Rusia construirá una central nuclear en Venezuela

Chávez y Medvédev
Image caption El acuerdo fue firmado durante la visita de Hugo Chávez a Dimitri Medvédev en Moscú.

Venezuela está más cerca de concretar su intención de incursionar en el uso de energía nuclear después de que el presidente Hugo Chávez firmara un acuerdo de cooperación por el que Rusia construirá una planta atómica en suelo venezolano.

Según informó la oficial Agencia Venezolana de Noticias, el directivo de la Agencia Rusa de Energía Nuclear (Rosatom), Sergei Kirienko, y un responsable por el gobierno venezolano suscribieron el convenio en el marco de una gira de Chávez por varios países, que, además de Rusia, incluye paradas en Siria, Irán y Portugal, entre otros.

"Vemos este proyecto como muy positivo. Nosotros, la Federación de Rusia, vemos como una de las vías prioritarias de desarrollo la esfera nuclear", declaró el presidente ruso, Dmitri Medvédev.

"Nuestras intenciones son absolutamente claras y transparentes", agregó.

Por su parte, el jefe del Estado venezolano hizo hincapié en el carácter pacífico de estos proyectos, y en el derecho de su país, como nación soberana, a abordar la ruta nuclear si lo considera conveniente.

Choque verbal

Las reacciones no tardaron en llegar.

Tras la firma del acuerdo, el portavoz del Departamento de Estado de la Casa Blanca, Philip Crowley, dijo que lo vigilará "muy de cerca", afirmación que el canciller venezolano, Nicolás Maduro, calificó de "insolente".

Va en serio

No se trata de una idea nueva: desde hace varios años Venezuela ha estado hablando de la posibilidad de explorar el uso de esta forma de energía para la generación eléctrica y otras aplicaciones.

La firma del acuerdo con Rusia parece señalar que "va a en serio", como le dijo a BBC Mundo el experto en relaciones internacionales Adolfo Taylhardat.

En 2009 Chávez anunció planes para construir una "villa nuclear" con la asistencia de Irán –un aliado cercano–, cuyo propio programa atómico es cuestionado por países de Occidente, que sospechan intenciones militares encubiertas.

"De acuerdo con el Tratado de No Proliferación de Armas Nucleares, los países tienen el derecho de desarrollar energía nuclear con fines pacíficos y las potencias nucleares están obligadas a favorecer los esfuerzos de países no nucleares en este sentido", recordó Taylhardat.

"El problema es que Chávez está vinculado con (el presidente de Irán, Mahmoud) Ahmedinejad. Su amistad no es gratuita", agregó.

Para el experto, "falta ver qué orientación le va a dar Chávez a ese desarrollo de energía nuclear".

Generar electricidad

Venezuela es signataria del Tratado de No Proliferación y, como tal, tendría que ajustarse a los lineamientos y sistema de vigilancia del Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA).

Image caption Medvédev dijo que las intenciones son "claras y transparentes".

El ministro de Energía venezolano, Rafael Ramírez, dijo esta semana que el principal uso de la energía nuclear en su país estaría en la generación de electricidad.

Venezuela enfrentó este año una crisis de suministro eléctrico que obligó a aplicar planes de racionamiento en todo el país.

Según Ramírez, la futura planta tendrá 500 megavatios de potencia. Sin embargo, señaló que se trata de un programa incipiente, por lo que aún no se sabe dónde se ubicará ni cuándo comenzará a operar.

Lea también: El gobierno de Venezuela enciende la luz

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.