EE.UU.: miles atienden el llamado de "la cordura" en Washington de Jon Stewart

Jon Stewart
Image caption Este acto es visto como respuesta a la marcha convocada por el presentador Glenn Beck para "restaurar el honor".

Una de las marchas más difíciles de calificar es la que se realizó este sábado en Washington, la llamada "manifestación para restaurar la cordura" convocada por Jon Stewart, uno de los comediantes más populares de Estados Unidos.

Decenas de miles de personas se concentraron desde temprano en la explanada de los monumentos de la capital estadounidense respondiendo a la convocatoria de Stewart y su colega Stephen Colbert.

Lea también: ¿Quién es Jon Stewart?

Aunque la concentración no tenía una finalidad política expresa, el hecho de que se haya realizado a sólo tres días de las elecciones parlamentarias, fue interpretado por algunos como un esfuerzo por catalizar a los votantes de tendencia liberal, el público que suele apreciar más el trabajo de ambos comediantes.

Vea la "marcha por la cordura" en imágenes

"Como ustedes saben, si tienes muchas personas blancas en tu manifestación, entonces la tuya es una manifestación racista", expresó en la apertura Stewart para decir que el evento era una "perfecta representación de la demografía del pueblo estadounidense".

"Si tienes demasiadas personas de color en tu manifestación, entonces debes estar exigiendo algo: derechos especiales. Algo que nosotros como sociedad no estamos listos para dar", afirmó Stewart, quien se ha convertido en uno de los favoritos de los liberales estadounidenses.

"No estoy solo"

"Yo vine para ver cuánta gente 'sana' queda en este país y me da gusto ver que son bastantes todavía. Pensaba que estaba solo en el mundo", dijo a BBC Mundo, Richard Crowley, un estudiante de Delawere que dijo "simpatizar" con el Partido Demócrata.

"Yo estoy cansada de los mensajes tóxicos que hay en estos días finales de campaña, así que mejor que quedarme viendo TV en casa, me vine a sentir la vibra", aseguró Collen, una ama de casa de Virginia que empujaba con dificultad el coche de su hija en medio de la multitud.

"La vibra es excelente. No sentía algo así en Washington desde 2009", afirmó John Green, un empleado de una empresa de informática, en referencia a la concentración que se produjo para la toma de posesión del presidente Obama en enero de aquel año.

El evento de este sábado es visto por algunos como una respuesta al que en agosto pasado organizó el presentador de televisión Glenn Beck –una figura querida por los conservadores- que se llamó "restaurando el honor".

En aquella ocasión Beck invitó a la ex candidata republicana a la vicepresidencia Sarah Palin, muy apreciada por los seguidores del Tea Party, a una concentración que se movió entre las apelaciones religiosas y patriotas.

"Chi-chi-chi, le-le-le"

Image caption La marcha incluyó un homenaje a los mineros chilenos.

A los pocos minutos de empezar a hablar, Stewart fue interrumpido por Colbert –cuyo personaje es el de un presentador ultraconservador en un programa de sátira política que sigue al The Daily Show– quien apareció en el escenario en un remedo de la cápsula Fénix 2 que se usó para rescatar a los 33 mineros atrapados en Chile.

Colbert empezó a cantar "Chi-chi-chi, le-le-le", como hacían los rescatistas cada vez que sacaban a uno de los atrapados. Los asistentes lo siguieron, aunque en las partes traseras de la concentración algunos no tenían idea de por qué entonaban el pegajoso cántico.

A muchos les sirvió la explicación que dio un grupo de jóvenes originarios de varios países latinoamericanos y residenciados en la zona de Washington, quienes llevaban cascos de constructor y camisas con la bandera de Chile en "honor a América Latina", según le aclaró uno de ellos a BBC Mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.