Murió "la voz del siglo"

Joan Sutherland.
Image caption La soprano catalana Montserrat Caballé dijo una vez que la voz de Sutherland era "como el cielo".

Joan Sutherland, una de las más grandes sopranos del siglo XX, murió el lunes en Suiza a los 83 años.

La estrella australiana, que se retiró de los escenarios hace 20 años, tenía un estado de salud frágil desde que sufrió una caída.

Tras su debut en el Teatro Real de Ópera de Londres, en Covent Garden, en 1952, actuó en teatros de todo el mundo e hizo numerosas grabaciones.

Su familia dijo en un comunicado: "Ha tenido una vida larga y mucha gente ha disfrutado gracias a ella".

Se había ganado el apodo de "La Stupenda" por el rango vocal y la presencia en escena que demostró en una actuación de 1960 en La Fenice, el teatro de ópera de Venecia. Aquella interpretación de Alcina, la ópera en tres actos del compositor alemán Georg Friedrich Händel fue su consagración.

La cantante actuó con otros grandes de la ópera durante su carrera, entre ellos Luciano Pavarotti, quien la describió como "la voz del siglo".

Pavarotti dio una gira con ella por Australia en los años sesenta cuando él estaba iniciándose en el mundo de la música.

Ganadora de un Grammy

La soprano catalana Montserrat Caballé dijo una vez que la voz de Sutherland era "como el cielo".

Recibió un Grammy en 1961 a la mejor actuación clásica del año.

Image caption Pavarotti y Sutherland dieron una gira en los años sesenta cuando él estaba iniciándose en el mundo de la música.

El periodista de la BBC Nick Higham dijo, en un repaso a su carrera, que la especialidad de Sutherland era la diabólicamente difícil pero llamativa coloratura o bel canto, un estilo asociado con muchas de las operas más populares del siglo XVIII y XIX.

"No era guapa, era inmensamente alta y en sus principios no era buena actriz", señaló Higham, "pero su voz sola era suficiente".

Después de retirarse, Sutherland siguió patrocinando a las voces con talento, principalmente a través de la competición Cantante del Mundo de Cardiff, presentando el trofeo por última vez en 2009.

Sus amigos cercanos dicen que después de una caída en su casa en 2008 en la que se partió las dos piernas no llegó a recuperarse del todo, aunque no dan más detalles.

La estrella de la ópera pidió tener un pequeño y reservado funeral.

Contenido relacionado