Irlanda: el gobierno se reúne el fin de semana para decidir sobre recortes

Titular de un diario expuesto en una calle de Dublín.
Image caption El gobierno irlandés se propone reducir su abultado déficit del 32% del PIB al 3%.

El gobierno irlandés celebrará una reunión extraordinaria este domingo para ultimar los detalles de un plan de austeridad de cuatro años, según supo la BBC.

Al mismo tiempo, Dublín negocia con la Unión Europea (UE) y el Fondo Monetario Internacional (FMI) un multimillonario paquete de ayuda para sanear las cuentas de los bancos irlandeses.

La trascendencia de la crisis irlandesa reside en que están en juego la supervivencia de importantes bancos europeos y la estabilidad del euro, la moneda que rige para 16 países de la UE.

Lea: El euro tiembla a causa de Irlanda

El déficit irlandés se disparó hasta el 32% del Producto Interno Bruto después de que el gobierno inyectara ingentes cantidades de dinero público en el sistema bancario.

Se espera que de la reunión del domingo salga un plan a cuatro años de reducción del déficit al 3% del PIB, y que este se conozca el martes como muy tarde.

Sólo entonces, se publicarían los términos del plan de rescate de la UE y el FMI, informó el especialista de economía de la BBC Joe Lynam.

Desacuerdo

Image caption Irlanda ha entrado en una aguda crisis económica.

Sin embargo, en las últimas horas surgió un obstáculo que ha puesto en peligro el acuerdo con los organismos internacionales.

Alemania y Francia, los principales contribuyentes europeos al rescate, condicionan la entrega del dinero a una subida del impuesto a la renta de las empresas, que en Irlanda es de un 12,5%, muy por debajo de la media europea.

Lo consideran una ventaja desleal sobre el resto de la eurozona y una de las causas del gigantesco déficit fiscal irlandés.

Lea: Irlanda, el euro y los paraísos fiscales

Este ha sido durante años un motivo de queja de otros socios comunitarios, pero ahora argumentan que de esta forma Dublín aumentaría su recaudación fiscal y el saneamiento de sus finanzas no dependería en exclusiva del fondo de rescate.

Por otro lado, este viernes se conoció otra noticia que ha incrementado aún más la preocupación en torno a la salud de la economía irlandesa: uno de los mayores bancos del país, Allied Irish Banks, dio a conocer que estaba experimentando una fuga masiva de depósitos.

La entidad reveló que sus clientes habían retirado el 17% de sus depósitos en 2010, una caída de US$18.000 millones, aunque quiso advertir que no se trataba de depositantes ordinarios sino instituciones y empresas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.