"Sequía catastrófica" amenaza a Bolivia

Lago Titicaca
Image caption Una sequía catastrófica amenaza al Lago Titicaca para el 2050.

Partes de Bolivia -incluida su capital La Paz- podrían convertirse en un desierto si las temperaturas del planeta aumentan más de 1,5 o 2 grados, afirma un estudio en Estados Unidos.

La investigación, financiada por la Fundación Nacional de Ciencia, señala que si continúa la tendencia actual de calentamiento global, La Paz podría enfrentar para el año 2050 una sequía de niveles "catastróficos".

Este potencial panorama desértico sería desastroso para el abastecimiento de agua y capacidad agrícola de los dos millones de habitantes de la capital boliviana, expresan los científicos en Global Change Biology (Biología del Cambio Global).

Y también regiones de Perú están amenazadas, agregan.

Los investigadores del Instituto de Tecnología de Florida llegaron a esta conclusión tras analizar los registros ecológicos históricos de los Andes.

Éstos incluían los cambios durante 370.000 años en la vegetación y el clima de los ecosistemas andinos.

Encogimiento

El análisis, llevado a cabo con polen fosilizado atrapado en los sedimentos del Lago Titicaca, reveló que durante dos de los últimos tres periodos interglaciares (el intervalo que separa a dos periodos glaciares), ocurridos hace entre 130.000 y 115.000 años y entre 330.000 y 320.000, el lago Titicaca (ubicado entre la frontera de Perú y Bolivia) se encogió 85%.

Esto ocasionó que los prados y campos adyacentes se convirtieran en un desierto y que los árboles migraran cuesta arriba, afirman los investigadores.

"La evidencia de que hubo un súbito cambio hacia un estado mucho más seco, es clara" expresa el profesor Mark Bush, climatólogo que dirigió la investigación.

Image caption Este panorama podría ser muy distinto en el futuro, dice el estudio.

Según los investigadores, durante episodios de temperaturas moderadas los bosques tienden a migrar cuesta arriba.

Pero si el calentamiento continúa, el ecosistema es reemplazado por un nuevo estado más seco que detiene la expansión de los bosques.

"Si el lago se contrae, los efectos del clima local atribuibles a un lago más grande -como una mayor precipitación fluvial- se perderían" dice Mark Bush.

Los autores afirman que, dado el ritmo de calentamiento que ocurrido en los Andes peruanos -de entre 0,3 y 0,5 grados centígrados por década- el cambio a un estado desértico podría ocurrir entre el 2040 y 2050.

"Las implicaciones serían enormes para dos millones de personas" dicen los autores.

Una sequía severa y la pérdida del agua almacenada en los lagos de la región, reduciría la producción de regiones agrícolas importantes y amenazaría los abastecimientos de agua potables".

Aunque estudios en el pasado ya han planteado la posibilidad de una severa sequía en la región, ésta es la primera vez que los científicos pueden establecer cuándo podría ocurrir ese cambio.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.