EE.UU.: controversia electoral con hispanos en Arizona por votos "provisionales"

Gobernadora de Arizona, Jen Brewer.
Image caption Jan Brewer podría tener que aplazar la celebración de su triunfos en las elecciones de mitad de periodo.

La gobernadora de Arizona Jan Brewer y el senador por el estado John McCain, entre otros, podrían tener que aplazar la celebración de sus respectivos triunfos en las elecciones de mitad de periodo de Estados Unidos.

En realidad, todos los candidatos de Arizona que ganaron en los comicios del 2 de noviembre tendrán que esperar por la decisión de un tribunal federal para que sus victorias queden oficialmente certificadas.

La dilación podría ser el resultado de una moción presentada por el Fondo Mexicano para la Defensa Legal y la Educación (MALDEF por sus siglas en inglés) que busca que sean contados los votos provisionales depositados el día de los comicios por personas que no pudieron registrarse para votar porque no podían demostrar que eran ciudadanos estadounidenses.

Representantes de MALDEF solicitaron este viernes a la Corte Federal de Apelación del Distrito 9 que ordene a los 15 condados de Arizona realizar un conteo de esos votos.

Provisionales

Se calcula que el pasado 2 de noviembre se emitieron cerca de 84.000 boletas provisionales que quedan sin ser contadas por una razón u otra.

En algunos casos fue porque las personas que estaban registradas para votar no llevaban consigo la identificación requerida en las urnas y tienen hasta las 5 de la tarde de este martes para proporcionar los documentos.

Pero se desconoce cuántos de esos votos provisionales son de personas cuyos nombres no figuraban en los listados electorales.

La corte de apelaciones donde fue depositada la moción espera que los condados presenten este martes sus respuestas a la moción en el caso González v. Estado de Arizona. MALDEF deberá responder este miércoles para que entonces la corte pueda decidir si ordena o no el conteo de los votos, informó a BBC Mundo Nina Perales, abogada de la organización.

El procedimiento podría retrasar la certificación de los ganadores que deben hacer los condados a más tardar este viernes 12 de noviembre.

Reivindicación

Image caption Se calcula que unas 84.000 boletas provisionales quedaron sin ser contadas por alguna razón.

Perales admitió que no espera que el conteo de los votos modifique el resultado de los comicios.

"No es por eso que estamos pidiendo que se cuenten los votos provisionales. Este caso se trata de personas a quienes se les negó el derecho a votar. Se trata de revindicar el derecho al voto", agregó Perales.

El secretario de estado de Arizona, Ken Bennett, dijo que la solicitud, si procede, podría crear "una pesadilla logística" para los condados.

Cientos de personas en Arizona no pudieron registrarse para votar debido a una ley aprobada por los votantes en 2004 que exige a las personas mostrar prueba de su ciudadanía estadounidense para poder participar en el proceso electoral.

No obstante, tras una moción presentada por MALDEF este año, la provisión de esa ley, conocida como Proposición 200, fue declarada inválida por la corte de apelación el pasado 26 de octubre, apenas una semana antes de la celebración de las elecciones el 2 de noviembre.

La decisión de la corte se fundamentó en la conclusión de que el requisito de mostrar documentos de ciudadanía entra en conflicto con una ley federal.

Perales explicó que a pesar de que la provisión fue derogada, las autoridades electorales del estado continuaron exigiendo prueba de ciudadanía para inscribir a los electores.

"A ellos se les negó de forma continua su derecho a registrarse y a votar", agregó la abogada.

Conflicto

Mientras que las autoridades electorales de Arizona culpan a MALDEF de retrasar la certificación de los ganadores, la organización argumenta que el estado pudo haber tratado de corregir la situación antes de que se efectuaran las votaciones.

El portavoz del secretario del estado, Matthew Benson, explicó a BBC Mundo que si la corte aprueba la solicitud de MALDEF "se retrasarán los resultados finales de las elecciones de Arizona y retardará el conteo de los votos del estado".

Benson agregó que los condados tendrán que revisar las solicitudes de inscripción electoral hechas durante un periodo de 90 días, para determinar cuáles fueron rechazadas por la incapacidad de comprobar la ciudadanía de EE.UU.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.