Italia: la basura, motivo de discordia y protestas

Basura amontonada en una calle de Nápoles
Image caption Más de 2.000 toneladas de basura se amontonan en las calles de Nápoles, en el sur de Italia.

El gobierno de Italia retrasó la apertura de un polémico vertedero cerca de Nápoles luego de varias semanas de protestas de los residentes de la localidad de Terzigno por temores de contaminación.

La decisión se adoptó en momentos en que más de 2.000 toneladas de basura se amontonan en las calles de Nápoles.

En la madrugada del domingo, en Terzigno, donde se tiene previsto instalar el vertedero, hubo enfrentamientos entre manifestantes opuestos a la apertura del basurero y la policía.

Dos personas fueron detenidas y seis policías resultaron heridos.

Los residentes dicen que el nuevo vertedero, al pie del Monte Vesubio, sería un peligro para el medio ambiente y la salud.

El gobierno propuso retrasar la apertura para "aplicar óptimas condiciones medioambientales y sanitarias".

Sin embargo, los alcaldes de varias ciudades alrededor de la ciudad de Nápoles rechazaron esa decisión pues dicen que quieren abandonar la idea por completo.

El problema con la basura ha sido atribuido a la falta de incineradores y a que algunos vertederos locales -controlados por la mafia local, la Camorra- fueron utilizados para el vertido ilegal de residuos tóxicos.

Entre multas y rezos

El primer ministro, Silvio Berlusconi, prometió adoptar medidas con rapidez para lidiar con la disputa y envió a Nápoles al director de la autoridad de protección civil para tratar el tema.

Image caption Las protestas dejaron seis policías heridos.

Dos años atrás, cuando llegó al poder, Berlusconi dijo que iba a resolver los problemas que Italia tenía con la eliminación de residuos, especialmente en el sur del país, recuerda Duncan Kennedy, corresponsal de la BBC en Roma.

Por lo que, agrega, estos episodios resultan políticamente embarazosos para Berlusconi.

Las disputas por la recolección de la basura se han convertido en un problema crónico en esa ciudad del sur de Italia.

El Comisario de Medio Ambiente de la Unión Europea (UE) ha advertido a Italia de que se enfrentará a acciones legales y fuertes multas en caso de no mejorar la gestión de los residuos en Nápoles.

La anterior crisis de la basura en Nápoles, hace tres años, se saldó con una condena a Italia en marzo pasado de parte del Tribunal de Justicia de la UE.

El papa Benedicto XVI dijo el sábado que iba a rezar por una solución pacífica a esta disputa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.