Coronavirus: cómo la pandemia de covid-19 está poniendo a prueba la esencia de la Unión Europea (y enfrentando a sus países miembros)

La canciller alemana Angela Merkel ha sido clara a la hora de describir la pandemia: "Es la peor crisis que hemos tenido desde la II Guerra Mundial". Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La canciller alemana Angela Merkel ha sido clara a la hora de describir la pandemia: "Es la peor crisis que hemos tenido desde la II Guerra Mundial".

La canciller alemana Angela Merkel ha asegurado que se trata del mayor desafío que enfrenta la Unión Europa (UE) desde su fundación.

Y es que la crisis del coronavirus está poniendo en entredicho la razón de ser del bloque de países europeos.

Claramente no es un Estados Unidos de Europa, como los euroescépticos han afirmado a menudo. Está muy lejos de serlo.

En este momento, cada gobierno europeo está teniendo dificultades para proteger a los trabajos, la salud y la economíade sus ciudadanos.

Sin embargo, países ricos y defensores de la UE, como Alemania, no están destinando muchos fondos a ayudar a Italia y España, países de menos ingresos.

Hay poco de ese sentido de responsabilidad que Alemania Occidental sintió hacia Alemania Oriental después de la caída del Muro de Berlín.

¿Por qué tendría que haberlo?, podrías preguntarte.

Alemania es una nación soberana, enfrentando sus propios problemas.

Pero es aquí donde surge una pregunta: ¿cuál es el verdadero significado de la Unión Europea?

Discusiones de dinero

Alemania ha enviado mascarillas quirúrgicas a Italia y ha trasladado a sus hospitales a pacientes con coronavirus de Francia e Italia para darles tratamiento.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption La jefa de la Comisión Europea ha pedido cooperación, pero los 27 estados miembros toman sus propias decisiones.

Pero también ha rechazado una petición de Italia, España, Francia y otras naciones europeas para compartir la deuda que surgirá de la crisis de covid-19 en forma de coronabonos (o eurobonos).

Muchos italianos se sienten abandonados, igual que sucedió durante la crisis migratoria y la del euro.

La semana pasada, un grupo de alcaldes italianos y otros políticos compraron una página en el periódico alemán Frankfurter Allgemeine Zeitung para recordarle a Alemania que nunca se le obligó a pagar sus deudas después de la Segunda Guerra Mundial.

También criticaron la falta de apoyo público por parte de los ricos Países Bajos.

Un amigo cercano de mi familia de 81 años en Italia me llamó para decirme: "Katya, tú sabes de Europa, ¿no? ¿Por qué no quieren ayudarnos?"

Imágenes de banderas de la UE en llamas circulan por las redes sociales italianas.

Y el ex viceprimer ministro italiano, el super euroescéptico Matteo Salvini, espera acumular capital político de la crisis que vive su país.

El jueves, tuiteó: "Tenemos que reevaluar el papel de Europa (la UE) y de Italia dentro de ella. No ha venido en nuestra ayuda".

Esto no es realmente así.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption Alemania transportó por avión a pacientes de Italia y Francia, pero se niega a llegar a un gran compromiso financiero.

Medidas

La Comisión Europea propuso un programa para proteger empleos y a trabajadores afectados por Covid-19 por un monto de 100.000 millones de euros (US$107.000 millones).

También anunció un plan de ayuda de 50 millones de euros para que Italia se provea de equipos médicos.

El Banco Central Europeo prometió a su vez un paquete de estímulo de 750.000 millones de euros (US$810.000 millones) para ayudar a mantener a flote la eurozona.

Pero, ¿qué pasa con los gobiernos individuales de la UE? ¿Se unirán para ayudar?

Francia predica la solidaridad.

El jueves pasado, el ministro de Economía francés, Bruno Le Maire, declaró que toda la UE miraba a Alemania en busca de una solución.

Yo he hablado con alemanes, dentro y fuera de la política.

Para ellos, eso suena mucho a Francia diciéndole a Alemania que pague la cuenta de la epidemia de covid-19 de Europa.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption ¿Puede la Comisión Europea unificar criterios y obligar a los gobiernos de la UE a cooperar?

Berlín, en cambio, está más a favor de que recurran al Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE), un fondo de rescate creado después de la crisis financiera de 2008.

Pero Austria y los Países Bajos insisten en que esto debería estar sujeto a condiciones estrictas.

Italia se queja de que eso significa que sería castigada por sufrir económicamente, no como resultado de un gasto gubernamental imprudente, sino debido a un virus mortal.

Se supone que se debe encontrar un compromiso a tiempo para la reunión del Eurogrupo de este martes, pero en este momento hay un sabor amargo en la hermandad europea.

Países soberanos

Entonces, ¿qué pasa con la Comisión Europea? ¿No puede unificar criterios y obligar a los gobiernos de la UE a cooperar?

En una palabra: no.

Derechos de autor de la imagen EPA
Image caption Algunos italianos dicen que la UE no ha salido al rescate del país, que atraviesa una grave crisis por el coronavirus.

La jefa de la Comisión, Ursula von der Leyen, sigue repitiendo que "la única solución efectiva a la crisis en Europa es la cooperación, la flexibilidad y, sobre todo, la solidaridad".

Pero los países de la UE toman sus propias decisiones.

El acuerdo Schengen de fronteras abiertas de la UE está temporalmente hecho pedazos, con restricciones de viaje entre Alemania y Austria, Bélgica y Francia, Francia e Italia, etc.

El ejemplo de Suecia y Finlandia

Finlandia, que ha aplicado estrictas regulaciones de distanciamiento social, está pensando cerrar por completo su frontera con Suecia por primera vez porque sus áreas fronterizas tienen una alta incidencia de covid-19.

Esto dañaría el sistema de salud sueco, que depende en gran medida del personal médico finlandés.

Ursula von der Leyen esperaba poner fin a todos estos cierres de fronteras internas al proponer una prohibición de viajes externos para ingresar a la UE.

Pero ante el nuevo coronavirus, los líderes de la UE sienten que la seguridad fronteriza nacional tiene prioridad.

Derechos de autor de la imagen Getty Images
Image caption El pasado lunes, el Parlamento húngaro aprobó una polémica ley que le permite al ultraderechista Viktor Orbán gobernar con poderes extraordinarios, sin límite temporal y sin control.

Preocupación por Hungría

Y luego está Hungría.

El primer ministro húngaro, Viktor Orban, es famoso por estar a favor de lo que él describe como una democracia iliberal, también conocida como democracia parcial.

La semana pasada estuvo cerca de deshacerse de la parte de "democracia" por completo, después de que el Parlamento de su país aprobara una ley que le permite gobernar indefinidamente por decreto.

La respuesta de la Comisión Europea fue tibia en el mejor de los casos.

Von der Leyen expresó su "preocupación" y dijo que los países tenían que garantizar que la legislación sobre coronavirus fuera temporal.

Pero lo que acaba de suceder en Hungría viola los valores fundacionales de la UE consagrados en un tratado, que incluyen la democracia y el estado de derecho.

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Hungría no fue nombrada expresamente, pero sí hubo una condena generalizada de los amplios poderes concedidos al primer ministro.

La Comisión podría retenerle fondos a ese país.

Ese sería un mensaje poderoso.

De lo contrario, esto se sumará al sentimiento acumulado durante esta pandemia de que la UE es más un matrimonio de conveniencia que una unión de países, atados por valores y un sentido de solidaridad, tanto en los tiempos malos como en los buenos.

La crisis del coronavirus realmente pone en entredicho la esencia de la UE.

Visita nuestra cobertura especial

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC News Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.

Contenido relacionado