Mandatarios latinoamericanos preocupados por posible legalización en California

Felipe Calderón, presidente de México, Juan Manuel Santos, presidente de Colombia y  Laura Chinchilla, presidenta de Costa Rica
Image caption Varios mandatarios dijeron que la legalización en California enviaría un mensaje contradictorio.

Los presidentes de Colombia, México y Costa Rica expresaron preocupación por la posibilidad de que el estado de California, en Estados Unidos, legalice la tenencia y cultivo de pequeñas cantidades de marihuana.

Sus declaraciones tuvieron lugar en una cumbre en la ciudad colombiana de Cartagena.

Los mandatarios de Colombia, Juan Manuel Santos, y de Costa Rica, Laura Chinchilla, señalaron que la legislación, de aprobarse en el referendo que se llevará a cabo el 2 de noviembre, enviaría un mensaje contradictorio.

Por su parte, el presidente de México, Felipe Calderón, aunque no mencionó directamente el referendo de California, expresó que no era posible enfrentar de manera aislada, desde las fronteras nacionales, al problema del narcotráfico.

"No siempre, desafortunadamente, hemos logrado que la voluntad política presente en estas reuniones se traduzca en acciones y estrategias completas y concretas", añadió.

Las opiniones de los mandatarios se dieron en Cartagena en la XII cumbre de los diez países del mecanismo de diálogo y concertación de Tuxtla, surgido en 1991.

Críticas

Durante la instalación del encuentro, Santos insistió en la tesis colombiana de la "responsabilidad compartida" en la lucha contra el narcotráfico, indicó el colaborador de BBC Mundo en Colombia, Hernando Salazar.

El mandatario colombiano sostuvo que "es confuso para nuestra gente ver que, mientras perdemos vidas e invertimos recursos en la lucha contra el narcotráfico, en países consumidores se promueven iniciativas como la del referendo de California para legalizar la producción, venta y consumo de marihuana".

"Me pregunto si la octava economía del mundo, que promueve con tanto éxito su tecnología de punta, sus películas y sus buenos vinos, va a permitir entonces la importación de marihuana a su llamativo mercado", añadió Santos, que la víspera se reunió con el subsecretario de estado de Estados Unidos, James Steinberg.

El mandatario colombiano insistió en que "si todo lo que estamos haciendo es enviar a nuestros conciudadanos a prisión mientras en otras latitudes se legaliza el mercado, entonces debemos preguntarnos: ¿no es hora de revisar la estrategia global frente a las drogas?"

Por su parte, en declaraciones a la cadena de radio colombiana Caracol, la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla, se mostró en desacuerdo con el referendo porque habría "un desfase que pondría en riesgo la lucha antidrogas". "Lo que estamos viendo es que a pesar de los esfuerzos que Centroamérica ha hecho para superar los problemas, se han perdido vidas humanas por la violencia social y el consumo de drogas en otros países", señaló.

Participe: ¿quién debe decidir?

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.