China se opone a que se le conceda el Nobel a disidente

Poster pidiendo la libertad de Liu Xiaobo
Image caption El nombre de Liu Xiaobo, sentenciado a once años de cárcel, suena con fuerza para el Nobel de la Paz.

El gobierno de Pekín no quiere que un conocido disidente político chino reciba el Premio Nobel de la Paz.

El nombre de Liu Xiaobo -quien fue condenado a 11 años de cárcel por su participación en la redacción de la Carta 08, un manifiesto que pide profundas reformas políticas y la instauración de la democracia en China- ha estado sonando con fuerza como un posible candidato para el galardón.

Y el ministerio de Relaciones Exteriores de China se está movilizando para intentar evitarlo.

El director del Instituto Nobel de Noruega, Geir Lundestad, informó que el vice ministro de esa cartera, Fu Jing, se había comunicado con él para advertirle que una decisión en ese sentido podría dañar las relaciones entre Oslo y Pekín.

Image caption Cientos de académicos y activistas chinos apoyan la candidatura de Liu.

Y una portavoz ministerial le dijo este martes a reporteros en Pekín que entregarle el Nobel de la Paz a Xiaobo sería ir en contra de los objetivos del creador de la distinción: promover la paz entre los pueblos, la amistad internacional y el desarme.

Las autoridades chinas dijeron además que Liu había sido condenado por violar las leyes del país, por lo que de concedérsele el premio se le estaría enviando un mensaje equivocado al mundo.

El caso del Dalai Lama

Según el editor para asuntos chinos de la BBC, Shirong Chen, cuando el año pasado otro disidente -Hu Jia- fue nominado para el galardón, el gobierno chino también intentó presionar al comité encargado de tomar la decisión final.

Además, "China se puso furiosa cuando el líder espiritual del Tíbet en el exilio, el Dalai Lama, recibió el premio en 1989, el año que las autoridades chinas reprimieron las protestas de la plaza Tiananmen", recordó nuestro corresponsal.

"Todos los años, funcionarios de diferentes países comparten su opinión acerca de quien debería o no debería ganar el premio", matizó Lundestad.

El director del Instituto Nobel recordó además que la oposición de China no había impedido la condecoración del Dalai Lama.

Por lo pronto, la candidatura de Xiaobo ha sido respaldada por más de cien académicos, abogados y activistas chinos.

La advertencia de China, sin embargo, se produce en medio de negociaciones para un posible acuerdo comercial bilateral con Noruega, que muchos creen podrá servir de modelo a una acuerdo con la Unión Europea.

Noruega también está interesada en empezar a exportar petróleo hacia China. Y la compañía noruega Statoil informó el mes pasado que estaba interesada en explorar posibles yacimientos de gas en el país asiático.

El comité encargado de otorgar por el premio anunciará su decisión final dentro de 10 días.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.