Venezuela: navidades con poco consumo

Decoración de Navidad
Image caption ¿"Consumistas" en crisis"?

Corre el mes de noviembre. Un fenómeno extraño por esta época del año en Venezuela, acostumbrada a la abundancia de recursos derivada de la renta petrolera, parece haber tomado los centros comerciales: una falta de clientes.

O al menos de aquellos dispuestos a traspasar el importante umbral que separa a quien sólo está mirando los anaqueles de aquél que en definitiva toma su billetera y compra.

"Estamos bastante deprimidos", le dice a BBC Mundo Franklin, el encargo de una juguetería en uno de esos centros comerciales. "A esta altura el año pasado estábamos llenos, y mira ahora", dice, mientras desempaca unas muñecas recién llegadas, cómodamente apiladas en los pasillos casi desiertos.

Una combinación de poca mercancía con disminución del poder adquisitivo no augura a los comerciantes unas felices navidades este año.

Macroeconomía en contra

Los motivos son complejos, pero se explican a partir de cifras poco alentadoras, como el crecimiento y la inflación. Se espera que Venezuela, junto con Haití, sean los únicos países de la región que no crezcan este año (economistas esperan un retroceso de hasta 3 puntos del Producto Interno Bruto).

Sobre lo segundo, datos publicadas por el Banco Central de Venezuela (BCV) esta semana señalan que el porcentaje acumulado para el año, hasta el mes de octubre, es 23%, lo que desde ya sitúa al país entre las naciones más inflacionarias del mundo.

Según dijo recientemente el ministro de Finanzas y Planificación, Jorge Giordani, Venezuela se encuentra a las puertas de "un nuevo ciclo de crecimiento".

Giordani observa que "la tendencia cambió" (la inflación siguió subiendo y el PIB siguió cayendo, pero en menor proporción) según avanzó el año. Esto después de unos resultados muy negativos, que atribuyó a la "caída abrupta petrolera" derivada de la crisis económica mundial

Tales apreciaciones son objeto de un acalorado debate entre economistas críticos y portavoces oficiales. El hecho, en lo que a estas navidades toca, es que el poder adquisitivo no escapó a la tendencia de 2010.

De acuerdo con el BCV, la capacidad de compra de los venezolanos cayó el 4,9 % durante el último año. Los más afectados fueron los profesionales y científicos, sector para el cual la merma fue de más del 18%.

¿Cómo se traduce esto en la práctica? La más reciente encuesta "Pulso del Consumidor" de la firma Datos sugiere que los venezolanos están gastando menos en algunas categorías de productos no indispensables, como café y cigarrillos (34% de encuestados redujo su consumo), telecomuniaciones (31%), peluquería (20,6%) y bebidas alcohólicas (20,1%).

"Consumistas" en crisis

Image caption Observadores dicen que el consumo en Venezuela ha bajado.

Así que los locales, popular e históricamente tildados de "consumistas" -incluso por el presidente Hugo Chávez, que ha condenado en varias ocasiones los altos niveles de gasto en productos como whiskey o cirugías plásticas- parecen haber tropezado con la realidad de una recesión que no amaina, ni siquiera frente a la temporada de tradicional derroche decembrino.

"El venezolano ha cambiado el patrón de consumo. Tenemos encuestas que dicen que la gente va a los centros comerciales a pasear y a ver, y no a hacer compras", le dice a BBC Mundo el presidente del gremio que agrupa a los comerciantes del país, Consecomercio, Fernando Morgado.

"Hay muchos mirones que no compran. Pero es como todo: primero la comida, y después lo que alcance", le dice a BBC Mundo, resignado, el encargado de una tienda de equipos y productos deportivos.

En su caso, las ventas de diciembre y enero -"cuando se produce la culpabilidad o conciencia por todo lo que se comieron en diciembre", dice el encargado- representa el 30% de todos los ingresos para el año. "Esperábamos que esta temporada sirviera para tapar todos los huecos de 2010, que son muchos", añade.

Pero tanto en la tienda de deportes como en la de juguetes admiten que, de todas maneras, no tienen mucho qué ofrecer. La mercancía nueva está llegando a cuenta gotas, y nadie parece tener muy claro qué tendrá para vender.

Tiendas en crisis

"Es notorio que vamos a conseguir menos cantidad de productos navideños y menos variedad, salvo algunos casos puntuales de comerciantes que hayan podido tomar sus previsiones a tiempo. Antes, en esta época el año, los puertos estaban abarrotados, pero ahora no es así", señala Fernando Morgado.

Los comerciantes lo atribuyen al régimen de control de cambio, que este año fue reforzado con la virtual eliminación del mercado paralelo o de permuta de bonos, que ahora administra directamente el BCV.

Con todo, en la juguetería tienen la esperanza de que las ventas se activen. Y más vale, pues para ellos representan el 40% del total anual. "Algunos nos han dicho que les pagarán las utilidades el 15 de diciembre. Quizás haya una semana de locura antes de navidad", dice el encargado.

Como dijera Fernando Morgado: "Estamos esperando que este mes y medio que falta pueda ayudar un poco". O eso piden los comerciantes en su carta al Polo Norte.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.