¿Últimos comicios "sucios" en Brasil?

Image caption El Congreso brasileño aprobó "Ficha Limpia", una norma que prohíbe que políticos condenados por la Justicia se presenten como candidatos en elecciones.

El Supremo Tribunal Federal de Brasil (STF) archivó este miércoles una causa en la que debía definir la validez de la llamada ley de "Ficha Limpia" para los comicios presidenciales del domingo.

"Ficha Limpia" es una norma aprobada por el Congreso en mayo pasado que prohíbe que políticos condenados por la Justicia se presenten como candidatos en elecciones, por un período de ocho años.

En junio, el Tribunal Superior Electoral (TSE) decidió que las reglas de la nueva ley aplican para las elecciones de 2010, incluso en casos en los que los candidatos fueron condenados antes de la aprobación de la legislación.

Así, el TSE recibió más de 1.000 impugnaciones contra postulantes en los distintos distritos regionales.

Sin embargo, la última palabra la tiene el STF, máxima instancia judicial en Brasil. La corte deberá decidir si avala la decisión del TSE y permite la aplicación de la ley en las próximas elecciones, y también si la norma puede ser retroactiva y vedar a quienes tengan condenas previas a la sanción de "Ficha Limpia".

Según los candidatos vedados, la aplicación de la ley para estos comicios es inconstitucional ya que viola otra norma que establece que no pueden realizarse alteraciones al proceso electoral en el mismo año de los comicios.

Estaba previsto que la corte definiera el tema antes del domingo, sin embargo la decisión de los jueces de archivar un caso que iba a sentar jurisprudencia sobre la materia postergó el asunto hasta después de las elecciones.

En un "limbo"

Image caption “Ficha Limpia” es una de las leyes brasileñas surgidas por iniciativa popular.

En efecto, la decisión del tribunal significa que la contienda electoral del domingo será la última elección "sucia" en Brasil.

No obstante, los expertos legales advierten que los candidatos cuestionados que resulten electos corren el riesgo de perder sus cargos si el STF eventualmente vota a favor de la validez de "Ficha Limpia" para estos comicios.

El lunes, la viceprocuradora general electoral, Sandra Cureau, criticó la falta de definición del STF, asegurando que "va a interferir mucho en el proceso electoral, porque colocó a una cantidad enorme de candidatos en un limbo".

Iniciativa popular

"Ficha Limpia" es una de las pocas leyes brasileñas surgidas por iniciativa popular y el masivo impulso que le dio vida fue uno de los mayores en la historia del país.

La propuesta surgió del Movimiento Combate a la Corrupción Electoral (MCCE), una coalición de organizaciones no gubernamentales que a fines de 2009 logró juntar más de 1,6 millones de firmas para solicitar al Congreso que modifique la ley electoral, que sólo inhabilitaba a candidatos que recibieron una sentencia definitiva de parte de la Justicia.

La nueva ley prevé que políticos condenados por un "colegiado" –equivalente a una segunda instancia judicial- por delitos como corrupción electoral, captación ilícita de votos, hechos electorales ilícitos o malversación del dinero público, entre otros, no puedan ser elegidos por ocho años.

La norma fue aprobada en mayo por el Senado, por votación unánime, y en junio el presidente Luiz Inácio Lula da Silva la sancionó.

Hastío

La iniciativa popular había surgido el año pasado en momentos en los que el país atravesaba un fuerte escándalo de corrupción en el seno del Congreso, luego de que la prensa revelara una serie de irregularidades.

El profesor de Relaciones Internacionales de la Universidad Federal Fluminense, William Gonçalves, dijo a BBC Mundo que "todos los legisladores de todos los partidos políticos" estaban involucrados en alguna medida en los hechos cuestionados.

"La sociedad consiguió imponer su mensaje: Brasil ya no aguanta más tanta impunidad y corrupción", celebró tras aprobarse la ley el presidente del gremio de la Orden de Abogados de Brasil, Ophir Cavalcante, miembro del MCCE.

En tanto, el movimiento advirtió que, más allá de la decisión del tribunal supremo, continuará con sus campañas para dar a conocer a los candidatos con "ficha sucia", en busca de que la población no los vote.