Cinco obispos anglicanos se integran a la Iglesia Católica

Rowan Williams, arzobispo de Cantórbery.
Image caption Williamson dijo que lamentaba las renuncias de los obispos anglicanos.

Cinco obispos anglicanos se disponen a unirse a la Iglesia Católica acogiéndose a un programa del Vaticano destinado a los practicantes de esta fe que se consideran desilusionados.

La iniciativa involucra a tres obispos activos y dos jubilados.

El Vaticano ha dicho que los grupos de anglicanos que se integren a la Iglesia Católica podrán mantener su propia identidad religiosa.

Las divisiones entre los anglicanos se centran en torno a la posición del ente frente a la homosexualidad y la ordenación de mujeres.

El Arzobispo de Cantórbery, Rowan Williams, la mayor autoridad eclesiástica de la Iglesia de Inglaterra, dijo que las renuncias eran "lamentables".

Los obispos activos son Andrew Burnham, Keith Newton y John Broadhurst. A ellos se agregan Edwin Barnes y David Silk, jubilados.

Los obispos Burnham, Newton y Broadhurst actuaban en la condición de "obispos voladores", es decir, atendiendo todas las parroquias donde las congregaciones habían votado por no permitir que una mujer sacerdote se encargara de las ceremonias.

El obispo Broadhurst, el líder de la organización tradicionalista Forward in Faith, ya había anunciado, en octubre, que se convertiría en el cuarto obispo en adoptar la fe romana.

'Devota entrega'

En un comunicado, los cinco obispos afirman: "Hemos estado alarmados, durante los últimos 30 años, al ver que católicos y protestantes se separan más y más en relación a cuestiones del momento."

Dicen que la proposición del Vaticano es "una propuesta generosa a varias solicitudes de ayuda a la Santa Sede y un instrumento ecuménico audaz en la búsqueda de la unidad de los cristianos."

Image caption El obispo Burnahm era uno de los llamados "obispos voladores" y renunció junto a otros cuatro purpurados.

El arzobispo de Cantorbery, Rowan Williams, dijo: "Acabo de aceptar, no sin pesar, las renuncias de los obispos, quienes han decidido que su futuro en el ministerio cristiano está en las nuevas estructuras propuestas por el Vaticano.

"Les deseamos mucha ventura en el nuevo estadio de su servicio a la Iglesia y estoy agradecido por su fiel y devota entrega a la Iglesia de Inglaterra durante tantos años".

El cambio fue anunciado por la Iglesia Católica en Inglaterra y Gales.

El obispo Alan Hopes, el obispo auxiliar de la diócesis de Westminster de la Iglesia Católica, expresó que la decisión de los cinco obispos era muy bienvenida.

Y agregó: "En nuestra reunión plenaria, la próxima semana, la Conferencia de Obispos Católicos de Inglaterra y Gales explorará el establecimiento del ordinariato y la cálida bienvenida que pensamos extenderle a aquellos que forman parte de él".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.