Mosquitos estériles contra el dengue

Mosquito
Image caption Los expertos buscan detener la expansión de la fiebre del dengue.

Científicos del Reino Unido aseguraron haber realizado experimentos en el Caribe para combatir el dengue por medio del uso de mosquitos genéticamente modificados.

Las pruebas se realizaron en una zona controlada de las Islas Caimán, donde se liberaron tres millones de mosquitos machos estériles.

Estos mosquitos buscan activamente a las hembras, pero la mayoría de las larvas que producen mueren antes de ser incubadas, mientras que el resto sobrevive por muy poco tiempo.

De acuerdo con los investigadores de la compañía biotecnológica Oxitec, el experimento resultó en una reducción del 80% la población de la especie en seis meses.

Consecuencias

Los autores de la prueba destacan que la idea podría ayudar a detener la rápida expansión de la fiebre del dengue.

No obstante, los críticos del experimento señalan que la liberación de mosquitos con alteraciones genéticas podría potencialmente acarrear consecuencias devastadoras para el medio ambiente.

Los brotes de dengue se han convertido en una de las mayores amenazas sanitarias del mundo y en este año se ha producido un fuerte incremento del número de casos en algunos países, sobre todo del sureste asiático, como Laos y Filipinas.

Latinoamérica, otra de las regiones más expuestas a la enfermedad, registra brotes de dengue de cada tres a cinco años, una frecuencia cada vez mayor.

Según la Organización Mundial de la Salud (OM), se registran unos 50 millones de casos de dengue cada año.

De esos casos, 25.000 resultan letales.

Transmitida por el mosquito Aedes aegypti, la enfermedad no tiene una vacuna que la combata o tratamiento específico.

El experimento en Islas Caimán se llevó a cabo entre abril y octubre de este año.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.