Coronavirus en EE.UU. | Por qué la estrategia de California contra el coronavirus ha resultado tan eficaz y en qué se diferencia de la de Nueva York

  • Patricia Sulbarán Lovera
  • Corresponsal de BBC News Mundo en Los Ángeles
Patinadora

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Las famosas playas de California se han vaciado.

Desde la costa oeste, los californianos miran atónitos a Nueva York, el epicentro de la pandemia de coronavirus en Estados Unidos.

La realidad en el este es muy diferente a la de un estado que, pese a ser el más poblado del país, es señalado como modelo de éxito en sus esfuerzos por aplanar la curva de contagio y prevenir muertes.

Hace casi un mes, los 40 millones de residentes de California, considerado como la quinta economía del mundo, escuchaban sorprendidos las palabras de su gobernador, Gavin Newsom, cuando estimaba que más de la mitad de la población se contagiaría si el territorio no ponía en práctica medidas estrictas de aislamiento.

“Si sacan sus cuentas en el estado de California, ese es un número especialmente alto”, dijo el pasado 19 de marzo.

En ese momento, California registraba menos de 1.000 casos confirmados y casi una veintena de muertes, y se convertía en el primer estado del país en implementar acciones tan drásticas para contener la pandemia.

Entonces, también era el tercer estado más golpeado por el virus, después de Washington y Nueva York.

Las autoridades ordenaron el cierre de los negocios no esenciales y de las escuelas, aunque algunas compañías e instituciones, como Netflix y la Universidad de California en Los Ángeles, ya habían enviado a un gran número de empleados a trabajar desde casa.