Ucrania: nuevo código de vestimenta "de risa"

Ex primer ministra de Ucrania, Yulia Tymoshenko

Se le considera un ícono de estilo en su país y en el extranjero: vestidos ajustados de encaje, zapatos de tacón altísimo, uñas perfectamente manicuradas y su característico peinado la avalan.

Quizá por ello, la ex primera ministra de Ucrania, Yulia Tymoshenko, tiene la autoridad en el campo para criticar el nuevo código de vestimenta establecido por el gobierno de Kiev para los empleados del Gabinete.

"De risa", dijo Tymoshenko.

Esta semana, el gobierno de Ucrania aprobó una nueva normativa para una "apariencia profesional permanente" de empleados y visitantes.

Azul, faldas largas y rayas

A partir del martes en el Gabinete de Ministros ucraniano, a los hombres se les pide que vistan traje azul o gris y, de preferencia, corbata a rayas.

Para las mujeres, lo más recomendable -según la normativa- son los trajes de sastre y los tacones bajos.

Además tienen prohibido llevar demasiado maquillaje, escotes, transparencias, vestidos sin mangas, faldas cortas y ajustadas y prendas de vestir floreadas. Las piedras preciosas están limitadas a las mujeres casadas.

En ambos casos, se les prohíbe usar dos días seguidos la misma ropa.

"Las normas se introdujeron con el fin de mejorar la disciplina y el estilo de negocios entre los empleados del gobierno", según la declaración del Gabinete publicado en su sitio de internet.

Polémica

Image caption Tymoshenko también ha recibido innumerables críticas por considerar su estilo demasiado costoso.

Durante una conferencia de prensa este miércoles, Tymoshenko (quien ahora es lider de la oposición) bromeó sobre la normativa avalada por el actual presidente Viktor Yanukovych.

"Seguro ni a la Reina de Inglaterra ni a Gadafi, por ejemplo, se les hubiera aceptado en el Gabinete", dijo.

A pesar de que su forma de vestir le ha conferido la admiración de muchas personas, Tymoshenko también ha recibido innumerables críticas por considerar su estilo demasiado costoso en un momento en el que el país estaba atravesando una severa crisis económica.

Sin embargo, Tymoshenko no es la única en declarase contraria a las nuevas reglas.

"Creo que un código de vestimenta es arcaico", dijo Anna German, una alta asesora del presidente Yanukovych a la prensa local.

"Si una persona no tiene sentido de moderación, nos tenemos que cuestionar si debería estar en esa oficina", agregó.

Otros intentos

Esta no es la primera vez que se intentan establecer códigos de vestimenta en oficinas, colegios e instituciones.

Hace unos meses, en Brasil causó revuelo la expulsión de la universidad de una chica por una minifalda "demasiado provocadora".

En tanto, un gobierno regional en Chile prohibió a las trabajadoras del sistema público el uso de minifaldas y de prendas que dejaran al descubierto hombros o espalda, pero la oleada de críticas en contra obligó a su inmediata anulación

En Uganda, un ministro dijo que las minifaldas deberían prohibirse porque una mujer llevándolas distrae a los conductores y causa accidentes de tránsito.

Y en Inglaterra, un supermercado prohibió a sus clientes asistir a hacer sus compras... en pijama.

Lea también: Supermercado prohíbe ir en pijama

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.