Líbano: declaran culpable a uno de los cuatro acusados del asesinato del ex primer ministro Rafik Hariri

  • Redacción
  • BBC News Mundo
Security personnel surround the crater left by the explosion that blew up the motorcade of former Lebanese Prime Minister Rafik Hariri, 14 February 2005

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

Hariri fue asesinado en febrero de 2005.

El Tribunal Especial para el Líbano declaró este martes culpable a uno de los cuatro hombres acusados de participar en el atentado con bomba que acabó con la vida del ex primer ministro libanés Rafik Hariri en 2005.

Los jueces consideraron "probados los cargos" contra Salim Jamil Ayyash, supuesto miembro del grupo islamista chiita libanés Hezbolá, quien como los otros procesados fue juzgado en ausencia.

Los jueces consideran corresponsable a Samil Jamil Ayyash de la "comisión de un ataque terrorista con material explosivo", así como el "homicidio intencionado" de Hariri y otras 21 personas fallecidas, y del intento de asesinato de otras 226 personas en el ataque suicida ocurrido el 14 de febrero de 2005.

"Aunque no actuó solo, tuvo un papel importante en la preparación del ataque, por lo que es culpable de los cargos", afirmó el juez presidente de la sala, David Re.

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

El veredicto surge en un momento de enorme consternación para Líbano tras la explosión en Beirut.

El hijo de Hariri, Saad, quien también fue primer ministro, indicó que aceptaba el veredicto pero que había esperado que surgiera más información en el juicio.

"Creo que todos teníamos una expectativa mucho más grande que lo que surgió", les dijo a periodistas.

"Pero creo que el tribunal presentó un resultado que es satisfactorio", agregó.

Absolución

Los otros tres acusados, Hussein Hassan Oneissi, Assad Hassan Sabra y Hassan Habib Merhi, fueron absueltos al no poderse probar que conocieran la intención última de matar al ex primer ministro libanés.

Los cargos contra un quinto hombre, Mustafa Badreddine, comandante del brazo militar de Hezbolá, fueron retirados después de que este muriera en Siria en 2016.

Fuente de la imagen, Getty Images

Pie de foto,

La muerte de Hariri causó conmoción en Líbano.

Los jueces no consideran probado que los líderes de Hezbolá o de Siria estuvieran detrás del asesinato de Hariri.

Hezbolá ha negado sistemáticamente cualquier participación y ninguno de los acusados -cuyo paradero se desconoce- se han presentado a declarar.

Evidencia

Los jueces indicaron que la evidencia mostraba que Ayyash tenía en su posesión uno de los seis teléfonos móviles utilizados por el equipo que asesinó a Hariri.

El asesinato del político y empresario marcó un momento crucial para Líbano, y dio lugar al surgimiento de alianzas rivales que desde entonces ha determinado la política libanesa.

Fuente de la imagen, Reuters

Pie de foto,

The blast has destroyed many homes and businesses

El veredicto del tribunal creado por Naciones Unidas y con sede en La Haya se conoce en un momento particularmente delicado para Líbano.

Surge dos semanas después de que una terrible explosión en el puerto de Beirut, la capital de Líbano, causara la muerte de cerca de 200 personas.

Además, el fallo llega mientras Líbano vive una creciente tensión política, con manifestaciones callejeras contra el gobierno, al que responsabilizan tanto de la explosión como de la peor crisis económica que vive el país desde la guerra civil que devastó el país entre 1975 y 1990.

Ahora puedes recibir notificaciones de BBC Mundo. Descarga la nueva versión de nuestra app y actívalas para no perderte nuestro mejor contenido.