México tiene un diccionario ¡muy chido!

Abecedario
Image caption El Diccionario de Mexicanismos reúne más de 30.000 entradas, palabras y acepciones sólo utilizadas en México.

En México cuando una persona quiere desentenderse de algún asunto, dicen que "hace como que la Virgen le habla". O si alguien "ya las dio", quiere decir que accedió a un encuentro sexual. Y escuchar que un amigo "colgó los tenis", "chupó Faros", "enrolló el petate" o "bailó las calmadas" significa simplemente que murió.

Frases como estas forman parte del nuevo Diccionario de Mexicanismos, que reúne más de 30.000 entradas, palabras y acepciones sólo utilizadas en México.

El volumen, elaborado por la Academia Mexicana de la Lengua, compila por primera vez todas las facetas del léxico y expresiones cotidianas utilizadas en el país, especialmente en zonas urbanas.

Define, también, parte de la idiosincrasia de los mexicanos, le dice a BBC Mundo la coordinadora del diccionario, Concepción Company.

Participe: Catálogo de frases únicas

"Comparte una buena parte del español de otros países, como cualquier hispano hablante, pero tenemos una idiosincrasia propia, un modo de hablar nuestro que nos da identidad".

Así, temas como sexo, machismo, homofobia, muerte o vocablos indígenas son comunes en el documento, porque reflejan los grandes ejes culturales de la sociedad mexicana en estos días.

Lenguaje urbano

La mayoría de las expresiones reunidas en el diccionario provienen de las zonas urbanas más grandes del país, que se concentran en la región central, el oeste y parte del sur.

Es la primera vez que una investigación académica reúne vocablos de todos los estratos sociales, sin concentrarse sólo en expresiones consideradas como cultas.

En las páginas se mezclan palabras como "chido", una forma de decir que algo es agradable, con frases como "homicidio imprudencial", que define una muerte provocada por un accidente, o "parteaguas", para definir un cambio importante.

Hay, también, rasgos propios de los mexicanos, pero que se pueden encontrar en otras regiones del continente.

Los investigadores de la Academia documentaron una gran cantidad de expresiones verbales para eludir responsabilidades o no aceptar los descuidos.

"Los mexicanos preferimos decir se me rompió el jarrón o se me perdió el dinero, en vez de decir perdí cien pesos", dice Company, algo que puede parecer extraño porque, por ejemplo, las monedas no caminan solas... y no pueden extraviarse.

Sexo y creatividad

El lenguaje cotidiano refleja varios ejes culturales que definen a la sociedad mexicana.

Sexo, muerte, machismo y homofobia son ejemplos de rasgos muy presentes en todos los estratos sociales.

Por ejemplo, en el diccionario se encuentran unas 250 vocablos distintos para hablar del pene, pero en contraste hay sólo 30 conceptos sobre el órgano sexual femenino.

Los investigadores de la Academia encontraron muchas expresiones distintas para hablar de los homosexuales, y también una cantidad importante de variaciones sobre el verbo chingar que lo mismo puede tener un sentido sexual, que definir una expresión de poder.

Surgen entonces frases como "se chingó un auto" para decir que alguien robó el vehículo, o bien otras como "ese güey es chingón", una forma de expresar admiración por una persona.

Palabras importadas

El Diccionario de Mexicanismos, como otros documentos de ese tipo, es en el fondo el retrato de una sociedad en movimiento.

Y como tal incluye una cantidad importante de expresiones de otros idiomas que se incorporaron al lenguaje común.

En México las personas dicen "vestir casual", que proviene del inglés casual, para decir que usan ropa informal.

Hasta ahora no se ha encontrado una palabra que sustituya a "mouse", el nombre del aditamento utilizado para mover el cursor en la pantalla de la computadora.

O la tecla almohadilla, con el símbolo de número, se llama "tecla gato" en México, porque el símbolo # se utiliza en un popular juego infantil.

Para recopilar los vocablos y frases, los investigadores de la Academia recurrieron a distintas fuentes, desde entrevistas con comerciantes, vendedores de tacos o académicos, hasta la consulta de películas y tiras cómicas.

Contenido relacionado