Nuevo proyecto de reforma migratoria, ¿pura fachada?

Protesta a favor de la reforma migratoria
Image caption Para algunos la presentación del proyecto de ley llega en el peor momento.

Activistas hispanos que luchan por una reforma migratoria en Estados Unidos han puesto sus esperanzas en un nuevo proyecto de ley que busca la normalización de la situación de millones de inmigrantes indocumentados que residen en el país.

Sin embargo, al haber sido sometido justo un día antes de que el Congreso entrara en receso y a menos de 30 días de las elecciones legislativas del 2 de noviembre son escasas las posibilidades de que la propuesta avance más allá del comité de inmigración de la cámara alta, a juicio de analistas.

Mientras, legisladores del opositor Partido Republicano han calificado de táctica preelectoral la introducción del proyecto de ley por los senadores demócratas Robert Menéndez de Nueva Jersey, y Patrick Leahy, de Vermont.

Medida "simbólica"

“Es principalmente simbólico”, afirmó a BBC Mundo Peter Morici, profesor de la Universidad de Maryland, quien consideró que la propuesta “está diseñada para conquistar a los electores hispanos”.

Morici descartó que la reforma migratoria sea aprobada durante lo que llamó un “Congreso de pato inválido”, como suele llamársele en EE.UU. el periodo de aletargamientos antes de unas elecciones cuando muchos legisladores no quieren o no pueden tomar decisiones porque salen del parlamento o porque prefieren esperar a la próxima legislatura que asumirá en enero.

Para el analista, la reforma migratoria permanecerá en suspenso hasta las elecciones del próximo mes y luego desaparecerá de la agenda legislativa cuando el Congreso suspenda sus sesiones en diciembre para dar paso a la legislatura renovada.

Por otro lado, tras declararse el receso el viernes pasado, los legisladores se encuentran actualmente en plena campaña electoral en sus respectivas localidades en vista a los comicios parlamentarios de mitad de periodo en los que se renovarán los 435 puestos de la Cámara de Representantes y un tercio de los del Senado, 34 puestos.

Ni siquiera el propiciador del proyecto de ley estuvo disponible para una entrevista sobre el tema, cuando fue solicitada por BBC Mundo. Su oficina de comunicaciones en el Capitolio se limitó a reproducir el comunicado de prensa emitido el jueves 30 cuando Menéndez depositó la medida en el Senado.

Punto de partida

No obstante, activistas a favor de la reforma migratoria, como Frank Sharry, director ejecutivo de la organización America’s Voice consideran que la propuesta de Menéndez constituye un “un importante punto de partida para una solución realista y efectiva al problema de la inmigración de indocumentados”.

“Con la presentación de un plan de reforma migratoria integral, el senador Menéndez le está dejando en claro al movimiento pro reforma, al Congreso y al país que a fin de cuentas, esa reforma es la única vía para componer nuestro maltrecho sistema migratorio”, agregó Sharry.

Elogios similares al proyecto fueron expresados por Angélica Salas, directora ejecutiva de la Coalición pro Derechos Humanos del Inmigrante en Los Ángeles (CHIRLA por sus siglas en inglés).

“El anteproyecto de ley que ha presentado el Senador Menéndez es una solución madura para reparar el peligroso, quebrantado e inhumano sistema de leyes migratorias y sin desviarse de tres valores fundamentales para los estadounidenses: libertad, justicia, y oportunidades para todos”, apuntó Salas.

"Amnistía"

El plan de Menéndez y Leahy incluye el reforzamiento de las fronteras estadounidenses a la vez que ofrece un programa para que inmigrantes indocumentados inicien el proceso para convertirse en ciudadanos de EE.UU. tras registrarse, pagar multas e impuestos y aprender inglés.

También incorpora el proyecto Dream Act (Ley para el Desarrollo, Alivio y Educación para Menores Extranjeros) que propone dar residencia temporal a decenas de miles de estudiantes con buenas calificaciones cada año, quienes una vez graduados de la universidad o que ingresan a las Fuerzas Armadas recibirían la residencia legal permanente.

Pero la Federación de Estadounidenses por la Reforma Migratoria (FAIR, por sus siglas en inglés) calificó el plan de Menéndez como el último intento de legislador de Nueva Jersey “por atraer a los defensores de la amnistía hacia las urnas en noviembre próximo”.

FAIR, organización que se opone a la regularización del estatus migratorio de los indocumentados, afirmó que la propuesta del senador demócrata “aumentaría exponencialmente el número de inmigrantes en el país a niveles sin precedentes”.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.