Paraguay: se recrudece la pelea en la cúpula del gobierno

Federico Franco, vicepresidente de Paraguay
Image caption Hasta el 6 de octubre, Franco estaba en ejercicio de la Presidencia debido a la enfermedad de Lugo.

Recrudece la batalla en la cúpula del gobierno paraguayo, en lo que parece una batalla entre la presidencia y la vicepresidencia del país. La razón son una serie de cambios efectuados en el alto mando militar mientras que el presidente Fernando Lugo estuvo de reposo por una trombosis, a principios de octubre.

El vicepresidente, Federico Franco, acusa a Lugo de haber "violado la Constitución" por haber asumido la responsabilidad de los cambios mientras estaba de reposo.

El pasado 4 de octubre, se realizaron cambios en 13 reparticiones militares que manejan recursos de la institución y al día siguiente, se emitió otra orden general por la que se pasó a "situación de excedente" (lista de retiro) a 14 generales de brigada, un contraalmirante, 8 coroneles y un capitán y más de 30 militares de menor rango.

Entre el 2 y el 6 de octubre, sin embargo, era Franco quien estaba en ejercicio de la presidencia mientras Lugo estuvo internado en el Hospital Sirio Libanés de Sao Paulo, en Brasil.

Según argumenta el vicepresidente, la Constitución paraguaya señala que entre las atribuciones de quien ejerce la presidencia está el cargo de comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación.

A Franco no le avisaron

Image caption Durante la ausencia de Lugo se realizaron cambios en la cúpula militar.

"No vengo hoy a este recinto a buscar revancha, a exigir o a reclamar. Vengo simplemente a exponer a este cuerpo deliberativo a fin de que los señores diputados tengan claro qué ha pasado", dijo Franco este miércoles en una sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados.

"No he tenido información del presidente, ni del ministro de Defensa ni de ningún jefe militar sobre los cambios que se han hecho y esos cambios estarían en colisión con lo preceptuado en la Constitución Nacional", afirmó.

Por su parte, el ABC Color, de Asunción, el de mayor tiraje en Paraguay, aseguró en un editorial que "las especulaciones que se escucharon con relación al tema (de los cambios), es que ante la gravedad del estado de salud del presidente, su entorno inmediato buscó la forma de poner a hombres de confianza en puestos claves de las FF.AA, para tener contrapeso ante una eventual asunción de Federico Franco como presidente".

Vea también: Gobierno acusa a "buitres políticos" que se aprovechan de Lugo

Lugo asumió la responsabilidad

Para Lugo, la cuestión militar está siendo "agitada como bandera de controversia absolutamente innecesaria por estos días".

En un mensaje a la ciudadanía, el jefe de Estado aseguró que "como presidente de la República soy el comandante en jefe de las Fuerzas Armadas de la Nación e imparto órdenes de cómo deben ellas estar organizadas. Ésta es una cuestión indelegable y cualquier cambio o modificación en la vida de las fuerzas militares siempre tendrá mi orden, autorización y anuencia", acotó.

"Por lo tanto, vanos son y serán los intentos por generar controversias en este ámbito cuya disciplina es una condición histórica de buen funcionamiento".

La discusión sobre la supuesta violación de la Constitución por parte del mandatario paraguayo, puso nuevamente en el tapete la posibilidad de que sea removido del cargo mediante un juicio político por "mal desempeño en sus funciones".

Sin embargo, la finalización de la sesión extraordinaria de la Cámara de Diputados sin una determinación ni resolución sobre el tema, aleja esa posibilidad prácticamente de manera indefinida.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.