Nord Stream 2: por qué Trump impuso sanciones contra el cuestionado gasoducto que conectará Rusia con Alemania

Merkel y Trump Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El proyecto rechazado por Trump es impulsado por Berlín y Moscú.

Cualquier empresa que colabore en la construcción del gasoducto Nord Stream 2, que conectará Rusia con Alemania, será sancionada por Estados Unidos.

Así lo dispuso Donald Trump a través de una ley que firmó este viernes y que apunta al polémico proyecto, una instalación submarina que lleva adelante la estatal petrolera rusa Gazprom.

La Casa Blanca considera que el proyecto es un riesgo para la seguridad de Europa y por ello lleva meses en contra de su concreción.

El gasoducto fue calificado como una "herramienta de coerción" por la administración Trump.

¿Por qué Estados Unidos está en contra de la iniciativa?

El proyecto Nord Stream 2 causó preocupación tanto entre demócratas como republicanos en EE.UU. y por ello el Congreso consensuó aprobar la ley en su contra que acaba de rubricar el mandatario estadounidense.

Tiene un coste de US$11.000 millones, una longitud de más 1.200 kilómetros desde las costa rusas hasta Alemania y la capacidad del transporte de unos 55.000 millones de metros cúbicos de gas al año.

El megaproyecto, promovido por los gobiernos de Moscú y Berlín, es la segunda conexión de este tipo entre los dos países, ya que la primera (llamada simplemente Nord Stream) fue inaugurada en 2011.

Por ello, Washington teme que el gasoducto incremente la capacidad de control de Rusia sobre el suministro de energía hacia Europa y reduzca la participación en el lucrativo mercado europeo para el gas natural licuado estadounidense.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El Nord Stream, el primer gasoducto, se inauguró en 2011.

Trump llegó a decir que la instalación que lleva adelante Gazprom podría convertir a Alemania en un "rehén de Rusia".

Reacciones

Las sanciones anunciadas por Estados Unidos no tardaron en molestar a Rusia y a algunos miembros de la Unión Europea (UE).

Los países miembros de la Unión señalaron que tienen todo el derecho de tomar sus propias decisiones respecto a su política energética.

A principios de esta semana, la canciller alemana, Angela Merkel, señaló que estaba totalmente "en contra de las sanciones extraterritoriales" contra el proyecto Nord Stream 2.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El proyecto Nord Stream 2 molesta a Estados Unidos y también dividió opiniones en Europa.

Por su parte, el ministro de Relaciones Exteriores alemán, Heiko Maas, tomó un tono más combativo y aseveró que las sanciones de EE.UU. son una "interferencia en las decisiones autónomas tomadas en Europa".

Mientras tanto la compañía suizo-holandesa Allseas, involucrada en el proyecto, dio a conocer que ya había suspendido sus actividades de tendido de tuberías dentro del proyecto en previsión de las sanciones.

¿Por qué Nord Stream 2 es tan controvertido?

Durante años, países miembros de la Unión Europea expresaron su preocupación ante la dependencia del gas ruso.

Actualmente Rusia suministra alrededor del 40% de los suministros de este hidrocarburo a la UE, por delante de Noruega.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El gasoducto reduce los costos de la importación de gas, pero tiene sus riesgos, según Estados Unidos.

La nueva tubería, se estima, será capaz de aumentar la cantidad de gas que pasa por el Báltico de manera significativa.

Los desacuerdos entre las naciones de la UE fueron tan fuertes que, a principios de este año, incluso algunos miembros amenazaron con desbaratar el proyecto por completo.

El bloque finalmente acordó fortalecer las regulaciones sobre Nord Stream 2 en lugar de detenerlo por completo.

Además, la canciller Merkel ha tratado de asegurar a los estados de Europa Central y del Este que el oleoducto no hará que Alemania termine siendo dependiente de Rusia para obtener energía.

También hay preocupación en otros sectores. En mayo, activistas climáticos que se oponían al uso de combustibles fósiles hicieron una protesta en uno de los tramos de Nord Stream 2 en territorio alemán.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado