o se les asignaron trabajos degradantes.

"Los sacaré de una manera u otra, por la ventana o por la puerta", le anunció Lombard a un grupo de ejecutivos de alto nivel en 2007.

El exdirector aceptó que la reestructuración había afectado a los empleados, pero rechazó la idea de que había llevado a personas a quitarse la vida.

Entre los casos documentados se encuentran:

• En 2009, una mujer de 32 años se quitó la vida en su oficina en París.

• Una mujer intentó suicidarse en la ciudad de Metz, en el oriente del país, al enterarse de que estaba a punto de ser transferida por tercera vez en un año.

• En 2011, un trabajador de 57 años se suicidó cuando llegó al trabajo cerca de Burdeos, en el suroeste del país.

Recuerda que puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la última versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado