Chile: mapuches llegan a un acuerdo con el gobierno

Mujer mapuche en una protesta
Image caption La mayoría de los mapuches en huelga de hambre levantaron la protesta.

Después de 82 días en huelga de hambre, jornadas de protestas y varios intentos de diálogo, los indígenas mapuches llegaron en la noche del viernes a un acuerdo con el gobierno del presidente de Chile, Sebastián Piñera.

Como consecuencia de este acuerdo, por el que el ejecutivo desiste de imputar a los mapuches por cargos contemplados en una polémica ley antiterrorista, buena parte de los indígenas decidieron levantar la huelga de hambre que mantenían en diversas cárceles de Chile.

El arzobispo de Concepción, Ricardo Ezzati, que ejerció de mediador en el conflicto, señaló que tras comunicar la decisión del gobierno a los indígenas en huelga de hambre, buena parte de los mapuches tomaron la decisión "de deponer la huelga de hambre de forma inmediata".

Los comuneros mapuches que firmaron el pacto con el gobierno de Sebastián Piñera se encuentran en cárceles de las sureñas ciudades de Concepción, Temuco y Lebú.

La decena restante de acusados, internados en un penal de la localidad de Angol, decidirían el sábado si acogen la propuesta.

Los huelguistas exigían no ser procesados bajo la llamada ley antiterrorista, una legislación sancionada durante el régimen de Augusto Pinochet (1973-1990) que endurecía sus penas y los juzgaba bajo el Código de Justicia Militar.

Según un comunicado que leyó el arzobispo Ezzati, "el gobierno no tiene convicción que los hechos por los cuales se ha imputado a los denominados comuneros mapuches pueda seguir siendo calificado como conductas terroristas", por lo que el ejecutivo procederá "a desistirse de todas las querellas por delitos terroristas y replantear tales acciones bajo las normas del derecho penal común".

Satisfacción en ambas partes

Natividad Llanquileo, vocera de los mapuches justificó que la decisión se tomó de forma "responsable y racional" por los indígenas, quienes son "luchadores sociales y que cargan en sus hombros años de trabajo en las comunidades".

Por su parte, el ministro secretario general de la Presidencia, Cristián Larroulet, se mostró satisfecho por el acuerdo llegado con los indígenas mapuches quienes dijo, están "muy contentos".

"Este es un triunfo para la sociedad chilena. Triunfó la vida, triunfó la unidad de los chilenos, triunfó el futuro de Chile", afirmó.

Después de varios intentos para dialogar, el gobierno de Piñera dio por fracasado el diálogo el pasado lunes debido a lo que consideró exigencias desmedidas de los huelguistas, que solicitaron conversar directamente con los tres poderes del Estado.

Esa situación fue desbloqueada este jueves en una reunión de los familiares de los mapuches con el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter.

Pese a este acuerdo inicial, las partes continuarán en una mesa de diálogo para buscar soluciones a otras demandas.

La corresponsal de BBC Mundo en el Cono Sur, Veronica Smink, señaló que en los últimos meses, el reclamo de este pueblo originario, que lleva años, tuvo una inusual repercusión en los medios y en la sociedad chilena.

Los 34 detenidos habían realizado actos de violencia, incluyendo ataques incendiarios, contra propiedades privadas en la región sureña de La Araucanía, epicentro del reclamo los mapuches, que exigen la devolución de lo que denominan sus tierras ancestrales.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.