El tequila como gancho electoral

Mientras en California bebían tequila las candidatas republicanas a gobernadora y a senadora, Meg Whitman y Carly Fiorina, en la Florida el aspirante a senador de raza negra, Kendrick Meek, comparecía ante un grupo de puertorriqueños para decirles en español: “Yo estoy con ustedes”.

Image caption La republicana Whitman tomó tequila y disfrutó de un mariachi frente a una audiencia latina en California.

Los tragos de tequila, los mariachis y las frases en español se han convertido en ganchos electorales en la medida en que se acercan en Estados Unidos las elecciones de mitad de periodo, previstas para el 2 de noviembre.

El lanzamiento de “anzuelos” proselitistas para enganchar a los hispanos se ha intensificado en las últimas semanas tras los resultados de estudios y encuestas que muestran el desencanto de los latinos frente a las ofertas de los dos principales partidos políticos.

Lea también: Nuevo proyecto de reforma migratoria, ¿pura fachada?

Además, los gestos hacia los hispanos ocurren precisamente en estados donde la contienda está sumamente cerrada y a la vez hay un alto número de latinos en edad de votar, según muestran nuevos datos revelados este viernes por el Centro Hispano Pew.

Perfil latino

El informe “Perfiles demográficos de los votantes latinos elegibles en 27 estados” de EE.UU. confirman que además de California y Florida, los estados con mayor concentración de votantes hispanos son Texas, Nuevo México, Nevada y Arizona.

El alto porcentaje de electores elegibles de origen latinoamericano podría incidir en los resultados de las contiendas electorales en esas localidades, señalaron los expertos.

En California, donde los 5,4 millones de latinos en edad de votar constituyen el 24% del electorado, ambos candidato a la gobernación del estado, Whitman y el demócrata Jerry Brown, tienen iguales posibilidades de ganar, aunque un promedio de las diversas encuestas que se han realizado en la última semana le dan a este último una ligera ventaja de 4%.

Mientras en Florida, los 1,8 millones de latinos que representan al 15% de los electores, podrían inclinar la balanza hacia uno de los aspirantes a un escaño en la Cámara Alta entre Meek, el republicano hispano Marco Rubio y el actual gobernador del estado –un republicano que se ha declarado independiente- Charlie Christ.

Pero solo un 1% separa a los dos candidatos –la demócrata Alex Sinc y el republicano Rick Scott en la carrera por la gobernación de la Florida, según el promedio de las encuestas.

Elecciones competitivas

“Donde hay muchos latinos, las elecciones están competitivas”, declaró a BBC Mundo Mark Hugo López, director asociado del Centro Hispano Pew, tras aclarar que el reciente estudio no determinar dónde y cómo votaran los hispanos en noviembre.

Image caption Los electores latinos se han desencantado por la falta de una reforma migratoria.

El estado con mayor concentración de voto latino es Nuevo México, con 38%. Allí la candidata republicana es hispana y figura a la cabeza con un 8%, pero el rechazo de los latinos a las políticas en contra de la inmigración de indocumentados del partido opositor podrían favorecer a última hora a la demócrata Diane Denish.

En Texas, con 3,8 millones de latinos en edad de votar, el 25% del electorado, las encuestas favorecen al republicano Rick Perry en la contienda por la gobernación, pero los latinos podrían empujar a la cima al demócrata Bill White.

Voto elusivo

Sin embargo, encuestas y estudios recientes dan a entender que existe apatía entre los latinos en miras a los comicios parlamentarios de noviembre, en los que se renovarán los 435 puestos de la Cámara de Representantes y un tercio de los del Senado, es decir, 24 puestos.

Además se elegirán gobernadores en los 50 estados del país.

Un informe de la semana pasada del propio Centro Hispano Pew indica que tras la falta de la aprobación de una reforma migratoria integral, sólo la mitad de los electores latinos dice estar segura de que votará.

Una encuesta de Gallup afirma que el apoyo de los hispanos hacia los candidatos demócratas disminuyó en 19% entre agosto y septiembre pasado.

El profesor de ciencias políticas de la Universidad de Miami, George García, indicó que espera una baja participación electoral de todos los grupos minoritarios.

“Yo no creo que los hispanos sean los únicos que están pensando en no presentarse a las urnas”, dijo a BBC Mundo el experto. “Es probable que estas sean unas elecciones con baja participación en general”.

En cuanto a los latinos, García señaló que la falta de una respuesta a las políticas republicanas en contra de la inmigración de indocumentados, como la puesta en efecto en el estado de Arizona, ha desalentado a los latinos.

“A mí me parece que el gobierno de Obama no está tratando de contrarrestar agresivamente las posiciones antiinmigratorias que están saliendo del Partido Republicano”, agregó García.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.