El rey emérito Alberto II de Bélgica reconoce tener una hija fuera del matrimonio después de que una prueba de ADN lo confirmara

Delphine Boël y el Rey Alberto Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La artista belga Delphine Boël venía diciendo desde 2005 que Alberto II es su padre.

Tras más de una década de rumores, el rey emérito de Bélgica, Alberto II, por fin admitió ser el padre de una mujer nacida de una relación extramarital.

El reconocimiento del monarca llega después de que se viera obligado a realizarse una prueba de ADN que dio positivo.

La hija es una artista belga de 51 años, llamada Delphine Boël, quien comenzó con el reclamo de paternidad en 2013, poco después de que Alberto II abdicara al trono aduciendo problemas de salud y, así, perdiendo su inmunidad de enjuiciamiento.

El abogado de Boël, Marc Uyttendaele, dijo que la admisión del rey emérito es un "alivio".

"Su vida ha sido una larga pesadilla debido a esta búsqueda de identidad", dijo en una entrevista en el canal de televisión alemán RTL.

Uyttendaele agregó que Boël "tiene un padre biológico que la rechazó de forma brutal cuando este (caso) de paternidad surgió públicamente".

Asimismo, aseguró que la artista llevó adelante una lucha legal "para evitar que sus hijos carguen con este peso".

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alberto II se casó con Donna Paola Ruffo di Calabria, quien se conocería después como Paola de Bélgica, en 1959.

Por su parte, los representantes del monarca publicaron este lunes un comunicado donde afirmaron que Alberto II "conoció los resultados de la prueba de ADN... (y) las conclusiones científicas indican que él es el padre biológico de la señora Delphine Boël".

Los abogados añadieron que el hombre de 85 años había decidido no seguir adelante con la batalla legal —que inició en 2013—, y que ahora "acepta que Delphine Boël se convierta en su cuarta hija".

¿Por qué decidió asumir la paternidad?

Los rumores de que el rey emérito tenía una hija ilegítima surgieron por primera vez en 1999,en una biografía no autorizada sobre su esposa.

La acusación provocó un escándalo en la familia real y los medios de comunicación en Bélgica se hicieron eco de varios rumores relacionados con el tema.

La primera vez que Boël dijo públicamente que el rey Alberto era su padre biológico fue durante una entrevista en 2005.

Su madre, la baronesa Sybille de Selys Longchamps, ha afirmado que tuvieron un romance entre 1966 y 1984, cuando Alberto II todavía era el príncipe de Lieja.

¿Quién es el rey emérito Alberto II?

  • Nació en 1934 como segundo en la línea del trono.
  • Se casó con la italiana Donna Paola Ruffo di Calabria en 1959.
  • La pareja tiene dos hijos y una hija.
  • Se convirtió en rey en agosto de 1993, tras la muerte de su hermano mayor, el rey Balduino.
  • Con su papel constitucional, intervino durante el estancamiento político del país en 2010-2011.
  • Sirvió como monarca durante dos décadas hasta su abdicación en 2013.
  • Se dice que recibe un ingreso anual de aproximadamente US$1,1 millón.

Después de la muerte de su hermano mayor en 1993, el entonces príncipe llego al trono inesperadamente, a los 62 años. Ocupó el cargo hasta julio de 2013 y fue reemplazado por su hijo Felipe, quien es el actual rey de Bélgica.

Poco después de su abdicación, Boël comenzó con el proceso judicial. La artista afirmó que nació de una relación extramarital del entonces príncipe Alberto con su madre en la década de 1960.

Tras años de desencuentros judiciales, en mayo de 2018 el Tribunal de Apelaciones del país europeo puso al rey emérito frente a una disyuntiva: o se hacía una prueba de ADN o debería pagar una multa de unos US$5.500 por día.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El entonces príncipe Alberto junto a la Princesa Paola de Bélgica (luego Reina Paola) y sus hijos, en 1969.

El fallo de la corte de apelaciones llegó tres meses después de que el monarca se negara a someterse a una prueba para comprobar si tenía algún vínculo con la mujer que aseguraba ser su hija.

Inicialmente, el tribunal de Bruselas había ordenado a Alberto II a que proporcionara una muestra de saliva en un plazo de tres meses o corría el riesgo de que se presumiera que era el padre de Boël y podría ser elegible para una herencia.

Y así, tras las presiones, finalmente Alberto II se sometió a la prueba de ADN y reconoció que Boël es su cuarta hija.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Temas relacionados

Contenido relacionado