Hallan los últimos cuerpos de mineros atrapados en Ecuador

Familiares de los mineros fallecidos
Image caption Los mineros quedaron atrapados a 150 metros de profundidad.

Socorristas hallaron los últimos dos cuerpos de cuatro mineros que habían quedado atrapados luego de un derrumbe en un yacimiento de oro en Ecuador.

Los trabajadores Pedro Mendoza y Ángel Vera habían quedado sepultados el viernes a 150 metros de profundidad, junto con otros dos obreros, Walter Vera y Paúl Aguirre, quienes fueron encontrados sin vida el sábado.

El socorrista Giorge Ramírez dijo que uno de los dos mineros hallados el miércoles fue encontrado sin ropa y arrimado a una pared interna de la mina, mientras que el otro estaba semienterrado en medio de escombros y maderos.

El viceministro de Recursos Naturales no Renovables de Ecuador, Carlos Pareja, le dijo a BBC Mundo que las autopsias determinarán lo que provocó la muerte de los dos obreros.

"Puede haber sido por una debilidad muy grande tras permanecer a más de 40 grados centígrados de temperatura y soportar altos niveles de humedad", añadió Pareja.

Señales de vida

El viceministro dijo que se presume que los dos mineros estuvieron vivos por algún tiempo luego de quedar atrapados en la mina Casa Negra, ubicada en Portovelo, a unos 400 kilómetros de Quito, en una de las principales zonas auríferas del país.

El miércoles por la mañana, los socorristas encontraron dos lámparas y una bota cerca del sitio donde finalmente fueron hallados los dos mineros. Pareja dijo que estos objetos pudieron haber significado señales de vida arrojadas por los obreros.

"Seguramente estaban en un sitio alto, se resguardaron y tiraron las lámparas y la bota como una señal para los socorristas. Y en efecto eso fue lo que guió a quienes trabajaron en el rescate. Lamentablemente ya llegaron tarde", declaró el funcionario.

Pareja, quien presidió el comité de crisis conformado por el gobierno, defendió la estrategia adoptada para las tareas de rescate.

"La ruta fue la correcta, los cálculos fueron los correctos. Lamentablemente varios deslizamientos de material retrasaban el trabajo", enfatizó.

Causas del incidente

El presidente de Ecuador, Rafael Correa, quien había llegado el miércoles por la tarde a la mina para reunirse con técnicos y dialogar con familiares de los mineros, afirmó que una vez que concluyeran las labores de rescate debía examinarse cuáles fueron las causas del incidente y si se tomaron todas las medidas de seguridad por parte de la empresa minera a cargo de la explotación en el yacimiento.

Correa dejó la zona horas antes del hallazgo de los dos mineros sin vida, no sin antes expresar el compromiso de su gobierno de "reforzar mucho más la seguridad de las minas de Ecuador".

Image caption El viceministro de Recursos Naturales no Renovables defendió la estrategia usada en el rescate.

El incidente en Portovelo se produjo poco después del rescate exitoso de 33 mineros en Chile, los cuales permanecieron 69 días a más de 600 metros de profundidad.

Entre los socorristas que trabajaron en Portovelo en turnos ininterrumpidos se encontraba Fabián Vera, quien entró al yacimiento en busca de sus hermanos Walter y Ángel.

Otro de los hermanos Vera, Guido Vera, también participó en las tareas de rescate y debió ser atendido por médicos tras quedar extenuado.

Durante las tareas de búsqueda, varios socorristas presentaron problemas de asfixia y sufrieron golpes.

Autoridades ecuatorianas han asegurado que los familiares de los cuatro mineros muertos recibirán asistencia del gobierno.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.