Los robots se preparan para la Copa Mundial

Robot futbolista en acción.
Image caption Los robots futbolistas sirven para crear mucho software y progresar en el perfeccionamiento de los robots.

El Reino Unido prepara una de sus primeras selecciones de robots para enviarlos a participar a la Copa Mundial de Fútbol de Robots, de 2011.

Las investigaciones se llevan a cabo en la Universidad de Edimburgo, Escocia, y ya están en la etapa de refinar los sistemas inteligentes que controlan un equipo de tres robots humanoides en la cancha.

Los científicos inscribirán a su trío de jugadores en la competencia RoboCup, que enfrenta a robots del mismo estándar.

La competencia por llegar a las finales se augura fiera, ya que la RoboCup de 2010 concitó el interés de 40 naciones.

Fútbol y experimentación

"El fútbol es un juego bello y difícil", apunta el doctor Subramanian Ramamoorthy, profesor asistente en la escuela de Informática, de la Universidad de Edimburgo, quien tiene a su cargo la supervisión del equipo de robots, mientras que el aprendizaje de tácticas y el juego en conjunto está cargo de seis estudiantes.

El doctor Ramamoorthy dice que la creación de pequeños robots humanoides para jugar un partido de fútbol es una buena forma de desarrollar y refinar software para robots que se dedicarán a ayudar a los seres humanos.

"Es un acotado sitio de experimentos para poner a prueba diferentes cosas que son arduas en robótica", afirma el doctor Ramamoorthy.

"El robot tiene que mirar, moverse, patear y todo esto tiene que ser hecho en el contexto de trabajo en equipo".

Los investigadores de Edimburgo están planeando inscribir un equipo en la liga estándar de la competencia RoboCup.

Todos los inscritos debe utilizar el mismo robot, un pequeño humanoide llamado Nao, hecho por la firma francesa Aldebaran Robotics.

Esta parte de la competencia atrae típicamente a la mayoría de los inscritos y se llevan a cabo partidos eliminatorios para descubrir los mejores equipos que deben pasar a la competencia principal de RoboCup.

Cuando jueguen juntos, los tres robots deben actuar en forma autónoma y no recibir ayuda de quienes los manejan. Los robots se pueden comunicar vía wi-fi para coordinar el trabajo colectivo.

Límites y superación

Image caption Cuarenta naciones participaron en la RoboCup 2010.

El desafío de hacerlos trabajar en conjunto es mucho mayor, señala el doctor Ramamoorthy, debido a los límites de la visión y el poder de procesamiento del robot Nao.

El trabajo actual está destinado a mejorar el sistema de procesamiento visual de los robots, de modo tal que sean capaces de ubicar el brillante balón naranja de la competencia.

"La visión para los robots es algo muy difícil", afirma el doctor Ramamoorthy, "debido a que carecen de visión periférica, algo que los humanos utilizamos en gran medida. También tenemos una visión muchísimo más eficiente cuando hay poca luz".

Hay que agregar claves visuales al sistema de movimiento del robot para que pueda notar cuando la pelota va en su dirección. Al hacer esto, también tendrá que tomar en cuenta las acciones de compañeros de equipo o de rivales.

De acuerdo con las reglas de RoboCup tocarse constituye automáticamente una falta.

"Las reglas son estrictas y hay que jugar de acuerdo con ellas", dice el doctor Ramamoorthy.

Así como un campeonato para humanoides, el RoboCup también tiene competencias para equipos simulados y robots medianos y pequeños.

El RoboCup fue creado con el objetivo de reunir, para 2050, un equipo de robots humanoides que puedan enfrentar y batir a los mejores jugadores humanos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.