Advertencia por uso de laptops en las piernas

Enrojecimiento de la piel
Image caption El enrojecimiento de la piel es evidente tras el uso prolongado de las laptops sobre las piernas.

El calor generado por la parte inferior de un computador portátil es suficiente para causar una erupción cutánea desagradable, especialmente si se utiliza en contacto directo con la piel durante varias horas.

La revista Pediatrics presentó hace poco el caso de un niño de 12 años de edad que desarrolló decoloración de la piel después de gastar varias horas jugando en el computador. Sin embargo, de acuerdo con dermatólogos, la erupción cutánea no debería causar efectos negativos duraderos.

El nombre completo de la condición es AB igne ERITMA y suele ser común en las personas expuestas al calor durante su trabajo, como los panaderos y los orfebres.

"Síndrome de piel tostada"

Algunas veces se observa también en pacientes de edad avanzada que utilizan bolsas de agua para calentase. Pero ahora la condición, también llamada "síndrome de la piel tostada", se presenta en algunos usuarios de computadoras portátiles. Y es que en este tipo de ordenadores hay piezas internas que pueden llegar a generar temperaturas superiores a los 50 grados centígrados. Si el computador tiene contacto directo con la piel, puede dejar algunas manchas que no desaparecerán rápidamente. En los casos más graves de eritema, la piel puede quedar bastante oscura, aunque no suele ser permanente. El estudio, que fue realizado por investigadores del Hospital Universitario de Basilea no es el primero en notar este problema. Otros casos registrados en revistas médicas incluyen el de un estudiante de leyes que utilizaba su portátil en los muslos durante cerca de seis horas al día. Sin embargo, el doctor Bav Shergill, del hospital universitario de Brighton, en el Reino Unido, dijo a la BBC que las personas que desarrollen este tipo la erupción no se deberían preocupar demasiado. "Yo esperaría que esta condición cutánea se resuelva con bastante rapidez, sin consecuencias a largo plazo". "Si una persona utiliza su portátil así todos los días, podría haber cambios de color en la piel, pero después con el tiempo debería desaparecer”, concluyó Shergill. Lea el texto del estudio (en inglés)

Contenido relacionado