Haití/cólera: descubren cómo se originó mortal brote

Hombre con mascarilla
Image caption Los resultados podrían incrementar la tensión y el rechazo de los haitíanos a los nepalíes.

Las autoridades médicas de Estados Unidos confirmaron el lunes que las cepas del brote de cólera que causó más de 330 personas en Haití coinciden con las cepas que se encuentran en el sur de Asia.

Aunque los hallazgos no son definitivos, la revelación de estos datos avala la hipótesis de que el brote podría haber sido transmitido por las fuerzas de paz de Naciones Unidas provenientes de Nepal e instaladas en el país, puesto que el cólera es una enfermedad endémica en Nepal.

La investigación puede ayudar a resolver uno de las mayores enigmas en torno a la epidemia: determinar la procedencia de la enfermedad que se produjo en un pequeño centro rural recientemente en Haití, un país que no había sufrido nunca antes en su historia el cólera.

Naciones Unidas, por su parte, emitió un comunicado en el que afirmó que antes del despliegue de las tropas se realizaron pruebas médicas para comprobar que ninguno de los 710 soldados nepaleses tenía la enfermedad y que los resultados fueron negativos. Pero funcionarios de la ONU indicaron que se están investigando las acusaciones.

Los resultados podrían incrementar también el descontento de los haitianos, luego de que centenares de personas se manifestaron el pasado viernes en la ciudad de Maribalais para reclamar que los soldados nepaleses sean envíados de vuelta a casa.

No definitivo

Las pruebas no determinan el lugar exacto de donde proviene la enfermedad o determina cómo viajó hasta allí, pero si que son útiles porque elimina otras hipótesis, como la que lo vincularía a una cepa relacionada con un brote que tuvo lugar en América del Sur en los años 1990.

Para determinar su procedencia, los expertos del Centro para el Control y la Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos (CDC por sus siglas en inglés) analizaron la llamada huella de ADN de la enfermedad tomando muestras de varios pacientes haitianos que eran idénticas entre sí.

Al compararlas con otras cepas identificadas de la enfermedad se dieron cuenta que a la que más se parece es a una variante muy frecuente en el sur de Asia.

Los resultados podrían incrementar las tensiones en el país, pero los expertos del CDC aseguran que el hecho que sus hallazgos vinculen el brote con una cepa del sur de Asia no prueba nada.

"Aunque los resultados indican que la cepa no es haitiana, las cepas de cólera pueden desplazarse entre diferentes zonas debido al comercio y los viajes globales", declaró el ministro de Salud haitíano, Alex Larsen, en un comunicado.

"Por lo tanto nunca sabremos el origen exacto de la cepa que está provocando la epidemia en Haití. Esta cepa fue transmitida por alimentos o agua contaminada, o por una persona infectada", añadió.

Reacción de la ONU

Ante el temor de que estos resultados puedan incrementar el rechazo a los soldados de Nepal enviados a la zona, la ONU reaccionó afirmando que los resultados de una investigación independiente sobre el origen de la enfermedad eran bienvenidos pero que no se pueden lanzar acusaciones.

"No estamos de acuerdo con lanzar un dedo acusador basado en la especulación que puede realmente dañar la reputación de nuestros soldados nepaleses en la zona. Hay algo que quiero enfatizar, si hubiera habido cólera aquí nosotros hubiéramos sidos los primeros en saber si ese era el caso. Es nuestro batallón y nuestra gente y no queremos que estén enfermos", explicó Vincenzo Pugliese, vocero de la Misión de Estabilización de Naciones Unidas en Haití (MINUSTAH por sus siglas en inglés).

Image caption Los expertos afirman que el hallazgo no prueba nada y que son necesarias más pruebas.

La semana pasada la ONU declaró que "estaba tomando en serio las acusaciones de que aguas residuales provenientes de letrinas en la parte trasera de la base militar podrían ser la fuente del brote".

La ONU afirmó rotundamente que los soldados nepaleses "habían sido sometidos a todas las pruebas médicas antes de su despliegue en Haití".

Los soldados nepaleses llegaron recientemente y su base está instalada cerca de un río que es afluyente del Artibonite, que fue clasificado como el epicentro desde dónde se expandió la enfermedad que ha afectado a más de 4.700 personas, y cuya transmisión se vio favorecida por la falta de inmunidad de los haitianos.

Las autoridades médicas todavía trabajan para evitar que la enfermedad pueda expandirse por los campos de refugiados del pasado terremoto de enero, zona especialmente vulnerable debido a que se concentran las condiciones idóneas para la propagación de la enfermedad, que se transmite mediante heces humanas contaminadas generalmente a través del agua.

"Cientos de miles de personas aún viven en muy malas condiciones en la capital, por lo que la clave sigue siendo evitar la propagación de la enfermedad", le dijo a la BBC Sarah Jacobs, de la organización no gubernamental Save The Children.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.