Última actualización: Miércoles, 6 de octubre de 2010

Ecuador: Correa defiende su actuación durante la sublevación policial

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, defendió este miércoles su actuación durante la revuelta policial del pasado 30 de septiembre, reconoció que los servicios de inteligencia del gobierno fallaron en advertir la crisis, y reiteró que no tiene planes inmediatos de disolver la Asamblea Nacional.

El jueves pasado, Correa confrontó directamente a los policías que se habían tomado un cuartel policial en rechazo a la eliminación de varios beneficios laborales, lo que para muchos críticos encendió aún más el nivel de confrontación en una jornada que terminó con el rescate militar del mandatario de un hospital donde estuvo retenido por varias horas.

"Paradójicamente mi ida al Regimiento Quito paró lo que quería ser una insubordinación generalizada de la Policía, que después sea transmitida a las Fuerzas Armadas para que se genere un descontrol social para tratar de desestabilizar al gobierno", dijo el mandatario en un diálogo de dos horas que mantuvo con la prensa extranjera.

Rafael Correa, presidente de Ecuador

Correa insistió en que el jueves pasado hubo un intento de golpe de Estado.

Rafael Correa insistió en que el jueves pasado hubo un intento de golpe de Estado en el que se quiso llevar adelante una estrategia de caos generalizado similar a la utilizada el 21 de enero de 2000, cuando cayó el gobierno del entonces presidente Jamil Mahuad.

clic Lea: El blog de los editores: El vacío ecuatoriano

"El presidente va al Regimiento Quito y todo el país es testigo de cómo le agreden, y eso une al país (...) Creo que hice lo que tenía que hacer, lo que creí correcto ese momento. No es que fui temerario, no me creo ni héroe ni mártir, pero jamás pensamos que era un complot político, sino que era un descontento policial por mala información", manifestó Correa,

"Es claro que falló inteligencia"

El presidente va al Regimiento Quito y todo el país es testigo de cómo le agreden, y eso une al país (...) Creo que hice lo que tenía que hacer, lo que creí correcto ese momento. No es que fui temerario, no me creo ni héroe ni mártir, pero jamás pensamos que era un complot político, sino que era un descontento policial por mala información

Rafael Correa, presidente de Ecuador

El presidente dijo que no fue informado de que se preparaba una sublevación policial contra el gobierno, al señalar que los sistemas de inteligencia de Ecuador se encuentran "en soletas".

"Es claro que falló inteligencia", manifestó Correa, quien estuvo acompañado de sus ministros de Seguridad, Defensa y del Interior.

El mandatario no identificó responsables de dicha falla, y señaló que su gobierno ha debido empezar desde cero en la reconstrucción del sistema de inteligencia nacional después de que se desmanteló el servicio secreto anterior que obedecía, según el presidente, directamente a la Embajada estadounidense.

Correa anunció que su gobierno impulsará una depuración en la Policía, mientras el ministro del Interior, Gustavo Jalkh, dio a conocer que la Fiscalía ordenó la detención de 46 uniformados vinculados con la revuelta del jueves pasado.

El estado de excepción decretado por el mandatario continuará hasta el viernes. Para el gobierno aún persisten amenazas contra su estabilidad, como la supuesta aparición de un Grupo Policial Armado (GAP), una presunta organización de tinte paramilitar mencionada este miércoles por el presidente Correa.

No a disolución de la Asamblea, por el momento

De otro lado, Rafael Correa descartó que vaya aplicar en el corto plazo la facultad constitucional que tiene como presidente de la República de disolver la Asamblea Nacional y convocar a elecciones generales.

Esa opción, denominada "muerte cruzada", había sido contemplada por el mandatario ecuatoriano luego de las disputas que ha tenido el gobierno con varios sectores de la Asamblea en el trámite de leyes consideradas fundamentales para el país.

No obstante, para el mandatario la "muerte cruzada" no está descartada a futuro.

"No vemos en lo inmediato necesidad de ninguna 'muerte cruzada', pero tampoco es que podemos excluirla", señaló Correa.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.