¿Espacio en el salón para el esqueleto de un dinosaurio?

Allosauros, fotografía cortesía de Sotheby
Image caption Este primo del Tyrannosaurus Rex vivió hace 150 millones de años y es el ejemplar

Los esqueletos de gigantes dinosaurios carnívoros rara vez salen a la venta, así que esta semana es particularmente excitante para los ávidos coleccionistas de fósiles, con la salida a subasta de un esqueleto de alosaurio en París.

La subasta de la prestigiosa casa Sotheby's es la segunda de grandes ejemplares de fósiles que se produce en menos de seis meses, luego de que Bonhams vendiera más de 400 objetos relacionados con dinosaurios en mayo en Nueva York.

El alosaurio, un familiar próximo del tiranosaurio rex, se estrenará en su primera subasta, al ser la primera vez en la historia que se vende un ejemplar de este tipo. Se trata de una pieza de un ejemplar de 10 metros de largo que vagaba por América del Norte hace 150 millones de años y pesaba más de tres toneladas.

Encontrado en Wyoming, en Estados Unidos, el alosaurio es el más completo de su especie que se conserva hasta ahora, con un 70% de sus huesos.

Se estima que el gran fósil se venderá por un precio cercano a US$1 millón y que podría pasar a engrosar una colección privada.

Pero, ¿quién compraría un dinosaurio con un precio tan alto?

Según le contó a la agencia Reuters Eric Mickeler, un especialista de historia natural de Sotheby's, "en los últimos años se trata de coleccionistas de arte moderno que piensan que este tipo de objeto iría bien en su casa con un interior artístico moderno".

Tras los pasos de Sue

El subastador cree que el alosaurio seguirá los pasos de su famoso primo fósil Sue, el tiranosauro rex que fue vendido a un museo de Chicago al precio récord de US$8,3 millones en 1997.

El alosaurio todavía tiene que ser bautizado, y el honor de otorgarle un nombre será reservado para el que puje más alto, según afirmó Sotheby's.

Pero, ¿resulta aceptable para alguien esconder un tesoro científico de este tipo en el salón de su casa?

David Martill, un paleobiólogo de la Universidad de Portsmouth, en Reino Unido, dice que el comprador puede ser "cualquiera que tenga mucho dinero y el capricho de tener un dinosaurio en la puerta de su casa. Simplemente habrá de tener una casa que sea lo suficientemente grande", añade.

La compra de fósiles se ha convertido cada vez en algo más popular, dice, y los precios "subieron de forma extraordinaria".

Las personas piensan que son buenas inversiones, los precios han subido y el cráneo de un triceratops que se valoraba en US$25.000 hace diez años podría llegar a costar hasta diez veces más, según informó el Wall Street Journal.

¿Son una inversión segura?

Image caption Se espera que la venta de este ejemplar alcance el millón de dólares.

"Escuché que no son una inversión segura porque no son como arte, puede que sean únicos cuando los compras pero cuantos más se encuentran, más se devalúa el tuyo", afirma Darren Naish, un paleontólogo y escritor.

"En los últimos 20 años se han producido compras llamativas. Muchas compañías grandes los quieren para sus vestíbulos o centros de conferencias".

No sólo hay grandes corporaciones en este mercado. Actores, famosos y muchas personas especializadas del mundo de los fósiles para colecciones privadas o museos han adquirido piezas recientemente.

En muchos casos, según afirma Martill, se trata de "personas que tienen tanto dinero que no saben qué hacer con él. Es una cuestión de ego. Dicen mírame, tengo un alosaurio".

Martill afirma que la subasta de Sotheby's será popular porque "grandes y atractivos dinosaurios como el alosaurio no salen a la venta muy a menudo".

Pero la venta comercial de fósiles sigue siendo polémica, con muchos argumentando que podría impedir que los ejemplares sean utilizados en ciencia o educación.

Además del alosaurio, saldrán a subasta un ejemplar completo del plesiosáurido, un pez carnívoro y un rinoceronte lanudo prehistórico.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.