La fortuna de los Euromillones tiene dueño

Euromillones
Image caption Es el mayor pozo ganado en una lotería en el Reino Unido.

Finalmente apareció el portador del billete de lotería ganador del pozo más grande jamás obtenido en el Reino Unido: 113 millones de libras, es decir unos US$180 millones.

Doce días después de que se supiera que el boleto premiado de la lotería Euromillones se había vendido en Reino Unido, el ganador reclamó el premio, aunque pidió permanecer en el anonimato.

Casualmente, el ganador hizo el reclamo el mismo día que el gobierno de David Cameron anunciaba los recortes de presupuesto más grandes desde la Segunda Guerra Mundial y la mayoría de los británicos se sentían un poco más pobres que el día anterior.

Sólo por tener el dinero en el banco, el afortunado ganará US$4.891.098 al año en concepto de intereses. Es decir, 8.500 libras (US$13.400) por día.

Anónimo

Por timidez o precaución, el ganador -o ganadores, ya que podría ser un grupo el que compró el billete- no ha dado a conocer su identidad.

Sin embargo, como advierte la página de internet de los Euromillones, es difícil permanecer en el anonimato, ya que "los medios de comunicación suelen descubrir al ganador en cuestión de días".

Tampoco se sabe dónde fue vendido el billete afortunado.

El sorteo se realizó el 8 de octubre pasado y desde entonces creció el suspenso en el Reino Unido, y las esperanzas de los otros compradores de billetes que deseaban que el pozo se declarara vacante.

Mientras tanto, más de 1.000 personas dijeron ser los ganadores del premio. Entre ellos una mujer de 77 años que aseguraba que había comprado el billete con los números ganadores pero que su marido lo había tirado a la basura.

Si fuera una sola persona y no un grupo, el ganador pasaría automáticamente al puesto 589 en la lista de los más ricos del país.

La lotería de los Euromillones se juega en nueve países: Francia, Reino Unido, Irlanda, España, Portugal, Bélgica, Suiza, Luxemburgo y Austria.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.